El Blog

Calendario

<<   Enero 2010  >>
LMMiJVSD
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Categorías

Sindicación

Enlaces

Alojado en
ZoomBlog

TESALONICENSES Y LA SEGUNDA VENIDA DEL SEÑOR JESUCRISTO

Por cristianogiv - 18 de Enero, 2010, 0:35, Categoría: General

TESALONICENSES Y LA SEGUNDA VENIDA DEL SEÑOR JESUCRISTO Enseñanza dada el 21 de diciembre de 2009 en la Localidad de Teusaquillo, Bogotá D.C. Transcripción: Ingrid Carolina Gómez R. Con la ayuda del Señor hermanos, estaremos dando continuidad a las consideraciones, todas ellas relacionadas, aunque ya en la reunión de anoche terminamos lo relativo al libro de Daniel. Los hermanos que no hayan podido estar y que deseen considerar estos asuntos, está grabado y también está ya subido en internet, está en la página http://giv1.spaces.live.com. Hoy estaremos dando continuidad porque está íntimamente relacionado lo que dice Daniel con lo que El Espíritu Santo habló y el apóstol Pablo lo escribió, entonces estaremos considerando en esta mañana el tema de Tesalonicenses y la Segunda Venida del Señor Jesucristo. Tesalonicenses y la Segunda Venida del Señor Jesucristo No dije primera porque también incluye la segunda, no dije segunda porque incluye la primera. Entonces, Tesalonicenses Primera y Segunda; no vamos a leer lógicamente todas las dos Cartas, pero sí las partes que atañen a lo que estamos viendo. En esta consideración de las dos Epístolas de Pablo a los Tesalonicenses, sé que se van a tocar algunos puntos que han sido causa de controversia sana dentro del pueblo del Señor, tratando de examinar por uno y otro lado. No estamos queriendo imponer ningún punto de vista, pero sí siendo responsables en procurar compartir de la manera más clara que lo hemos podido ver en la Palabra del Señor, ustedes son los responsables de examinar en el Espíritu y con la Palabra y en la comunión del Cuerpo para que sea confirmado lo que sea de Él, lo que sea de Su Palabra. Hermanos, lo que trata Daniel es tratado también por Pablo en los Tesalonicenses en un contexto general y por eso necesitamos este contexto, estas dos Cartas son las más antiguas Cartas del apóstol Pablo y de entre los escritos del Nuevo Testamento solamente Santiago es anterior. Santiago se escribió primero y después se escribió Gálatas y 1ª y 2ª a los Tesalonicenses, después se escribieron 1ª y 2ª a los Corintios, después Romanos, después Filipenses, después Efesios y Colosenses y Filemón, después las Epístolas pastorales a Tito y 1ª y 2ª de Timoteo; esto dentro de las Epístolas paulinas. Los escritos de los apóstoles incluso los evangelios se escribieron después de haberse escrito 1ª y 2ª a los Tesalonicenses, por lo tanto, hay en estas Epístolas a los Tesalonicenses, tradiciones orales anteriores a los evangelios con la propia palabra del Señor Jesús y Pablo en estas Cartas dice "os digo en palabra del Señor", o sea, él está citando palabras que el Señor mismo dijo y que se transmitieron oralmente en el seno de la Iglesia, hasta que comenzaron a escribirse estas Cartas y esta Primera y luego la Segunda, son las dos primeras Cartas que Pablo escribió. El contexto de la situación en la cual fueron escritas está en Hechos de los Apóstoles, estas dos Cartas fueron escritas a una Iglesia nueva, una Iglesia que se formó en un poco tiempo que Pablo estuvo en Tesalónica y hubo persecución ya desde muy temprano y tuvo que salir porque El Señor le dijo que saliera, de hecho sufrieron, tuvo que huir a Berea y después los mismos que lo habían perseguido en Tesalónica fueron a Berea también a dificultarle las cosas y tuvo que salir para Atenas; mientras estaba en Atenas, sus compañeros Silvano y Timoteo, Timoteo quedó en Tesalónica y Silvano quedó en Berea y Pablo los esperó en Atenas, y allí fue que escribió cuando llegó Timoteo desde Tesalónica a Atenas y les dio noticias de cómo habían quedado los hermanos nuevos, muy nuevos, de apenas tres meses de nacidos espiritualmente, sin embargo se alegró y les escribió estas Cartas; son Cartas dirigidas a hermanos nuevos y sin embargo, tienen cosas profundas, es importante que leamos en esta Carta las expectativas del Espíritu, que por el apóstol Él crea en las Iglesias y en este caso la de Tesalónica. No debemos tener otras expectativas diferentes a las que nombró nuestro Dios por Su Hijo y por Su Espíritu Santo, a través de los apóstoles en la Biblia. Tenemos que ver qué clase de expectativas nos creó El Señor, porque si nos hacemos expectativas diferentes podemos ser engañados; por eso, el apóstol Pablo lo trata en estas Cartas, La Segunda Venida del Señor es mencionada en las dos Cartas y es la Primera la que vamos a examinar primero, estas Cartas se escribieron más o menos con unos seis meses de distancia entre la Primera y la Segunda y en las ocasiones en que El Señor hace que se escriba a una Iglesia dos veces es porque se necesitan los dos ángulos. En la 1ª a los Corintios, por ejemplo, se trata la disciplina en la Iglesia entre otros temas, pero en la 1ª es cuando se impone la disciplina, en la 2ª es cuando se levanta o se quita la disciplina. Entonces las dos Cartas son necesarias, la Primera Carta produjo en algunos hermanos que la entendieron de manera natural, alguna actitud equivocada que tuvo que ser corregida en la Segunda Carta. Para que haya un equilibrio, entonces, las dos Cartas son orgánicas, las dos Cartas muestran un hecho competo, porque cuando vemos solo una cara del asunto y nos olvidamos de la otra cara, podemos tener una reacción desequilibrada. Si a una fórmula se le quita un determinado elemento, ya las propiedades de esa molécula ya no son las mismas; entonces, se necesita el equilibrio y por eso ciertos temas se tratan en dos Cartas y ese tema de la Segunda Venida del Señor Jesús se trata en dos Cartas y esas dos Cartas forman un todo ordenado y orgánico, por lo tanto, no se debe interpretar la 1ª sin la 2ª, ni la 2ª sin la 1ª ¿Amén? Eso en el contexto más inmediato de las Cartas, también se debe tener en cuenta el contexto mediato, no inmediato solo, sino el también el mediato y el general de toda la Biblia. Entonces en estas dos Cartas, y vamos primero con la Primera, nos damos cuenta que Pablo en todos los capítulos viene mencionado la Venida del Señor, y a cerca de la Venida del Señor hay muchas expectativas y de muchas maneras, se han hecho novelas, se han hecho películas y se han hecho doctrinas y todo; entonces lógicamente que las expectativas se han creado muchas veces, basadas no tanto en lo que se lee de la propia Biblia sino en lo que se conversa y por eso es mejor ir a la propia Biblia y dejarle a ella formar nuestra expectativa para que no impongamos en ella nuestro prejuicio, sino que le dejemos a ella misma hablar. Entonces yo quisiera, que hagamos un recorrido rápido pero seguro por los pasajes que nos vienen hablando de la Venida del Señor Jesús, todos estos pasajes están relacionados porque es una sola Carta, el problema es que nosotros a veces tomamos los versos aislados y también no los tomamos en cuenta con los demás, no podemos mirar que a veces hay versos que aparentan, no que son contradictorios, que aparentan como si se contradijeran uno con el