El Blog

Calendario

<<   Enero 2010  >>
LMMiJVSD
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Categorías

Sindicación

Enlaces

Alojado en
ZoomBlog

ZACARÍAS 12 / BRASERO DE FUEGO ENTRE LEÑA

Por cristianogiv - 16 de Enero, 2010, 20:16, Categoría: General

Las señales de los tiempos (2) Zacarías 12 Vamos a orar para que nuestro espíritu y nuestro corazón estén exclusivamente centrados en el Señor. Amén. Querido Padre, querido Señor, tú dijiste que donde estamos dos o tres reunidos en tu nombre allí estás tú mismo. Necedad nuestra sería no aprovechar tu presencia prometida y centrarnos en cualquier otra cosa o en cualquier otra persona diferente a ti. Señor: límpianos con tu preciosa sangre, te hemos pedido y te seguimos pidiendo perdón por todos nuestros pecados, creemos en tu fidelidad, creemos en tu bondad Señor; te rogamos que puedas pasar por encima de nosotros mismos, que puedas pasar por encima de cualquier mala disposición de nuestra parte, que tú puedas Señor compadecerte de nosotros y atraernos a ti; que podamos Señor, en nuestros espíritus, estar delante de ti, que no estemos solo en nosotros mismos, que no estemos solo en nuestro hombre natural puesto que tú nos pusiste en el Señor Jesús, tú nos crucificaste con El y fuimos sepultados juntamente con El para muerte por el bautismo Señor; y ahora también nos has resucitado Padre, juntamente con El y nos has sentado también juntamente con El, en los lugares celestiales en Cristo. Así que no solamente estamos reunidos Señor aquí en Barbosa sino que también estamos reunidos en tu santa presencia y en lugares celestiales. Ayúdanos a estar delante de ti con reverencia con fe y con atención y líbranos de la obra del enemigo y líbranos de nosotros mismos, de nuestro propio mal y gracias Señor por habernos librado y habernos trasladado de la potestad de las tinieblas al reino de tu amado hijo Jesucristo. Señor Jesús, reina sobre nosotros con tu Santo Espíritu y ayúdanos a vivir por tu gracia, delante de ti y para ti en el precioso nombre del Señor Jesús, amén. Hermanos: Estos días, son días especiales, son días que el Señor escogió para que nosotros los viviéramos, no me refiero a los días en que vamos a estar aquí reunidos o sea hoy, o si este fin de semana si Dios lo quiere, sino estos días de nuestra generación y especialmente estos días en que nos toca a nosotros, por una parte ser testigos de las cosas que están sucediendo y por otra parte no solamente testigos sino también de alguna u otra manera participantes. Estos son tiempos previstos en las sagradas escrituras y ya desde su época el Señor Jesús reprendía a los religiosos de la época diciéndoles que nosotros a veces sabemos mirar al cielo, ver los arreboles y saber si en estos días va a hacer calor o si va a llover y dice y ¿…cómo no podemos también discernir las señales de los tiempos? Entonces el Señor Jesús usó esa expresión; esa es una expresión que viene de la boca del señor Jesús: las señales de los tiempos. No sé si en estos días vamos a estarnos concentrando un poquito en algunas de esas señales de los tiempos. Necesitamos estar muñidos de la munición de la palabra del Señor, a esa munición me refiero, muñidos de la palabra del Señor para que a través del instrumento de la palabra del Señor, nosotros podamos interpretar los tiempos con sus señales, las señales de los tiempos en las cuales Dios nos predestinó para que nosotros viviéramos. Nosotros hubiéramos podido haber nacido en la generación antidiluviana pero Dios, envió a otras personas a esas épocas. Tampoco, doy gracias a Dios, nos tocó vivir en los tiempos patriarcales, en los que eran muy pocas las personas que conocían a Dios, la mayoría estaban en idolatría, en oscuridad y el Señor comenzó un trabajo con los patriarcas: con Abraham, con Isaac con Jacob, con los hijos de Israel o después en la época de Moisés, cruzando el mar rojo, cruzando el desierto de Sinaí, entrando en Canaán, la época de los jueces, la época de los reyes y los profetas; ni siquiera la época llamada el cumplimiento del tiempo en la primera venida del Señor Jesucristo. Los apóstoles decían, pensando si era en el tiempo de ellos que Dios restauraría a Israel el reino y el Señor les dijo que no les tocaba a ellos y tampoco a nosotros, saber los tiempos o las sazones que el Padre puso en su sola potestad, o sea el momento exacto el día y la hora de la segunda venida del Señor Jesucristo y el establecimiento del reino mesiánico terrenal de Israel; es algo que no corresponde a nosotros saber aunque sí, cuando está cerca; no el momento, no el día ni la hora pero sí, cuando está cerca. Para la primera venida del Señor había fechas exactas, porque había profecías de las llamadas setenta semanas, shabubas es la palabra en el hebreo que significa semanas de años o sea septenarios y vemos como allí en Daniel especialmente en el capítulo 9, se nos describen desde la partida de la orden para restaurar a Jerusalén en el año 20 del rey Artajerjes de Persia, se empiezan a contar esas primeras semanas que están divididas en dos periodos: un periodo de siete septenarios para levantar el templo, que fue en aquellos días y luego otro periodo de sesenta y dos septenarios, hasta el Mesías príncipe; o sea, siete más sesenta y dos, son sesenta y nueve de las setenta semanas de años o septenarios y el Señor Jesús justamente el día exacto en que se cumplían esas sesenta y nueve semanas de años, o sea cuatrocientos ochenta y tres años a partir de Artajerjes que dio la orden de restaurar a Jerusalén, desde esa época, al día exacto en que se cumplían esos cuatrocientos ochenta y tres años son sesenta y nueve septenarios o semanas de años, ese fue el día en que el Señor Jesús, profetizado por Zacarías, entró en un burrito a Jerusalén. Antes de llegar el lloró sobre la ciudad, porque no había conocido el día de su visitación. La primera venida del Señor estaba señalada con cronología exacta; porque decía tanto… hasta el Mesías príncipe y justo ese día el Señor Jesús llegó, entró en un burrito, lo crucificaron, como dice, se quitará la vida al Mesías, mas no por sí, porque el había de morir por nuestros pecados, era necesario que el Cristo padeciese por los pecados del pueblo, tanto de Israel como de nosotros los gentiles. Entonces el Señor Jesús murió. Y entonces en el versículo 26 de Daniel 9, aparece un paréntesis dentro de esa lista de las setenta semanas de años para que en ese paréntesis se desarrollara toda la historia de aquel príncipe que había de venir y que introduciría guerras y abominaciones hasta el final, ese príncipe que destruyó la ciudad y el santuario, fue el imperio romano. Roma se tomó Jerusalén, destruyó el templo, lo quemó como había dicho el Señor Jesús, hasta piedra sobre piedra empezaron a sacar porque en el incendio vieron que se derretía el oro y se dieron cuenta que había oro y entonces entre las piedras inclusive comenzaron a sacar el oro; eso nos lo cuenta Josefo que fue un testigo ocular de aquellos tiempos. El escribió varias obras entre ellas una llamada La guerra de los judíos, donde se cuenta cómo Jerusalén fue tomada por Tito y los ejércitos romanos y Vespasiano que era el que llegó a ser emperador y que estaba al frente de la toma de Jerusalén dejó a Tito y Josefo le profetizó a Vespasiano que él sería el próximo César y justamente Vespasiano llegó a ser hecho César de Roma y por eso Vespasiano cuando vió que Josefo había profetizado su elevamiento al trono del imperio romano, entonces le guardó la vida, lo llevó a Roma, le permitió estar en los palacios y en los jardines y fincas del emperador y allí Josefo escribió Las antigüedades de los judíos y Las guerras de los judíos en las que él mismo participó, de lo que él mismo fue testigo y hoy cuando leemos esos libros podemos ver el cumplimiento exacto de las profecías del Señor Jesús acerca de su primera venida. Josefo habló de Jesús, habló de Juan Bautista, habló de Jacobo el hermano de Jesús en el libro de Las antigüedades de los judíos y escribió acerca de la toma de Jerusalén y cómo habían sido expulsados a todas las naciones, etc. Las profecías hermanos, siempre se han cumplido literalmente; cuando Dios dice algo, las cosas acontecen en las mismas palabras. No es necesario alegorizar, tratar de sacar las cosas por otro lado; las profecías del Señor siempre se han cumplido de manera literal, incluso los tiempos, el día en que el llegó a Jerusalén en un burrito que El llamó el día de tu visitación conforme estaba previsto, hasta el Mesías príncipe, abarca cuatrocientos ochenta y tres años y ellos estaban ciegos, no conocieron el día de su visitación. Ahora acerca de la segunda venida, ya no hay tiempos exactos. Ya por el contrario, El dijo: nadie sabe el día ni la hora, ni siquiera el propio Hijo porque El en su kenosis, en su humillación, en su despojamiento, El se mantuvo como hombre dependiendo absolutamente del Padre y en el momento en que habló, El mismo había renunciado a estar en la condición de Dios para estar en la condición de hombre y dijo que ni los ángeles ni el Hijo saben, eso lo dejó solo con el Padre porque El se despojó y se sometió. Pero aunque El dijo que el día ni la hora nadie sabía, El sí habló que existían señales de los tiempos y el dejó señales de las cosas que estarían aconteciendo cuando su venida y el fin de este siglo estuvieran cerca. El dio señales que mis hermanos recuerdan muy bien, acerca por ejemplo de terremotos y cada vez son mas numerosos y cada vez son mas fuertes; habló señales de pestes y de enfermedades que también cada vez aparecen nuevas. Yo recuerdo que cuando yo era niño yo nunca había oído hablar del sida, nunca se escuchaba del sida, nunca se escuchaba del ébola y otras pestes nuevas que han aparecido, pero cada vez van apareciendo nuevas enfermedades a pesar de que la ciencia aumenta, que la ciencia aumentaría también está previsto en el profeta Daniel y nuestros ojos han visto el cumplimiento de todas esas profecías. Y hay también profecías acerca de otras cosas, pero una de las profecías de más interés, más notorias, las cuales han sido llamadas el calendario de Dios, son las que acontecen en relación con Israel. Hoy en día estamos nada menos que viendo todos los días noticias de lo que acontece en Israel, porque Dios habló de que ellos serían esparcidos a los cuatro vientos por todas las naciones y que serían perseguidos y que al final de los tiempos, Dios los traería de nuevo a su tierra y ellos duraron más de mil novecientos años esparcidos, pero conforme a la profecía y hoy vamos a iniciar algunas lecturas, Israel comenzó a regresar de nuevo y después de unas persecuciones terribles; la última de ellas así notoria, porque ellos siempre han sido odiados, como estaba también profetizado, es la de los nazis, de Hitler que muchos están queriendo negar hoy, los antisemitas y especialmente este presidente … de Irán, están queriendo negar el holocausto pero hay muchas personas que sobrevivieron y son testigos, incluso el mismo Adolfo Eichman, que fue destinado a la cámara de gas, él mismo confesó que había sido lo peor que se había cometido, él mismo lo confesó; él mismo que fue a la cámara de gas por causa de eso, él no negó el holocausto, él confesó el holocausto, uno de esos autores. Entonces quién iba a pensar que después de esa terrible matanza, hasta de niños, de viejitas, ancianitas y todo eso, solamente por el simple hecho de ser judíos, a través de prejuicios que Satanás sabe como sembrar y que los pueblos no saben distinguir y son llevados por hordas de demonios a hacer cosas locas. Dios a partir de eso hizo que ellos quisieran volver a su tierra. Y hermanos, la historia de los judíos es demasiado clara; cuando tú lees las bendiciones y las maldiciones en el libro del Deuteronomio