otro hasta que encontramos un tercero y un cuarto que nos muestran la concordancia de los dos, ese tercer verso es lo que podríamos llamar un catalizador; un catalizador hace el trabajo de mantener juntos a dos que solitos parece que no pueden estar juntos, en los elementos químicos determinado elemento no se puede mezclar con otro elemento por sí solos, pero a través de un tercero, esos otros dos consiguen mezclarse, gracias a ese tercero, y así también como lo es en la química lo es en la Hermenéutica, o sea, en la ciencia de la interpretación, versículos que aparentan ser contradictorios, tú no necesitas escoger un versículo en contra de otro, necesitas un tercer versículo para poder interpretar los dos que aparentan ser contradictorios y descubrir su complementariedad y equilibrio y como están viendo uno un lado y el otro lado y los dos son verdaderos ¿no? Entonces, en cuanto a la Venida del Señor, sabiendo que existen distintos puntos de vista, necesitamos tener presente estas mismas reglas hermenéuticas. Vamos al capítulo uno de la 1ª a los Tesalonicenses, y vamos a ver cuál es la primera mención que hace el apóstol Pablo de la Segunda Venida del Señor Jesucristo, entonces desde el verso nueve para llegar al diez dice Pablo "9porque ellos mismos cuentan de nosotros, o sea, las personas a quienes nosotros fuimos son las que ahí están y si ustedes evangelizaron antes que nosotros llegáramos y ustedes les contaron cómo nosotros llegamos a ustedes y los evangelizamos a ustedes, eso resumen lo que Pablo venía diciendo antes, dice: "…ellos mismos", estos, "…cuentan de nosotros la manera en que nos recibisteis, y cómo os convertisteis de los ídolos a Dios, para servir al Dios vivo y verdadero, 10y esperar de los cielos a su Hijo, al cual resucitó de los muertos, a Jesús, quien nos libra de la ira venidera". Entonces nótese que aquí, ya ésta es una iglesia nueva y la expectativa que El Espíritu Santo está sembrando por medio de los apóstoles que se basan en El propio Señor Jesús y en Su guianza por El Espíritu, coloca la esperanza en la venida del Señor de los cielos, la palabra de aquí es »k¼ desde los cielos, la esperanza del Señor que aquí Pablo está enseñando no es que nosotros subiremos hasta los cielos primeramente antes que el Señor venga, sino que nosotros lo esperaremos; es decir, que Él saldrá de los cielos y vendrá en las nubes hasta los aires, como lo va a explicar más adelante, y nosotros subiremos a recibirlo en los aires. Esta es la enseñanza que El Señor mismo también había dado ¿verdad? Que Él vendría en las nubes, que veríamos la señal del Hijo del hombre y que vendría en las nubes; entonces, esta es la expectativa que Pablo está dando desde el principio de la Carta, "…os convertisteis de los ídolos a Dios, para servir al Dios vivo y verdadero, 10y esperar de los cielos a su Hijo, al cual resucitó de los muertos, a Jesús, quien nos libra de la ira venidera". Entonces aquí habla de que en Su Venida El Señor nos libra de la ira venidera, esperar a Su Hijo a quien resucitó y nos libra de la ira venidera; ya en el sentido digamos jurídico, ya nuestra deuda fue pagada y ya no somos deudores, fuimos perdonados, así que de la ira de Dios ya estamos salvados, dice la Palabra, el que oye mi Palabra y cree ha pasado de muerte a vida y no vendrá a condenación1. O sea, que para con el pueblo de Dios no hay ira venidera, Jesús nos salva de la ira venidera; ahora, eso no quiere decir que vamos a interpretar esta frase que El Señor nos habla de la ira venidera para querer decir que en esta tierra todo va a ser color de rosa para nosotros, salud, dinero, amor, casa, carro y beca, pero nada de persecuciones, nada de problemas, nada de tribulación, no, no, no. No hay que interpretar por ese otro lado, por eso hay que leer toda la Carta, todos los demás pasajes, leerlo todo. Entonces Pablo por el Espíritu del Señor Jesús que empezó a introducir la Venida del Señor Jesús, comenzó y siguió hablando, ¿ve? Contando lo que sigue "1Porque vosotros mismos sabéis…", y note que la Palabra dice porque, acaba de hablar de ira venidera y de que Jesús nos libra de la ira venidera y sin embargo, dice que pasaron por una persecución, o sea, que no hay que interpretar ser salvo de la ira venidera como el no pasar por ninguna persecución. Durante veintiún siglos, los santos han pasado terribles persecuciones, pero El Espíritu de gloria ha estado sobre los hermanos en la persecución y dice "1Porque…" y escuche esa palabra, ese porque es la ligación de continuidad y de contexto "…vosotros mismos sabéis, hermanos, que nuestra visita a vosotros no resultó vana; 2pues habiendo antes padecido y sido ultrajados en Filipos, como sabéis, tuvimos denuedo en nuestro Dios para anunciaros el evangelio de Dios en medio de gran oposición.". O sea que, ser guardados de la ira venidera no quiere decir ser guardados de la persecución, ni de la oposición. No hay que interpretar mal esta frase. Luego, hacia el final del capítulo dos, él vuelve a mencionar la Venida del Señor y dice en el versículo 19 del capítulo dos, lo siguiente, "19 Porque ¿cuál es nuestra esperanza, o gozo, o corona…", entonces note, esperanza, gozo o corona o…, quiere decir que esta esperanza y gozo es la corona, no dice "y" sino o, o sea que, la esperanza es gozo, y la esperanza y el gozo es la corona, o sino no diría o sino y, pero dice o esperanza ¿verdad? "…¿cuál es nuestra esperanza, o gozo, o corona de que me gloríe? ¿No lo sois vosotros, delante de nuestro Señor Jesucristo en su Pareucía?" En Su Venida. La palabra que aparece aquí es la palabra Pareucía, llamo la atención a esto por lo siguiente, a veces se ha dicho que esas palabras diferentes se refieren a venidas diferentes, porque en algunos lugares se usa la palabra Pareucía que quiere decir Venida, presencia en el sentido de venida y la palabra Epifanía que quiere decir manifestación en lo alto, Epifanía de fanos que quiere decir manifestarse y epi que quiere decir desde lo alto; entonces la Epifanía es la manifestación de la venida del Señor de lo alto. Entonces algunas personas, como la Palabra usa esas dos palabras Pareucía y Epifanía, han dicho que la Pareucía es una y la Epifanía es otra, pero en este mismo libro de los Tesalonicenses vamos a ver que se nos habla de la Epifanía de la Pareucía. Entonces, la Epifanía de la Pareucía, o sea, la manifestación de Su Venida ¿ve? Entonces está ligando las dos en una misma cosa, no está diciendo que la Pareucía es una y a una hora, y la Epifanía es otra y a otra hora; sino que la Epifanía y la Pareucía son lo la misma cosa y entonces, por eso cuando lleguemos a esas palabras de la Venida voy a leer la palabra Pareucía. Algunos dicen que la Epifanía es una venida posterior a una venida en secreto, que la venida en secreto sería la Pareucía, antes de la tribulación y que después de la tribulación habrá una venida en gloria que sería la Epifanía, eso es una interpretación de algunas personas, como si hubiera una venida secreta antes de la tribulación y otra venida gloriosa después de la tribulación; a la primera llaman Pareucía, le llaman venida secreta, porque a veces, lo que el Señor dijo de la hora secreta, ellos