que están en sus capítulos finales desde el 28 en adelante, ustedes ven cómo realmente si ellos eran fieles al Señor les vendrían bendiciones y si ellos le eran infieles al Señor les vendrían maldiciones y ustedes vieron cuando El describe esas maldiciones o castigos, cómo realmente se cumplieron y empezaban de a poco. Si aun con esto que les viene, ustedes así no se vuelven al Señor, les vendrá esto otro y si aun así no se convirtieren, entonces les sucederá otra cosa más grave aun y dice que hasta llegarían a comerse sus propios hijos y eso sucedió en el año setenta cuando Jerusalén fue cercada y Josefo era uno de los líderes de la revuelta contra los romanos que después recapacitó y dijo que era mejor aceptar el juicio de Dios y someterse a los romanos que no terminar todos muertos, él mismo cuenta que escuchó a una madre diciéndole a otra: hoy nos comemos nuestro niño, mañana nos comemos el tuyo, tal como lo profetizaba Deuteronomio y Deuteronomio profetizó cosas terribles que se han cumplido todas ellas de manera literal. Pero así como Dios profetizó a través de los distintos profetas de los castigos que vendrían sobre Israel, su diáspora o dispersión por toda la tierra y las cosas que les acontecerían y no solo a Israel sino también la serie de las naciones, de los imperios mundiales y todo esto se ha cumplido literalmente, acaso cuando Dios de vuelta a la esquina y decida que termine la dispersión y comience el aliyá o el retorno y ya comenzó, acaso no va a cumplir también de manera literal lo que profetizó? Porque El no profetizó la destrucción de Israel sino el castigo temporal de Israel, un endurecimiento parcial de Israel, mientras entraba de entre los gentiles, un pueblo para su nombre. Pero luego El se volvería a Israel y así como había velado para perseguirlos y corregirlos, velaría de nuevo con misericordia para traerlos de vuelta a su tierra y comenzar a restaurarlos, aunque tendrían que pasar tiempos de angustia especialmente en su lucha con los vecinos. Pero ahora a nosotros nos tocó vivir, no en la época de la dispersión, sino en la época del retorno, en la época de la restauración, del restablecimiento de Israel y entonces nosotros hoy debemos ser entendidos de las señales de los tiempos y comprender cuáles son las profecías que con lo que ahora está sucediendo, se están cumpliendo y qué está previsto para cumplirse de aquí a poco y cuál es nuestro lugar ahora en este tiempo dentro de ese drama universal. Entonces hermanos hay muchas profecías pero yo quisiera que ustedes me ayuden a seguir algunas y vamos a comenzar en el libro del profeta Zacarías. Vamos allí al capítulo 12 de Zacarías, donde aparecen unas profecías tan claras que tienen que ver con lo que está aconteciendo ahora. Entonces yo pienso que estos van a ser días de intensas lecturas, ojalá no apresuradas, ojalá no pasando por encima para que no nos acontezca como le acontece a los patos, que el agua se les desliza por las plumas pero no los toca adentro en su piel, que así no vaya a suceder con nosotros sino que la palabra del Señor nos pueda tocar, que la palabra del Señor nos abra los ojos, nos haga entender en qué tiempos estamos, para que nosotros podamos tener los elementos de juicio que provienen de la palabra de Dios. Porque si solamente vamos a tener los elementos de juicio que vienen de la prensa, y si la prensa está interesada en presentar ciertas cosas y en callar otras, entonces nosotros no vamos a tener una visión clara acerca de lo que acontece, sino somos munidos con la palabra de Dios. Necesitamos que la palabra de Dios sea el instrumento que nos ayude a interpretar los tiempos, a comprender lo que está aconteciendo; que nuestro paradigma por medio del cual juzgamos los acontecimientos actuales provenga del Espíritu Santo, de la mente de Cristo y no conducidos como borregos por la media o medios de comunicación internacional. Entonces hermanos, vamos a empezar a considerar esta noche Zacarías capítulo 12. Son profecías para los tiempos finales y sería bueno irlas leyendo con calma. Yo no pretendo poder decir todas las cosas al respecto de esto, solamente vamos a ir siguiendo algunas lecturas comentadas hasta donde podamos masticarlas, según el Señor nos vaya dando el tiempo que El nos conceda, pero yo sé que todos mis hermanos tienen el Espíritu Santo y algunas cosas que quizá ni se mencionen acá, al leerlas puede ser que el Espíritu Santo, de manera especial a alguno de ustedes, o al otro aquí o al otro allá, a la hermana aquí, al hermano allá, le llame la atención cierta frase, algo en lo que no se había fijado; por eso yo no pretendo monopolizar las cosas, solamente estoy como monitor aquí, pero realmente el que preside es el Espíritu Santo y El puede hablar con cada uno personalmente y después entre nosotros podemos conversar. Yo no tengo la última palabra, pero la palabra de Dios, esa sí es la última palabra. Entonces comienzo a leer Zacarías 1:1 "Profecía de la palabra de Yahvé acerca de Israel. Yahvé, que extiende los cielos y funda la tierra, y forma el espíritu del hombre dentro de él, qué credenciales, no es cualquiera el que va a hablar acá, el que extiende los cielos, ay Señor! Si apenas estamos tratando, procurando llegar con telescopios, y en estos días he visto unas fotografías de lo último que se ha podido ver de las galaxias, preciosas fotos, lo más lejano a lo que se ha podido llegar, hay unos hermanos aquí que conocemos a la hermana Elsa del Paraguay, que estuvo en el campamento pasado, ella una vez estaba orando, y el Señor, sin que ella se lo pidiera, porque ella no estaba ni siquiera interesada en la astronomía, pero el Señor la tomó y la sacó al espacio y le dijo dos cosas: Ustedes conocen estos 9 planetas de su sistema solar, pero todavía no han visto estos otros, y le mostró otros. Recién ahora se descubrió uno más. Y le dijo: y hasta aquí ustedes