consideran que es una venida secreta. Lo que es secreto es la hora, el día y la hora nadie lo sabe, eso es lo que es secreto, pero no la venida misma, y entonces la palabra Epifanía se aplica junto con Pareucía, se aplica aquí en Tesalonicenses y por eso les quiero ir llamando la atención desde el principio al uso de la palabra Pareucía en sus contextos, ¿ven? Que empezamos con Tesalonicenses la Carta más antigua de Pablo, escrita mucho antes que se escribieran los evangelios y que tienen también una tradición fresca de la enseñanza oral del Señor Jesús; entonces ahí habló de la Pareucía y habló de la Pareucía en relación con corona, con corona y esa corona en relación con esperanza y gozo. Entonces vamos a seguir examinando de esa misma venida que empezó en el capítulo 1 y sigue hablando en el capítulo 2, y ahora sigue hablando en el capítulo 3 y pongamos atención al capítulo 3 ahora desde el versículo 12 al 13 porque él sigue hablando dela misma venida durante toda la Carta; cuando tú lees toda la Carta en orden no te da nunca la impresión de que él está hablando de dos venidas sino de Una sola. Entonces él dice así, capítulo 3, versículos 12 y 13, lean con mucho cuidado, ustedes tienen al Espíritu Santo e invoquen al Señor, yo no quiero hablarles directamente sino a través del Señor y de la Palabra y usted solo reciba lo que la Palabra y El Señor le dicen. Amén. Entonces dice así: "12 Y el Señor os haga crecer y abundar en amor unos para con otros y para con todos, como también lo hacemos nosotros para con vosotros, 13 para que sean afirmados vuestros corazones, irreprensibles en santidad delante de Dios nuestro Padre, en la Pareucía", esa palabra ahí es Pareucía y dice "de nuestro Señor Jesucristo con todos sus santos". O sea, aquí Pablo relaciona la Pareucía con la Venida del Señor con los santos, y Pablo está preparando a la Iglesia para esperar al Señor de los cielos que viene con todos los santos, ¿se da cuenta? O sea, la expectativa de Pablo para los que estén vivos en la tierra, porque la mayoría grande de los hermanos que ya llevamos 21 siglos de vida de la Iglesia en la tierra, la mayoría de los hermanos de esos 21 siglos ya murieron, y habrá incluso en la última hora los bienaventurados que mueran para que descansen de sus trabajos que escapen de la hora de la prueba que viene sobre el mundo entero. El Señor se los lleva a descansar y sus obras con ellos siguen, pero entonces ¿cuál es la expectativa que Pablo enseña a la Iglesia? Aquí aparece muy claro que serán afirmados vuestros corazones, irreprensibles en santidad delante de Dios nuestro Padre, en la Pareucía. Ya no habló aquí de Epifanía, sino usó la misma palabra Pareucía desde el principio y dice "…en la Pareucía de nuestro Señor Jesucristo…" pero no puso punto; así que, no está asociando Pablo ni el Espíritu Santo la Pareucía con una venida anterior y luego la Epifanía con otra, cuando viene con los santos, no. Pablo desde el principio les está diciendo a los santos que los que de ellos lleguen hasta la Venida del Señor lo esperen venir con todos los santos. Pablo enseña que el Señor va a venir con todos los santos, o sea, todos los que ya se fueron a descansar con Él. Entonces él sigue hablando de esa Venida y le llama Pareucía y dice que viene con todos los santos y eso lo explica en el siguiente capítulo, esa Venida del Señor con todos los santos; porque algunos dicen no, primero viene por los santos y luego viene con los santos, no es eso lo que está diciendo Pablo, Pablo está diciendo es que cuando Él venga, Él va a venir con los santos y en ese mismo espíritu él continúa hablando en el capítulo cuatro. En el capítulo cuatro, desde el versículo 13, podemos seguir leyendo de la Venida del Señor, para que vean que es Pablo hablando de la Venida en todos los capítulos, no va a estar hablando una cosa en uno y otra cosa en otro, sino viene hablando de lo mismo. Y dice "13Tampoco queremos, hermanos, que ignoréis acerca de los que duermen…", o sea, los incrédulos que murieron se perdieron y están muertos, pero aquí, para los que son del Señor para El Señor todos viven. Dios es el Dios de Abraham, de Isaac y de Jacob, explicó El Señor Jesús y para Él todos viven. O sea, sí, para El Señor Jesús los que son de Dios, que recibieron al Mesías inclusive los Patriarcas del Antiguo Testamento que también ahora lo recibieron, porque Jesús bajó al Seol, al Hades, y predicó el evangelio a los muertos, porque los que habían muerto antes, sin saber quién era El Mesías, pero creyendo en Él que vendría, Él se identificó allá y dijo no dejarás mi alma en el Hades y Él salió y resucitó habiéndoles predicado allá, así que El viene con ellos también. Dice (para Dios todos ellos viven), entonces los que "mueren" aquí se le llamo que duermen porque no es la misma muerte de los otros. ¿Amén? Entonces dice: "13Tampoco queremos, hermanos, que ignoréis…", o sea, que esto no debe ser ignorado, los apóstoles no quieren que esto se ignore, entonces debe ser enseñado y por eso fue enseñado por Pablo, ¿Qué? "…acerca de los que duermen, para que no os entristezcáis como los otros…", sí, cuando parte alguno de nuestros seres queridos si nos entristecemos, pero no como los otros, los otros no tienen esperanza, los otros es como su hubieran perdido para siempre a esa persona, nosotros no; es solo una despedida como si estuvieran en vacaciones, porque de hecho está en vacaciones en El Paraíso, que mejores vacaciones no hay. Entonces dice aquí, "…acerca de los que duermen, para que no os entristezcáis como los otros que no tienen esperanza. 14Porque si creemos que Jesús murió y resucitó, así también traerá Dios con Jesús a los que durmieron en Él." Entonces Pablo está desde el principio dela Carta en cada capítulo preparándolos creándoles una expectativa a cerca de la Pareucía, de la Venida, de la Presencia del Señor Jesús en Su Segunda Venida, pero les está diciendo que va a venir con todos los santos y aquí está diciendo que Dios traerá con Jesús a los que durmieron en Él; o sea, que hay una continuidad entre el capítulo 3 y el capítulo 4, Pablo no está hablando cosas distintas contradiciéndose, él está hablando de la misma cosa. En el capítulo 3 enseñó a los santos a esperar al Señor con todos los santos y ahora en el capítulo 4 lo explica, cómo es que El Señor va a venir con todos los santos; pues Dios traerá con Jesús a todos los que durmieron en Él. Los santos están esperando en el Paraíso al Señor y ellos tienen que venir con el Señor y Mateo dice que sonará la trompeta y los santos serán recogidos de un extremo del cielo hasta el otro2, porque la mayoría de los santos están en el cielo, nosotros estamos aquí en la tierra, pero somos la minoría comparados con los santos de 21 siglos, hay santos de 21 siglos descansando en El Paraíso que es el Tercer Cielo. Entonces dice que tocará la trompeta y reunirá a sus escogidos de un extremo del cielo hasta el otro, ahora ellos tienen que venir, ellos están sin cuerpo, ellos tienen que venir a tomar sus cuerpos, y ellos tienen que tomar sus cuerpos en la Resurrección cuando Él venga y cuando Él venga y ellos resuciten nosotros seremos transformados, no antes, sino cuando Él venga