a través de sus telescopios han podido ver en el universo pero todavía no han podido ver todo esto! Y le mostró a ella otra vastedad, más allá de lo que los telescopios humanos han podido descubrir. Y la palabra de Dios nos dice en Hebreos, y citado del antiguo testamento, que todo este inmenso universo es apenas como una vestidura que el Señor va a enrollar y se va a cambiar. El universo no es Dios, es apenas un vestido que Dios se pone. Y los hombres… qué vastedad, Dios lo ha hecho todo inmensísimo, que a veces se pueden ver varias estrellas como si fueran puntitos y luego ir más allá y descubrir que esos puntitos no eran estrellas sino galaxias y galaxias más grandes que la nuestra, que están formada de millones de soles como el nuestro, que son estrellas comunes y corrientes, medianas, tipo promedio. Nuestro sol es apenas una estrella de tipo promedio de nuestra galaxia que está más o menos a dos tercios del centro de uno de los brazos espirales de la vía láctea de nuestra galaxia y eso es inmensísimo, sin embargo dice el Señor que es apenas una vestidura que El se va a mudar, porque habrá cielo nuevo y tierra nueva. Una vez vi una fotografía que me dejó asombrado, ustedes seguramente ya han tenido esa experiencia, si están en un cuarto oscuro, y está todo cerrado el cuarto pero hay un agujerito por donde puede entrar la luz del sol, y entra ese rayo de luz y en el rayo de luz se ven como unas motitas de polvo. Vi una fotografía del planeta tierra, tomada por uno de esos aparatos que estaba saliendo del sistema solar, se veía de esa misma manera, como si la tierra fuera una de esas motitas de polvo en medio de millones de motitas de polvo. Y decía, este puntito aquí, esa es la tierra. Yo me quedé asombrado, esa es la tierra, una motita de polvo en medio del universo. Esos rayos preciosos de luz del sol allí, de luces estelares y había entre esa luz había esas motitas y una de ellas, chiquitita, esa es la tierra. Con razón dice el Señor que todas las naciones son como nada, como menudo polvo en la balanza que no cambia la balanza ni para arriba ni para abajo; no significa nada, nadie se preocupa de quitar ese polvo cuando va a pesar en la balanza. Y eso es lo que es el hombre frente a la grandeza de Dios. Pero su grandeza se hace todavía más admirable cuando el Dios tan grande, que solo su vestidura, uno de sus vestidos que no tiene nada que ver con El, que no es parte de El, que es solo una creación, como una ropa vieja que El se va a enrollar y se va a cambiar; qué grande es Dios que sabe lo que está pasando con cada persona en esa motita de polvo que flota en el universo y que se llama la tierra. El Dios grande se puede hacer pequeño y le gusta hacerse pequeño y le gusta estar con los pequeños y con los humildes. Entonces cuando dice acá Yahvé, que extiende los cielos, es el Altísimo el que va a hablar, no es palabra de hombre lo que vamos a leer acá, no es cualquiera. Y luego dice y que funda la tierra porque en medio de todo eso que podría parecer el caos, sin embargo, Dios colocó esa motita en el punto donde el beneficio del universo se concentra, donde las distancias, las fuerzas gravitacionales, la ecuación macrocósmica, todo sirve a la posición de la tierra para que aquí y no en otro lugar, se dé la vida humana, la vida botánica incluso. Si eso hubiera sido una explosión, sería como si hubiera explotado una grafica y hubiera resultado de la explosión, la enciclopedia británica; una cosa tan ordenada, tan maravillosa, que en esa motita de polvo, en medio de otras, ahí estamos a la distancia exacta del otro pedacito de aquí y del otro pedacito de allá, estamos a la distancia exacta del sol para no quemarnos, y para no congelarnos, sino para que puedan haber las cuatro estaciones, haber atmósfera, haber vida. Una pequeñísima variación en la ecuación macrocósmica y no podría haber vida. Dios está tan pendiente de aquella motita de polvo, que esté en el punto exacto donde haya la temperatura exacta para nosotros, con una luna que influye en las mareas para que no haya maremoto por la mañana ni maremoto por la tarde, sino que lleguen las olas a la medida de los seres humanos para tomar baño en la playa. Llega el mar justo para que nosotros nos bañemos ahí, pero si la luna no estuviera donde está, no sería horitas para ir a pasar vacaciones, sería maremoto a mañana y maremoto a la tarde, tsunami todo el tiempo, o no habría continentes; o sea que toda la ecuación macrocósmica, que son cantidades de factores, concentran el beneficio en esta motita de polvo de nada, que es el planeta tierra, frente a la inmensidad; pero Dios dice que El así como extiende los cielos, El funda la tierra, y la tierra está aquí gracias a que los otros están ahí. Cómo fue que descubrieron a Neptuno? Analizando a Urano. Ellos veían que la órbita del planeta Urano tenía una cierta irregularidad que ellos no se explicaban, entonces algunos empezaron a decir, bueno pero esta órbita de Urano solo se explica si hay otro planeta escondido que ejerce una cierta medida de gravedad que hace que la órbita de éste otro tome esa forma, y efectivamente empezaron a hacer los cálculos y descubrieron en el punto exacto al planeta Neptuno, que era el responsable de una determinada forma de la órbita de Urano, otro planeta. O sea que si nosotros estamos acá, Marte tiene que estar ahí, la luna ahí, Júpiter ahí y el sol tiene que estar en la posición en la galaxia y así como nosotros giramos alrededor del sol, el sol gira alrededor de la estrella … de otra estrella y eso está solo a dos tercios de uno de los brazos espirales de una galaxia. Imagínese hermano! El Dios que controla todas las cosas y que también puso el espíritu del hombre dentro del hombre, el Dios que forma nuestro espíritu, El es el que va a hablar. No es cualquiera y ustedes se van a dar cuenta cómo nuestros ojos, a lo mejor leyendo el periódico o viendo la televisión, han visto cumplirse lo que vamos a leer acá, que fue escrito inclusive antes de Cristo porque Zacarías, este profeta, vivió antes de Cristo varios no solo años sino algunos siglos antes de Cristo, pero referido al tiempo del fin y ahora nosotros somos los testigos del cumplimiento de estas cosas y estas profecías no están en el aire, no están en el vacío, sino que están en un contexto y si vemos ya cumpliéndose la parte actual que nuestros ojos ven, nuestros oídos oyen, nuestras manos tocan, la siguiente parte está a la vera del camino aquí a la vuelta de la esquina, porque la profecía tiene un orden. Entonces hermanos miren lo que dice Dios: He aquí yo, quién? el que extiende los cielos, el Altísimo, el que funda la tierra y forma nuestro espíritu dentro de nosotros, yo, dice Dios, yo pongo a Jerusalén por copa que hará temblar a todos los pueblos de alrededor contra Judá, en el sitio contra Jerusalén. Hermanos Dios sabe cómo demostrarse ante las naciones. Acuérdense lo que Dios le dijo a Faraón, que Faraón se endureció porque Dios permitió que se endureciera por su pecado, y Dios lo permitió y le explicó por qué; dice: para esto mismo yo te he levantado, para mostrar en ti mi poder y para que mi nombre sea anunciado en todas las naciones. Un pueblo totalmente encerrado por las circunstancias, allá el mar, aquí el desierto y el ejército de faraón encima de él, rodeándolo por todos lados, y el Señor abre camino en el mar, y atraviesan el mar y ellos siguen detrás y son sepultados en el mar y el pueblo sale ileso al otro lado. Y todas las naciones empezaron a conocer el nombre del Señor, porque dice que ellos fueron endurecidos, el corazón de faraón fue endurecido para que el poder de Dios fuese manifestado. Pero hay profecías en el libro de Deuteronomio que dicen que así como el Señor hizo maravillas cuando sacó a Israel de Egipto, ahora cuando Dios retorne otra vez a Israel a su tierra, haría de nuevo maravillas. Si en aquel tiempo el río Nilo se convirtió en sangre, ahora no solo el río Nilo sino muchos otros ríos y lagunas y mares se convertirán en sangre; si hubo unas pequeñas plaguitas en el tiempo de Egipto, habrá por toda la tierra plagas y es ahora en estos tiempos, Dios mostrará su poder. Dice: …yo pongo a Jerusalén por copa que hará temblar a todos los pueblos de alrededor… porque el problema es contra Jerusalén, porque se quieren quedar con Jerusalén, la capital del Mesías, la sede del reino de Dios, del Hijo de Dios y ellos y las naciones unidas y los pueblos, para nada están teniendo en cuenta a Dios, para nada! Ellos actúan solo desde un punto de vista humanista, sin entender las razones de Dios, como si no hubiera Dios, como si Dios no hubiera dicho nada, como si Dios no hubiera establecido un derecho, la última palabra la tiene Dios. Entonces Dios va a permitir que todas las naciones de la tierra, comenzando por los pueblos de alrededor, se vengan contra Jerusalén, pero ahí, dice, subirá mi furor para que todos me conozcan, dice el Señor. -Entonces estamos en una hora demasiado seria y mire lo que sigue diciendo aquí la escritura. Verso 3: "Y en aquel día Yo, Ay ! Hermanos, es Dios. Yo pondré a Jerusalén por piedra pesada a todos los pueblos; o sea la gente quiere asumir la carga de lo que pase en Jerusalén, todo mundo se quiere meter con Israel; pueden estar pasando cosas peores allá en Sudán, en África y nadie dice nada, cosas peores están haciendo otros pueblos en otros lugares y nadie mete la nariz, pero con los Judíos, con Judá y con Jerusalén todo mundo se quiere meter y Dios dice que El ponía a Jerusalén como una piedra pesada, todos los que se la quieran cargar quieran sacarla de su lugar serán aplastados, miren lo que dice aquí, en aquel día yo pondré a Jerusalén por piedra pesada, o sea difícil de mover, a todos los pueblos, todos los que se la cargaren los que se quieren cargar con Jerusalén, Dios dijo de quien es Jerusalén, es la ciudad del Gran Rey, es la ciudad del Hijo de David, la ciudad del Mesías pero algunos se la quieren cargar, quieren decir que es la capital de los Palestinos o que es una ciudad Internacional! Cómo que Internacional? Es como si yo le dijera, bueno, Hermano tu dormitorio ya no es tuyo ahora es Internacional y me quiero cargar con las cosas del hermano, todos los que se la cargaren, qué va a pasar hermanos? Cuántos? Todos los que se la cargaren serán despedazados, bien que todas las naciones de la tierra se juntaran contra ella. O sea que habría un espíritu de tal manera antisemita moviéndose en las naciones unidas, que va a querer meter la mano, las narices, las naciones unidas, todas las naciones de la tierra, meter la mano en este asunto de Jerusalén y de Judá y de Israel. Pero qué va a pasar? Esto es lo que va a pasar y ya empezó a pasar. En aquel día, dice Yahvé, hermanos no hay problema si usted lee Jehová, si usted lee Yahvé, yo prefiero leer Yahvé porque es una traducción más cercana al hebreo pero no hay problema con eso. Me perdonan si les parece que estoy leyendo diferente, estoy leyendo lo más cercano al hebreo. En aquel día dice Yahvé, heriré con pánico ¡ah! terrible, ustedes no sé si saben lo que es el pánico, ellos no se están metiendo con cualquiera, el pánico es terrible, es peor que el estrés, la gente que se esta metiendo contra Israel, ahora usted los ve muy tranquilos hablando contra saliendo y protestando y diciendo cosas, espere que les llegue el pánico, espere que se enfermen de los nervios y verá. Heriré, quien habla en primera persona, Yhavé, con pánico a todo caballo, y con locura al jinete; Justamente en estos días oí que el presidente de Irán estaba bastante debilitado con estrés, oí esa noticia, mas sobre la casa de Judá abriré mis ojos, y a todo caballo de los pueblos heriré con ceguera, o sea no dan en el blanco como le pasó cuando venían a tomar preso los sirios a Eliseo