con ellos, y ellos entonces toman sus cuerpos y nosotros resucitamos y los recibimos en los aires, pero los que estamos aquí o los que estén, porque nos podemos ir a descansar antes, El Señor va a reunirlos y Dios traerá con Jesús a los que durmieron en Él. Entonces este es el modo de pensar de los apóstoles, que él está pensando, y que en la Segunda Carta se va a referir al modo de pensar apostólico que viene el Señor Jesús; o sea, Pablo piensa como pensó y enseñó El Señor Jesús y luego él se va referir en la Segunda Carta a este modo de pensar que aquí lo está exponiendo hablando de la Venida del Señor en todos los capítulos de la Primera, que luego completa en la Segunda. Entonces sigue hablando todavía aquí en este capítulo 4 y dice: "14Porque si creemos que Jesús murió y resucitó, así también traerá Dios con Jesús a los que durmieron en Él. 15Por lo cual…", otra frase de contexto y de ligación, ligación de contexto; Pablo no dice en la frase solamente nosotros, o él solo; no, él dice "15Por lo cual os decimos esto en palabra del Señor…", o sea, que el Señor dijo esto y Pablo está transmitiendo lo que El Señor dijo y lo dice en relación con lo que venía diciendo en toda la Carta, por lo cual habló de esperar nosotros a Jesús desde los cielos, no nosotros ir al trono, sino Él salir del trono y venir a las nubes es lo que él enseña, la expectativa que él enseña a la Iglesia no es que algunos se van a ir allá al trono, no, es que Él dejará el trono y recogerá, esperará a los suyos en los aires y que Él vendrá con los santos, y esa Venida con los santos es la misma Venida como ladrón en la noche; porque algunos que separan la Epifanía de la Pareucía dicen que la Pareucía es como ladrón en la noche, pero Pablo enseña que la Venida como ladrón es la Única Venida y es la misma manifestación gloriosa y estruendosa y vamos a verlo, es la misma. Entonces seguimos leyendo, yo sé que al leer estas cosas, es como si pasaran una aplanadora, un buldózer y estuviera arrasando un montón de expectativas que se han creado de las películas, de las predicaciones, pero no de la lectura de la Biblia, porque hay predicaciones que no son explicaciones de la Biblia sino expresión de opiniones; entonces por eso me detengo y le pido a usted que siga la Biblia y en un espíritu sano crítico, conmigo mismo yo les pido que tengan un espíritu crítico sano; un espíritu crítico sano quiere decir que no traguen entero lo que yo digo, examínenlo con la Biblia y el Espíritu Santo es su conciencia y cuando yo me equivoque entonces me explican donde me equivoqué y yo me retracto y pido perdón, no va a ser la primera vez que me retracto, ya me he tenido que retractar en mi vida, he tenido que corregir me enseñanza, no me sigan a mi, analicen cómo yo leo la Biblia a ver si la leo bien o la leo mal. ¿Amén hermanos? Ustedes son responsables, ustedes son la Iglesia, son los que tienen que probar todo, examinarlo. ¿Amén? Amén. Entonces, seguimos leyendo "15Por lo cual…", note esta es otra expresión de contexto y de continuidad, no son palabras aisladas, viene hablando de lo mismo. En el capítulo uno, habló de esperar al Hijo, en el dos dice que esa Venida es con la corona, en el tres dice que viene con los santos y utiliza la palabra Pareucía para referirse a todo eso, y luego dice y lo explica en el cuatro diciendo que Dios traerá con Jesús a los que durmieron en Él, que concuerda con la Venida de Él con todos los santos y en esa misma continuidad explica lo siguiente "15Por lo cual os decimos esto en palabra del Señor:" O sea, como quien dice, Pablo, lo que yo les he dicho aquí es debido a lo que El Señor mismo enseñó, esto que dice en palabra del Señor es la transmisión de la tradición oral de la enseñanza del Señor, que ahora pasa por primera vez a escrito en esta Primera Carta a los Tesalonicenses, de Pablo. Entonces, dice aquí "…os decimos esto en palabra del Señor: que nosotros…"incluido Pablo y los apóstoles, ¿será que él no pertenecía al Hijo varón? Pero si el Hijo varón es Cristo, ¿cómo no va a pertenecer a Cristo? Todos los que estamos en Cristo, tenemos al Hijo formándose en nosotros. Y dice Pablo, él dice: "…nosotros que vivimos…" porque en ese momento, cuando Pablo escribió estaba vivo, ahora ya está muerto, ahora ya está él también descansando, ahora también él va a venir con Jesús desde el cielo, desde El Paraíso, del tercer cielo, va a venir con Jesús también a tomar su cuerpo; pero en ese tiempo él no había muero, pero él se incluía, él no se estaba poniendo en una segunda categoría, como si hubiera dos categorías, no, él está hablando en la categoría de los salvos porque es la categoría de la gracia, de la promesa del Señor. Amén. ¿ve? Entonces dice aquí "…nosotros que vivimos que habremos quedado hasta la venida del Señor…" ¿Qué va a pasar con los que quedan hasta la Pareucía? La Venida, La Pareucía. Revise esas palabras en el griego ahora que salgamos, Pareucía dice en todas partes hasta el versículo que les voy a mostrar donde usa Epifanía de la Pareucía; o sea, junta otra vez las dos palabras en un misma Venida. Entonces dice aquí: "…habremos quedado hasta la Pareucía del Señor, no precederemos a los que durmieron." No precederemos. Hoy se está enseñando algo contrario a lo que El Espíritu Santo, Pablo y la Biblia enseñan, de que precederemos a algunos; pero aquí dice no precederemos. Si El Espíritu Santo dice no precederemos y lo dice en palabra del Señor Jesús, es porque El Señor Jesús enseñó que no precederemos; entonces siempre tenemos que recordar este "no precederemos" para no interpretar ciertos versos que pueden tener varias interpretaciones y tomar una interpretación en un sentido contrario a esta palabra del Señor transmitida por El Espíritu Santo, los apóstoles y la Biblia, porque aquí dice: no precederemos a los que duermen ¿ve?, a los que durmieron. Y vuelve otra vez, "16 Porque…" Fíjese ese "14Porque…", "15Por lo cual…", "16Porque…"Continuidad. "16Porque el Señor mismo…" El Señor mismo, no es que va a mandar a alguno que nos lleve para arriba, no, Él mismo va a venir, "…con voz de mando, con voz de arcángel…"no que Sea un arcángel, pero la palabra arcángel significa jefe o príncipe de ángeles, Él es El Príncipe de los ejércitos, a Él se le llama también ángel, no por ser un ángel, Él es El Ángel de Jehová, porque la palabra ángel no está limitada por naturaleza sino que se refiere al oficio de mensajero y al oficio de jefe de los ángeles aquí, Él es Dios, El Verbo que estaba con Dios y era Dios y sigue siendo Dios, "…con voz de arcángel, y con trompeta de Dios, descenderá…" Él mismo descenderá, no que nosotros subiremos sino que Él descenderá, no que subiremos al cielo antes de que Él salga de la diestra del Padre, no, Él descenderá y nosotros subiremos pero hasta las nubes. Amén, no hasta el cielo, hasta las nubes, y luego bajaremos de las nubes con Él al Milenio. Entonces dice así: "…descenderá del cielo; y los muertos en Cristo resucitarán primero." Entonces ya, vea hay una concordancia, dice no precederemos a los que durmieron y ellos resucitarán primero, esa es la enseñanza de Jesucristo, del Espíritu Santo, de los apóstoles y de la Biblia y debe ser la