y Eliseo parece que estaba solo aparentemente y nadie veía sino solo al pobrecito profeta Eliseo, qué es un hombrecito, como decir, Israel no son sino el 0,02% de la población mundial, los árabes son la quinta parte de la población mundial; los musulmanes son mil doscientos millones, los judíos son solo catorce millones, si usted ve en un mapa todo lo que le corresponde a la tierra de los musulmanes comparada con lo que le corresponde a Israel, el estado de Israel es menor que solo Cundinamarca, porque Cundinamarca tiene veinticuatro mil kilómetros cuadrados e Israel tiene veintiún mil como la república del Salvador, una república pequeñita comparado con todos los demás, con los millones que son los que tienen el petróleo y todas estas cosas, pero Dios justamente hace así, escoge al pequeñito rodeado del odio de todos los demás para mostrar su poder, su poder; por eso Israel va a entrar y ya entró y esta entrando cada vez más en lo que el mismo Señor le llamó: tiempo de angustia para Jacob, pero ese tiempo de angustia para Jacob que se ve rodeado de todas las naciones de alrededor y en contra y las naciones unidas en contra y vendrán los rusos y vendrán los Persas o sea los Iraníes y vendrán otros pueblos como los de Libia y tal porque lo vamos a seguir leyendo y será angustia pero en esa angustia será como un parto. Ahí es que ellos conocerán que su ayuda no está en la mano humana sino en la mano Poderosa del Dios de Israel, el Dios Emanuel, Dios con nosotros, el Mesías de Israel. Y dice; mas sobre la casa de Judá abriré mis ojos, y a todo caballo de los pueblos heriré con ceguera. No van a ver como no entendieron cuando llegaron los Sirios a llevarse a Eliseo, y Eliseo mismo salió a preguntarles a quién están buscando? Y el mismo los llevó a una emboscada, lo buscaban a él y no entendían, los llevó a una emboscada, le dijo: Geisi no te preocupes, tú estas viendo ese montón de gente y me ves a mí solo, más son los que están con nosotros que los que están con ellos, Señor te ruego que le abras los ojos a éste y Dios le abrió los ojos a Geisi y vió a Eliseo rodeado de carros de fuego. Hermanos, muchas de las personas que han participado en las guerras de Israel desde su refundación como Estado en 1948 han sido testigos de la participación de ángeles en las guerras para defender a Israel y hasta los enemigos algunos los han visto, yo no tengo todo el tiempo de contar muchas cosas pero ésta la voy a contar. Un hombre llamado Al-Shadid piloto de élite del ejército de Israel que ha participado en varias de las guerras de Israel, participó en la guerra de los seis días, participó en la guerra del yon-kipur, él mismo dirigiendo un avión vio que lo seguían otros dos aviones, y el no sabía de dónde eran porque no eran enemigos pero no tenían las insignias de Israel, entonces el se quitó el casco que usan los pilotos y les preguntó si eran amigos o enemigos, de qué ejército eran y dice que el piloto de uno de esos aviones se quitó el casco y era un ángel y le dijo somos del Ejército del Altísimo, el lo vió, el mismo vió eso y después lo que el contó lo contaron muchos otros que les había sucedido la misma cosa. La gente no sabe, ellos están ignorando a Dios en estos asuntos, no tienen en cuenta a Dios ni la palabra de Dios ni las razones de Dios, pero Dios dice aquí en la Biblia sus razones: El dice: Por tres pecados de Gaza y aun por el cuarto no revocare su castigo, prenderé fuego en el muro de Gaza y consumirá sus palacios y nosotros hemos visto eso con nuestros ojos en la televisión y en los periódicos. Dios dice, por estos tres y aun por el cuarto y explica las razones de Dios, la gente no quiere entender las razones y una de las razones es porque ha guardado el rencor, porque ha guardado el rencor en su corazón todo ese tiempo, esa es una de las razones, porque hay odio visceral, a los niños les enseñan, le preguntan a una nena de cuatro añitos, tú que vas a hacer cuando seas grande? voy a matar judíos, a una niña le enseñan eso, desde niños; pero, a cuál de todos los judíos, qué te hizo esa señora que está allá comprando en el supermercado? no me hizo nada, pero la quiere matar y Dios lo permite así como permitió que se endureciera faraón para mostrar en el su poder, Dios va a mostrar su poder cuando todos se levanten contra Israel, ojalá no seamos tan tontos de ser arrastrados por ese espíritu que se esta moviendo en los medios de comunicación, ojalá nuestros paradigmas provengan de la palabra de Dios y no de los medios de comunicación, y dice hermanos: y los capitanes de Judá dirán en su corazón: o sea ellos se darán cuenta, porque hermanos si ustedes vieran lo que han sido ataques contra Israel, trajimos un video para ver no sé si lo veamos esta noche o mañana, de las guerras, hermanos es una cosa increíble cómo Dios los ha librado de todos los ataques, lo han iniciado sus enemigos y en los días sagrados de ellos y en las horas difíciles para aniquilar, borrarlos del mapa, porque eso es lo que ellos quieren, no quieren que exista Israel, no quieren que vuelva a su tierra y Dios los ha guardado, y miren lo que dice aquí, los capitanes, verso 5 Zacarías 12, los capitanes de Judá dirán en su corazón: Tienen fuerza los habitantes de Jerusalén en Yhavé Sabaot, su Dios. Yhavé Sabaot, Jehová de los ejércitos, es uno de los nombres de Dios , El puede ser el pastor, es el Sanador, es el Rey pero en este contexto es Yhavé Sabaot, Jehová de los Ejércitos, ese es otro nombre de Dios y dice Tienen fuerza los habitantes los capitanes de Judá en su Dios. Ya se van a dar cuenta que no es porque Estados Unidos los ayuda o porque tienen estos aliados, no, ellos van a darse cuenta que su fortaleza está en Dios, y dice aquí : En aquel día pondré, vamos a ver si no es esto lo que estamos viendo con nuestros ojos, pondré a los capitanes de Judá como brasero de fuego entre leña, y como antorcha ardiendo entre gavillas; y consumirán a diestra y a siniestra a todos los pueblos alrededor; Y Jerusalén será otra vez habitada en su lugar, en Jerusalén. No es eso lo que hemos visto desde 1948 para acá, después de la segunda guerra mundial donde hubo esa terrible matanza de Judíos, donde ninguno los quería recibir a ellos y ellos en un barco casi sin comida y sin agua y en ningún puerto los dejaban llegar? Los mismos países que se dicen neutrales los devolvieron a los hornos de Hitler y se quedaron con el dinero de ellos; a Colombia no los dejaron llegar, hermano, Colombia y Yugoeslavia fueron dos países que votaron en contra de la resolución de las Naciones Unidas para que fuera restaurado Israel en el 48 y en el 49 empezó el problema en Colombia y Yugoeslavia ya no es un país son seis países, Eslovania, Croasia, Bosnia y Segovina , Servia y Montenegro y el último que acaba de salir Kosovo y fue despedazado porque se opusieron a Israel; benditos los que te bendijeren y malditos los que te maldijeren. Qué esta haciendo Chávez ahora? Invocando la maldición sobre su propio pueblo, sobre él mismo; se puso en contra de Dios, se dan cuenta hermanos, expulsaron los misioneros cristianos de Venezuela y trajeron misioneros shiitas Iraníes y convirtieron a Hisbolá a la tribu de los Guayues y ahora los Guayues de la Guajira son Hisbolá Venezuela, las niñas con su velo para maldecir a los judíos y los muchachos que eran indígenas que no tenían nada que ver con eso ahora con sus ametralladoras y muchos listos a suicidarse en favor del Islam, no allá en el medio Oriente, en Venezuela y ahora el Presidente Correa contrata al presidente de Irán para que le ayude a defender la frontera con Colombia, están metiendo problemas de otros lados aquí, están ciegos, no saben con quién están jugando, no saben en qué bando se metieron porque ignoran a Dios, ignoran la palabra de Dios, y las razones de Dios, no han oído las razones de Dios, pero aquí estamos para oír la palabra de Dios, para que la palabra de Dios forme con la mente de Cristo nuestros paradigmas para interpretar las señales de los tiempos y no según la manipulación de los medios de comunicación. Hermanos, en aquel día pondré, Entonces ¿Quién ha puesto a Israel como brasero de fuego entre leña, y como antorcha ardiendo entre gavillas? Quién lo puso? Dios dice yo lo pondré y yo digo en aquel día y ese día es hoy, ahora. Desde 1948 para acá la Onu le dio 18% de ese territorio que lo tenía Jordania; mientras lo tenía Jordania no había ningún pueblo Palestino, nadie reclamaba ese terreno, nadie lo reclamaba, durante el tiempo de los Turcos nadie lo reclamó, ni de los Británicos ni de nadie; pero no fue sino darle 82% a los Palestinos y 18% a Israel, un pedazo de desierto para que se levantaran seis naciones de alrededor con los Egipcios, los Jordanos, los Sirios, los Libaneses, los Palestinos de ahí de la franja de Gaza etc., contra Israel en el 48, ellos querían el 100% por ciento no aceptaron el 82%, no lo aceptaron y el pedacito que le tocó a Israel que era solo compuesto por judíos colonos sobrevivientes del holocausto y se les vienen seis naciones para borrarlo del mapa y se levantan a defender ese puñadito de colonos y destruyen a los ejércitos de seis naciones y defienden su puñadito de tierra y ahí empezó la siguiente guerra, que no fue sino que hoy lo declaren nación y mañana lo atacan. Nadie protestó por el ataque contra Israel ni protestaron contra los hornos de Hitler pero protestaron porque Israel se defendió y ahí mismo sesenta naciones de la tierra rompieron relaciones no con los atacantes sino con el que se defendió. Hermanos y dice aquí que Jerusalén sería habitada otra vez en su lugar, eso fue lo que hizo la guerra de los seis días: recuperar otra vez Jerusalén bajo la mano de los judíos, pero qué hicieron los mismos judíos? le dieron el monte oriental al rey de Jordania porque ahí estaban la mezquita de Omar y estaban los lugares sagrados, ellos siempre respetaron los lugares religiosos de todos los pueblos, en cambio en donde ellos tomaban les destruían todas las sinagogas de ellos, pero ellos se tomaron Jerusalén y la margen oriental se la dieron al rey Hussein de Jordania. Se la devolvieron después de haberla conquistado en guerra donde ellos fueron atacados y luego el rey Hussein se la dio a Arafat de la OLP. Pero Dios dijo: Jerusalén será habitada otra vez en su lugar, en 1967 fue recuperado aunque ellos cometieron ese error; pero ese error lo permitió Dios para dar un poco más de tiempo a los gentiles y a la iglesia. En 1980 Jerusalén fue declarada otra vez capital eterna de Israel. Pero ninguna de las naciones que tiene relaciones con Israel, pone su embajada en Jerusalén sino en Tel Aviv; las naciones unidas no quieren reconocer a Israel, el Vaticano se opuso a que Israel fuera una judía y dice que es solo internacional, el propio papa anterior, Juan Pablo II. Dice: Jerusalén será hollada por los gentiles pero no para siempre hasta que los tiempos de los gentiles se cumplan. Entonces hermanos estamos en un momento en el que a la vuelta de la esquina se va a dar. Israel estuvo esparcido cuántos siglos, pero Dios dijo: acaso nacería una nación en un día? pues El la haría nacer en un día, en ese día firmaron y hubo dos países que votaron en contra Colombia y Yugoeslavia y le vino el castigo. Gracias a Dios que varios colombianos fueron a Israel a pedir perdón por el voto negativo. Entre ellos estaba mi hermana y lloraban los parlamentarios en Israel viendo que había alguien que reconocía la injusticia que se había cometido contra ellos pero cuántas cosas ha tenido que sufrir desde esa época hasta ahora Colombia. Porque a los que te bendijeren Yo bendeciré, los que te maldijeren yo maldeciré. Cuando nosotros no nos ponemos en los zapatos del otro, y juzgamos preenjuiciadamente, después Dios nos pone en sus zapatos para