nuestra, esa es la expectativa que El Señor, Su Espíritu, Sus apóstoles y la Biblia crean en la Iglesia, ese es el modo de pensar del que va a referirse en la siguiente Carta, que no tenemos que movernos de este modo de pensar y él sigue diciendo así: "17Luego…" Luego, no antes, "…nosotros…"incluido Pablo, usted piensa que Pablo no merecería ser arrebatado, si es que hubiera un arrebatamiento antes, yo no digo que no hay arrebatamiento, solo que aquí es luego, no antes. "17Luego nosotros los que vivimos, los que hayamos quedado…"O sea, que si usted es uno de los que quedó, esa es la expectativa de la Biblia para usted, "…seremos arrebatados…" no antes de ellos, sino "…juntamente con ellos…" ¿ve? Esa es la enseñanza del Espíritu en palabra del Señor, que Pablo recibió, El Espíritu Santo le inspiró y la Biblia enseña. Y luego, primero ellos resucitan porque Dios trae con Jesús a los que durmieron, pero ellos no tenían cuerpo, ellos estaban en el Paraíso, en el tercer cielo; tienen que tomar sus cuerpos que se quedaron en la tierra; entonces, ellos resucitan primero y luego nosotros, los que hayamos quedado, seremos arrebatados, ahí es cuando somos transformados que explica 1ª a los Corintios juntamente con ellos, cuando Él viene con todos los santos, los que quedamos resucitamos y subimos. Está hablando de todos los que murieron en Cristo, algunos murieron antes de venir Cristo, pero en esperanza de Cristo, y cuando Cristo murió, Él fue y predicó el evangelio a los muertos dice 1ª de Pedro 4:6, entonces ellos están incluidos, por eso leíamos anoche cuando El Señor le dice a Daniel: Daniel y tú te levantarás en el día de la Resurrección, también Daniel se levantará. Son los que no están en Cristo los que resucitarán después del Milenio, o sea, los que no son de Cristo, aquí viene hablando de los que son de Cristo, ¿ve? Dice los que creemos, "14Porque si creemos que Jesús murió y resucitó, así también traerá Dios con Jesús a los que durmieron en él." En El Señor. Entonces seguimos leyendo, "17…seremos arrebatados…" Seremos, ahí está incluido, arrebatados, ese es el Arrebatamiento. Sí, creemos en el Arrebatamiento, ¿cuándo? Cuando Él venga con todos los santos. ¿si? Vea que no son dos distintos, la Venida de Él con los santos trayendo Dios con Jesús a los que durmieron en Él, es la misma del Arrebatamiento. Algunos separan que el Arrebatamiento es uno y la Venida con los santos es otro, pero aquí es el mismo, es la misma Venida la del Arrebatamiento y la Venida con todos los santos, es la misma y Única Venida, la Segunda es Su Única Venida. Entonces sigue hablando y dice "… seremos arrebatados juntamente con ellos en las nubes para recibir al Señor…" no es yendo nosotros a la diestra del Padre, no, Él viene de la diestra a las nubes y nosotros los recibimos en las nubes, en las nubes, esa es la enseñanza del Señor y los apóstoles, lo recibiremos, ¿si ve? Dice "…juntamente con ellos en las nubes para recibir al Señor en el aire, y así estaremos siempre con el Señor. 18Por tanto", otra palabra de ligación de contexto, continua hablando de la misma cosa. Fíjese que desde el capítulo uno viene hablando de lo mismo, "…alentaos los unos a los otros con estas", no con otras palabras, "…con estas palabras. 1Pero…", ahora dice bueno, ¿y qué va a pasar con nosotros? y todo eso. Entonces "…a cerca de los tiempos no tenéis necesidad, hermanos, de que yo os escriba. 2Porque vosotros sabéis perfectamente que el día del Señor…", ¿ve? Viene hablando de lo mismo y vuelve a hablar del día del Señor, "…vendrá así como ladrón en la noche." Entonces alguno dice, bueno, pero venía hablando de venir con todos los santos y ahora habla de la Venida como ladrón en la noche, lo mismo que habla en Mateo 24. Si tú tomas Mateo 24 desde el principio y le sigues toda la corriente al Señor y todos los contextos, ves que Él viene hablando de Su Venida gloriosa y viene hablando que nadie sabe el día y la hora y que es una Venida no en secreto, lo que es secreto es el día y la hora, no la Venida, nunca en la Biblia se habla de una venida secreta en el sentido que nadie se va a dar cuenta cuando Él venga, y eso hay que decirlo ahora porque es que hay un plan de hacer unas cosas falsas y matar unos cuantos cristianos, desaparecerlos como si fuera un rapto anterior, es un plan que existe, existe ese plan, no voy a hablar de eso ahora, pero después se puede leer todo eso. Pero entonces, sigamos aquí: "17…y así estaremos siempre con El Señor. 18Por tanto…" y luego en el 5: 2 "2Porque vosotros sabéis perfectamente que el día del Señor vendrá así como ladrón en la noche." Note, "…vosotros sabéis…" la Iglesia tenía la tradición de la Venida del Señor como ladrón en la noche y Pablo es el primero que está hablando de eso, y bueno, Santiago también habla de esperar al Señor, esas dos Cartas son las primeras de Nuevo Testamento y dice así: "3que…" noten, noten, cómo es la Venida del Señor como ladrón, no es una venida secreta, lo que es secreto es la hora y el día es secreto, pero no la Venida. ¿Cómo va a ser la Venida? Ahí lo explica en el capítulo 5, explica la Venida como ladrón que es la Única Venida en la que viene con todos los santos y que no precederemos a otros, dice: "3que…" noten el contexto de la Venida como ladrón, "3que cuando digan: Paz y seguridad…", que es lo que están diciendo ahora los gobiernos, "…entonces vendrá sobre ellos destrucción repentina, como los dolores a la mujer encinta, y no escaparán."Entonces la Venida del Señor como ladrón implica la destrucción repentina de los que están hablando de paz y seguridad; o sea, que no es que se desaparece la gente y no más, no; nosotros somos transformados, os juntamos con los resucitados, los recibimos en los aires y venimos de ahí para acá y este mundo se vuelve un desastre, el mundo es destruido, mucha gente muere, "…destrucción repentina… y no escaparán." Eso es lo que Pablo está enseñando y después de hablar eso dice que ellos no escaparán, porque nosotros sí escaparemos, si nos matan resucitamos, si ya nos llevan a degollar y llega El Señor, pues escapamos del degollamiento y si no, recuperamos hasta la cabeza y hasta los calvos recuperarán sus pelitos, dice que ni un cabello de su cabeza perecerá.3 Así que los hermanos preocupados con la caída del cabello, y las hermanas también se preocupan, claro, no se preocupen ya más, que ni un cabello de nuestra cabeza perecerá, escaparemos; nosotros sí escaparemos, ellos no escaparán "4Mas vosotros, hermanos…" Vosotros, ahora hace el contraste entre ellos y nosotros, en este mismo espíritu y haciendo este mismo contraste y en una misma Venida, Segunda del Señor, continúa la 2ª a los Tesalonicenses, pero estamos terminando la 1ª y vamos a continuar con la 2ª. Entonces dice: "4Mas vosotros, hermanos, no estáis en tinieblas, para que aquel día…" no viene hablando de otro, sino uno, del Único que viene hablando en el capítulo uno, y el dos, y el tres, y el cuatro y ahora el cinco,"…os sorprenda como ladrón." Porque si dice aquel día os sorprenda, o sea, que a los otros los va a sorprender, entonces por eso, nos pide a vigilar para que a nosotros no nos sorprenda. Amén. O sea, que nosotros tenemos que estar vigilando para que no nos sorprenda, los demás van a ser sorprendidos, no pusieron cuidado en las señales, ni entendieron nada de lo que estaba pasando y vino el diluvio y se los llevó a todos; estaban como si todo estuviera igual, comprando, vendiendo, traficando, edificando, casándose, dándose en casamiento, (ayer vine de uno, ha habido muchos últimamente, van a haber otros), hasta que vino el diluvio y se los llevó a todos, así será la Venida del Hijo de hombre y nadie se moleste, no les estoy diciendo que no se casen, no, pueda ser que se puedan ayudar mutuamente en la gran tribulación, pero el problema es que no sea eso lo principal, casarse no es pecado, lo que es pecado es dejar al Señor en segundo lugar, pero casarse no. Amén. Cásense para servir juntos al Señor y estarle esperando juntos. ¡Aleluya! Entonces dice aquí: "… vosotros, hermanos, no estáis en tinieblas, para que aquel día…" ese que viene hablando desde el principio, "…os sorprenda como ladrón. 