que aprendamos. Y viene el verso siete cómo las cosas se cumplieron tal y como vamos a leer acá: Y librará Yahvé las tiendas de Judá primero, para que la gloria de la casa de David y del habitante de Jerusalén no se engrandezca sobre Judá. Fíjese: Dios dijo que primero libraría las tiendas de Judá antes que Jerusalén y fue en 1948, en esas colonias del desierto donde comenzó. Hermanos! Ellos comenzaron a trabajar el desierto. Hoy iba gente de Colombia a estudiar en la universidad de Beerseba en el Neguev, a aprender a dominar el desierto, cómo producir, reverdecer el desierto. Ellos están – yo estuve allá, yo lo vi con mis ojos, tengo fotografías de allá - en el desierto donde decían ellos es terrible el desierto el desierto de Parán; ahora ellos están plantando y hay lugares verdes verdes, hay bosques de dátiles, flores y alimentos, hay flores que yo pongo en mis blogs de internet que son del desierto, hermosísimas! Gotita por gotita. A los beduinos les tienen de esos grifos de agua, en el desierto. Y les han construido casas y ellos meten a las cabras en las casas, mientras continúan viviendo en las tiendas. Y luego las naciones unidas se enojan con Israel porque le ayuda a los beduinos porque los está reintegrando a su sociedad y ellos quieren que sigan de parias para que haya motivos para seguir atacando a Israel pero dice aquí: Librará Yahvé las tiendas de Judá primero y eso ya se cumplió en 1948, así fue. Y dice: para que la gloria de la casa de David y del habitante de Jerusalén no se engrandezca sobre Judá. Es decir que para que no se engrandezca Jerusalén sobre el resto, empezó Dios por los barrios pobres, por los beduinos, por los desiertos por la gente pobre de afuera y después sí llegó a Jerusalén. Esto se ha cumplido tal como lo había previsto Dios por Zacarías desde cantidad de años, miles de años para el tiempo del fin y hoy nos tocó a nosotros verlo. Pero miren lo que dice aquí: En aquel día Yahvé defenderá ah y entonces qué importa si Barack Obama se opone contra Israel, Yahvé defenderá al morador de Jerusalén; el que entre ellos fuere débil, en aquel tiempo será como David o sea el que lideraba las batallas de Yahvé, el más débil será como David y dice y la casa de David como Dios, como el ángel de Yahvé esta expresión, el ángel de Yahvé, es el Verbo, una teofanía del Verbo antes de la encarnación, como el Verbo era con Dios y es Dios, o sea Dios mismo, Cristo mismo, el Mesías mismo defenderá a la casa de David, su propia casa, su propio trono y su propia ciudad. Si ellos barren con Israel la palabra de Dios no se cumple, Dios quedaría como mentiroso, pero Dios no es mentiroso hermanos. Entonces dice aquí: La casa de David como Dios, como el ángel de Yahvé delante de ellos, y en aquel día, yo procuraré destruir a todas las naciones que vinieren contra Jerusalén. Yo procuraré destruir a todas las naciones que vinieren contra Jerusalén. Hermano, qué necedad levantarse contra Dios, ignorar su palabra. Y a la vez qué va a hacer Dios ahora con ellos porque como ese es el tiempo de angustia de ellos, donde Dios permite que todos se vuelvan contra ellos, y ese espíritu antisemita está en todo, en el periódico, en la televisión, en la radio, todo mundo proteste aquí y luego se levante contra ellos, entonces ellos van a tener angustia. Esa es la angustia del alumbramiento. Ahí ellos se van a dar cuenta que tienen que volverse y reconocer al Mesías. Y entonces dice aquí: y derramaré sobre la casa de David, y sobre los moradores de Jerusalén, espíritu de gracia y de oración; y mirarán a mí, note, está hablando Yahvé Sabaot, a quien traspasaron, el Mesías, el propio Dios. Mirarán a mí a quien traspasaron, ellos lo crucificaron. Y dice: y llorarán como se llora por hijo unigénito, allí es lo que está representado en el día de la expiación, que era día de lloro, ahí reconocerán que habían rechazado al Mesías, que aquel Jesús que ellos aborrecieron era el verdadero Mesías, el único que está con ellos y el pueblo de El que se juntará con ellos, dice la escritura, y vamos a leerlo en su tiempo, en su momento. Llorarán como se llora por hijo unigénito, afligiéndose por él como quien se aflije por el primogénito. Y aquí aparecen dos nombres: el Hijo de Dios unigénito y primogénito que aparecen en el nuevo testamento, pero noten que ya venían de la profecía. El unigénito y el primogénito. En aquel día habrá gran llanto en Jerusalén como el llanto de Hadad- rimón en el valle de Meguido. Y la tierra lamentará, cada linaje aparte; los descendientes de la casa de David por sí y sus mujeres por sí; los descendientes de la casa de Natán por sí y sus mujeres por sí; y los descendientes de la casa de Leví por sí y sus mujeres por sí; y los descendientes de Simei por sí y sus mujeres por sí; todos los otros linajes, cada uno por sí, y sus mujeres por sí. Por eso es que aquí, si ustedes quieren venir conmigo a Apocalipsis, vamos a marcar acá porque tenemos que regresar, pero esa frase aparece también en Apocalipsis 1, donde dice el verso 7: He aquí que viene con las nubes, es el Señor Jesús y todo ojo le verá y los que le traspasaron y todos los linajes de la tierra, harán lamentación por El. Sí, amén. Sí, amén. Sí y amén a todas las promesas de Dios. Aquí habla de que esto sucedería. O sea que ellos van a lamentarse por haber perdido tanto tiempo, por haber rechazado al Mesías que es el que verdaderamente los va a librar. Querido Padre en el precioso nombre del Señor Jesús te agradecemos que nos has dado esta oportunidad, porque tu palabra dice: decid esto a las naciones. Tú quieres que esto sea dicho a las naciones y por esto estamos acá Señor, para atender tu palabra, entender estos tiempos, saber qué es lo que está pasando, poder interpretarlo desde tu palabra, en el nombre del Señor Jesús, amén.

Permalink :: 13 Comentarios :: Comentar | Referencias (0)

Blog alojado en ZoomBlog.com