5Porque…"otra ligación de contexto, "… todos vosotros…"o sea, la Iglesia, porque esto no va dirigido a un grupo especial en la Iglesia sino a toda la Iglesia, "… todos vosotros sois hijos de luz e hijos del día; no somos de la noche ni de las tinieblas. 6Por tanto, no durmamos como los demás, sino velemos…"entonces note, que esa inminencia se nos enseña en este contexto general, "…velemos y seamos sobrios. 7Pues los que duermen, de noche duermen, y los que se embriagan, de noche se embriagan. 8Pero nosotros que somos del día, seamos sobrios, habiéndonos vestido de la coraza de fe y de amor…"esa es la coraza hermanos, fe y amor esa es la coraza; son tiempos terribles, pero fe y amor son la coraza ¿Amén? "…y con la esperanza de salvación como yelmo."Aquí cuando habla de la esperanza de salvación no es que no seamos ya salvos, lo somos en espíritu, y lo estamos siendo en el alma, pero esa es la salvación que se nos traerá, la del cuerpo. Entonces por eso dice "…la esperanza de salvación…(nuestro cuerpo será resucitado) como yelmo." O transformado. "9Porque no nos ha puesto Dios para ira…" note, este porque, esta frase "…no nos ha puesto Dios para ira…" no debe leerse solo así; si uno que dice "no, no nos ha puesto Dios para ira, entonces por qué vamos a pasar tribulación y persecución. No, no empieza así la frase, dice: "9Porque…" O sea, está relacionando esta frase con todo lo que ya dijo y no lo va a contradecir, ni lo va a interpretar en sentido contrario, sino en continuidad y en el mismo sentido, "…no nos ha puesto Dios para ira, sino para alcanzar salvación…" ya somos salvos, pero dice alcanzar salvación, es cuando El Señor viene a juzgar a todos y airado contra casi todo, menos contra nosotros. Amén. ¿ve? Es en ese sentido que somos guardados de la ira de Él, de la del mundo no, El Señor nunca nos prometió que nos salvaría de la ira del mundo, no, de la de Él, la del mundo no, el mundo siempre será hostil y nos aborrecerá y por aborrecernos es que Dios va a juzgar al mundo, por derramar nuestra sangre es que ellos van a beber sangre. Amén. Nosotros la vamos a derramar pero ellos la van a beber. Entonces dice aquí: "…alcanzar salvación por medio de nuestro señor Jesucristo, 10quien murió por nosotros para que ya sea que velemos, o que durmamos (viene hablando de la mayoría de los que durmieron y de los pocos que quedaran cuando Él venga, esos estarán velando) vivamos juntamente con él. 11Por lo cual, animaos unos a otros, y edificaos unos a otros, así como lo hacéis." O lo que había dicho antes, alentaos los unos a los otros, con estas, no con otras hermano por favor, no con películas, ni dejados atrás y esas cosas, no, con estas palabras, con estas palabras. Amén. Entonces para terminar la Carta vuelve y menciona la Venida del Señor y dice el 5: 23 "23Y el mismo Dios de paz os santifique por completo…" ¿A quién? A la Iglesia, es a la Iglesia a quien se le habla esto, a la Iglesia en Dios Padre y en El Hijo, en Tesalónica y vale para todos, esta Carta también hay que leerla a todos, dice "23Y el mismo Dios de paz os santifique por completo; y todo vuestro ser, espíritu, alma y cuerpo, sea guardado irreprensible (ah note), guardado irreprensible para la Pareucía…" otra vez. En toda esta Carta usa la palabra Pareucía y en la otra vamos a escuchar Epifanía de la Pareucía. "…para la Pareucía de nuestro Señor Jesucristo. 24Fiel es el que os llama, el cual también lo hará." Entonces ahí hemos visto todas las menciones de la Segunda Venida del Señor enseñada oralmente por El Señor, transmitida oralmente por los apóstoles y esa tradición oral del Señor pasada a escrito por Pablo, "os decimos esto en palabra del Señor, tal cosa, tal cosa, por tanto, lo cual, por lo cual, luego". Ahora seguimos con la Segunda que es complementaria de la Primera, así que hoy puede esperar el almuerzo un poquito, ya no los voy a atormentar más. Capítulo uno de la Segunda, esto fue seis meses después, Pablo viene a responder eso, porque ¿qué pasó con algunos hermanos? Dijeron ¡uy! la Venida del Señor está tan cerca, mejor dicho está encima, no voy a trabajar más, voy a almorzar en la casa de fulano, o de zutano, o de mengano, me la voy a pasar de casa en casa entrometiéndome en lo ajeno, no, no, no tampoco, no, no es así, si El Señor te quiere encontrar plantando papas, amén. Él va a encontrar muchos de los que están arrebatados estarán plantando papas o yucas en el campo, estarán dos en el campo y uno será tomado y el otro seguirá, pero el otro se fue de vacaciones, ah no, ahora no es de vacaciones, ahora si fue de Bodas, se casó con el mejor novio, el esposo eterno, amén. Digamos, no hay sueldo, jajaja pero sí gozo eterno, ay no jajaja, pero sí un trabajo glorioso. Entonces ahora empezamos a analizar la Segunda que es donde va a dar la continuidad con lo de Daniel, por eso tomamos Tesalonicenses para dar continuidad a lo de Daniel ¿Amén? ¡Amén! Pero en el contexto de la Venida. Entonces, vamos a leer el capítulo uno, mire que lo del dos comienza desde el uno, y la Segunda de Tesalonicenses continua lo de la Primera. Mire cómo continúa, recuerda que había hablado Pablo que en la Venida de Él como ladrón, pues, nosotros no queremos ser tomados por sorpresa pero los otros sí lo serán, y los otros tendrán destrucción repentina y ellos no escaparán y nosotros sí escaparemos, El Señor dijo que roguemos al Señor para escapar de estas cosas que vendrán, entonces oremos, oremos para escapar. Pero parte del cristianismo serán sorprendidos. Exactamente, exactamente, sorprendidos. ¡Qué curioso! Parece que los que se piensan que pasarán la tribulación escaparán y los que se piensan que no, van a ser sorprendidos y escandalizados, Dios tenga misericordia en lo que habrá. Entonces seguimos en el versículo tres, sigue hablando a los mismos Tesalonicenses ¿ve? A la misma Iglesia, seis meses después, y para corregir también a algunos que interpretaron mal. "3Debemos siempre dar gracias a Dios por vosotros, hermanos, como es digno, por cuanto vuestra fe va creciendo, y el amor de todos…" Vea, continúa en lo mismo, fe y amor, "…y el amor de todos y cada uno de vosotros abunda para con los demás"¡Qué lindo! El amor abundante y la fe creciendo. "4tanto, que nosotros mismos nos gloriamos de vosotros en las iglesias de Dios, por vuestra paciencia y fe en todas vuestras persecuciones y tribulaciones que soportáis." ¿Usted qué piensa, que una tortura en el tiempo de Pablo, o en el tiempo del anticristo, serán diferentes? La misma cosa, si usted ve las torturas que hubo en el tiempo de la Iglesia primitiva, o de los nazis, o de los (urimistas), o de los musulmanes. Hermano, mire una cosa, El Señor nunca prometió que no pasaríamos persecuciones, ni tribulaciones; Él dijo: entonces seréis atribulados, y aborrecidos de todas las gentes, eso fue lo que Él dijo, se los dijo, y matarán, no a todos, pero a algunos de vosotros los van a matar y Yo se los digo de antemano, para que cuando suceda os acordéis que ya os lo había dicho.4 Eso es como Jesús enseñó y Pablo decía ¿cómo confirmaba Pablo a las Iglesias? Es necesario, ¡necesario!, ¡necesario!, que a través de muchas tribulaciones entremos en el Reino de Dios y así eran confirmados los hermanos, no diciéndoles que todo va a ser color de rosa; así no son confirmados, así son desarmados, porque San Pedro ¿qué decía? Puesto que Cristo padeció por nosotros en la carne, vosotros también armaos del mismo pensamiento,5 quien está diciendo Señor danos gracia, ayúdanos a vencer, no nos permitas vivir en temor, en cobardía, ayúdanos a vivir bajo Tu Espíritu de gloria, ¡Que cuando venga la persecución empecemos a cantar como estábamos cantando hoy!, quizá muchos se caerán para atrás, algunos se morirán, de los de afuera, cuando la Iglesia esté glorificando al Señor como hacían los cristianos primitivos, que hasta los leones no se los querían comer a ellos, porque los hermanos adorando a Dios y los leones mirándolos, pero si caía otro, a ese sí se lo comían; como pasó con Daniel, a Daniel lo echaron a la cueva de los leones y los leones felices con Daniel, pero cuando se acercaron los que lo habían echado, no acababan de caer al piso y ya se los habían agarrado. Entonces hermanos, El Espíritu de gloria está sobre los que están es persecución, que vivamos en ese Espíritu de gloria. Entonces, sigamos leyendo, "…paciencia y fe…", note lo que dice, "…paciencia y fe…", esta palabra paciencia es la misma palabra perseverancia, es hipomené, es la misma, que dice guardad la palabra de la perseverancia hasta el fin. Entonces dice, "…paciencia y fe en todas vuestras…" "…todas vuestras persecuciones y tribulaciones que soportáis." Entonces ahora, mire como Dios interpreta, a veces distinto que nosotros, nosotros pensamos que si El Señor murió por nosotros ¿por qué tenemos que pasar persecuciones y tribulaciones? Pensamos que…, no, pero Dios piensa distinto, mire como Dios piensa: "5Esto…", esto de pasar con paciencia y fe, tribulaciones y persecuciones, "5Esto es demostración del justo juicio de Dios, ¿cómo? ¿por qué?, vamos a tratar de entender al Espíritu Santo, a tratar de entender a Pablo, ¿por qué eso? Pasar tribulaciones y persecuciones, ¿por qué eso es demostración del justo juicio de Dios? Dice, "… para que seáis tenidos por dignos del reino de Dios, por el cual asimismo padecéis." O sea, si usted es alguien que padeció por el Reino, que se dejó hasta quitar la cabeza, Dios le considera digno del Reino, ¿se da cuenta? o sea, que lo que estamos teniendo es una oportunidad de ser considerados dignos del Reino, lo que estamos es asegurando un buen puesto en el Milenio, ¿se da cuenta? Eso es. ¿Quiénes son los que reinarán con Cristo mil años? Porque unos piensan que no, que serán aquellos que se fueron antes, no, no, no. Los que vencieron a la bestia, a la imagen, que fueron decapitados por el nombre del Señor, esos reinarán con Cristo mil años y esa es la Primera Resurrección, y no precederemos a los que durmieron, no habla de alguien que se va antes. Algunos versos se interpretan así contra todos estos, pero pueden tener otra interpretación mejor, sin hacer contradecir la continuidad del contexto. Entonces dice aquí, estamos ahora en el versículo seis, "6Porque es justo delante de Dios pagar con tribulación a los que os atribulan," así que, hay dos clases de tribulación, una es la tribulación del mundo a la Iglesia y otra es la tribulación de Dios al mundo. La Iglesia pasa por tribulación para ser purificada y ser preparada, emblanquecida y ser tenida por digna del Reino por el cual padece persecución y tribulación; pero el mundo va a ser atribulado por atribular a la Iglesia, por perseguir a la Iglesia, ¿ve? Entonces en la tribulación hay personas con el Sello del Espíritu Santo que, aquellos seres infernales que salen a atormentar la gente, no pueden tocar a los santos, pero los santos están junto con los otros, pero no son tocados, ¿ve? Los otros sí son tocados. Porque una cosa es que el mundo nos atribule y nos odie, pero otra cosa es que Dios los juzgue a ellos, mientras a nosotros nos defiende, o a nosotros nos hace descansar, donde nos concede la honra no sólo de creer, sino de padecer por Él, porque esa es una honra, una honra. Entonces luego dice acá, vamos a ver que estas dos cosas suceden al tiempo, "…es justo…" y antes dice "6Porque…" por eso, es demostración de es justo. Ahora entonces, ¿por qué es justo? "…es justo delante de Dios pagar con tribulación a los que os atribulan," ¡ay¡ ellos no saben que entre más planeen tribulación contra nosotros, más se les está amontonando a ellos encima, porque dice el baldón volverá sobre su propia cabeza; lo que tú hiciste se hará contigo6, dice El Señor. Entonces los que planean tribulaciones contra el pueblo de Dios, no saben que están afilando el cuchillo para su propia garganta, como Guillotín, que se inventó la guillotina y a él también lo guillotinaron; eso es demasiado serio y la gente piensa que Dios va a dejar que su pueblo…, sí Él permite, porque somos probados; pero después, ahí llega la hora del Señor, ahí para ellos es peor, es peor para ellos ¿ve? Entonces el mundo debe ser advertido, debemos amar al mundo, orar por el mundo, orar por ellos, que hasta la última hora reciban nuestro testimonio bajo la gracia del Espíritu de gloria, si es necesario cantando morir, Amén. pero ¡ay de ellos! Y eso no es una cosa solo para el futuro, ya Lucrecio, un hijo de Dios, un escritor primitivo de la Iglesia, escribió un libro que se llama "La muerte de los Perseguidores" y es terrible, él cuenta de esos grandes emperadores y tribunos y personas, capitanes, que dirigieron las persecuciones terribles que la Iglesia ha sufrido, cómo murieron, ese es el tema de libro "La muerte de los Perseguidores". Ellos planearon las cosas peores, pero El Señor dijo como tú hiciste se hará contigo. Inclusive a los dos profetas, dice que si alguno planea hacerles daño, debe morir él de la misma manera, planeó así darle un escopetazo por ahí como si fuera un francotirador, ¡tas! otro francotirador se le adelanta; quiere ponerle una bomba al otro y se explota la bomba a él, como ha sucedido aquí, yo recuerdo que un sicario iba con su bomba para ponerla en El Capitolio y le estalló en La Plaza de Bolívar, antes que llegara cerca de las paredes, terrible, eso es terrible. Entonces dice, ninguna arma forjada contra ti prosperará7, dice El Señor. ¡Amén! Ninguna arma forjada contra ti prosperará, el que contra ti conspirare delante de ti caerá. Un día Nerón mandó decapitar a Pablo, ya está cercano el día en que Pablo va a mandar a Nerón al infierno; Nerón mandó decapitar a Pablo, pero Nerón comparecerá ante Pablo en el Juicio Final. ¿Qué hizo Nerón al quitarle la cabeza a Pablo? Lo mandó al Paraíso. Pero será que va para el Paraíso Nerón. Mejor le hubiera sido no haber nacido dice El Señor. ¿Verdad? Bueno, el que hace tropezar a un pequeño del Señor. Entonces llegamos al verso siete, que es continuación del seis, pongamos atención que las dos cosas acontecen al mismo tiempo, el juicio de los inicuos y la liberación de los santos; porque algunos piensan, bueno, primero El Señor saca a las personas y luego juzga a los otros, no, vamos a ver que aquí dice que es al mismo tiempo, es simultáneo, vamos a ver la simultaneidad, desde el verso, voy a leer desde el seis y seguimos, "… es justo delante de Dios pagar con tribulación a los que os atribulan, 7y a vosotros que sois atribulados," ¡ah!, O sea, los dos somos atribulados. Dice que incluso, el cruel se atormenta a sí mismo, los que están atormentando a otros, ellos se atormentan a sí mismos, dice la Biblia y eso que saben, porque su conciencia les acusa, y aquí dice "7y a vosotros que sois atribulados," no dice que no, dice que sí, "…daros reposo con nosotros…" o sea, con los que se fueron. Con los que quedaron y los que quedamos da reposo con los apóstoles y con los que se fueron, ¿cuándo? ¿cuándo es que Él nos va a dar reposo? No antes de la tribulación, porque dice los que sois atribulados, por el mundo, Dios no nos atribula a nosotros, el mundo nos atribula a nosotros; pero Dios atribula al mundo por atribularnos a nosotros, ¿se dan cuenta? Hay que saber interpretar las cosas. Algunos dicen, pero ¿por qué yo voy a estar allá en la tribulación igual que el mundo? No, igual no, ¡tú vas a estar con el Sello de Dios!, tú estás es teniendo la oportunidad de dar testimonio y de padecer con El Señor y aumentar tu peso de gloria en la Venida del Señor. Pero dice acá "…daros reposo con nosotros, cuando se manifieste el Señor Jesús desde el cielo…" y esa palabra de manifestarse es la palabra que viene de Epifanía, entonces note, que esta Epifanía tiene que ver con nosotros, ¿cuándo es que nosotros vamos a recibir reposo junto con los que ya descansan con El Señor y junto con los apóstoles? "…daros reposo con nosotros, cuando se manifieste el Señor Jesús desde el cielo con los ángeles de su poder, 8en llama de fuego, para dar retribución…" ¡Esa es la Epifanía! ¡Y ahí es en la Epifanía cuando nosotros recibimos reposo, no antes! ¿Se da cuenta? La palabra manifestación es la que tiene que ver con la Epifanía, y dice que Él no viene en secreto, es decir, como que nadie lo va a ver, invisible, ¡nada de venir invisible! Él viene en llama de fuego, con los ángeles de su poder para dar retribución. Y ahí, ese es el cuando, nosotros alcanzamos reposo con los apóstoles y con los que ya están descansando, ¿ve? Entonces miren claramente lo estamos leyendo "7y a vosotros que sois atribulados, daros reposo…" no es que no eres atribulado, sí eres atribulado por el mundo, por la persecución del mundo, del anticristo, del odio de la gente; pero, El Señor te dará reposo, pero ¿cuándo te dará reposo? Bueno, si te mueres antes, eres bienaventurado (los que descansan en El Señor), pero si te toca esperar hasta el último momento, ¡Amén!, también es bienaventurado el que espera 1335 días. Son dos bienaventuranzas complementarias, unos se mueren antes, bienaventurado, de aquí en adelante, de aquí, dice en Apocalipsis 14, después de hablar de la bestia, de la imagen, de la marca. Bienaventurado de aquí en adelante los que mueren en El Señor, descansan de sus trabajos, porque sus obras con ellos siguen8, y ¿cuál es la otra bienaventuranza de los que no mueren? Bienaventurado el que espere y llegue hasta 1335 días9. Los dos son bienaventurados, los que descansan, Dios sabe a quién se lo lleva y a quién deja. Pero hay bienaventuranza tanto en morirse antes, como en esperar hasta, que comienza el Milenio. Entonces sigue diciendo acá "7y a vosotros que sois atribulados, daros reposo con nosotros, cuando se manifieste el Señor Jesús desde el cielo con los ángeles de su poder, 8en llama de fuego…" Esto no es invisible, esta es la Segunda Venida del Señor que Él le está diciendo a la Iglesia, a ustedes que están padeciendo persecuciones, le dice, porque la Iglesia siempre ha sido aborrecida. Entonces Pablo les está diciendo les va a dar reposo con nosotros cuando Él se manifieste en llama de fuego y luego sigue diciendo, y dice así "…para dar retribución…" o sea, al mismo tiempo que a uno le da reposo, "…daros reposo con nosotros…" a otros da retribución, es en la misma Venida que Él da a unos reposo y a otros retribución, es en la misma ¿ve? Y dice "…para dar retribución (sigan leyendo en su Biblia) a los que no conocieron a Dios, ni obedecen al evangelio de nuestro Señor Jesucristo; 9los cuales sufrirán pena de eterna perdición, excluidos de la presencia del Señor y de la gloria de su poder, 10cuando vega…" Ahí note que esa presencia es Pareucía, que es con la misma manifestación. Unos dicen oren para poder estar en pie cuando Él venga. Hoy a la gente le gusta es caerse para atrás, jajaja, y si no se cae se siente triste, y quiere que lo tumben. Pero ¡El Señor lo que quiere es que no caigamos cuando Él venga!, es que permanezcamos en pie, como pregunta (ayer) después de ese terremoto terrible, que ya viene, ya viene el sexto sello, pregunta ¿pero quién podrá estar en pie en Su Venida? Y ahí presentó 144.000 de las tribus de Israel y una multitud contable de entre los gentiles lavados con la sangre de Cristo. Porque El Señor dijo para que podáis estar en pie cuando Él venga. Nosotros no tenemos que caer para atrás ¡sino estar en pie y salir corriendo a las nubes a recibirlo!. ¡Amén! Eso es lo principal que Dios está buscando. Entonces dice acá "8en llama de fuego, para…" dos cosas. Por una parte, dar reposo en el siete, en el ocho, "…dar retribución a los que no conocieron, los cuales…" son los mismos del nueve, "…sufrirán pena de eterna perdición, excluidos de la presencia del Señor…" estos son los que huirán, por eso dice Juan, para que cuando Él venga no nos alejemos de Él avergonzados. Si tú, ya te reconciliaste con Él ahora y estás en comunión con Él ahora, ¿de qué te vas a avergonzar? Si ya confesaste tus pecados, le pediste perdón al Señor, El Señor ya te perdonó, y no hay nada que le estés debiendo porque Él ya lo pagó todo, entonces dice: para que no nos alejemos de Él avergonzados cuando Él venga. ¿ven? Sino que vamos a recibirlo, sin caerse, claro que deberíamos caernos, pero como Él dijo: Levántate, no temas. A Juan, también se cayó como muerto, pero El Señor le dijo, no, ¡Levántate! No es hora de caerte, es hora de hacer fiesta. ¡Amén! ¿ve? Entonces dice aquí los que no conocieron a Dios, los que reciben la retribución, dice "…sufrirán pena de eterna perdición, (verso nueve) excluidos de la presencia del Señor y de la gloria de su poder, (verso 10) 10cuando…" Note el segundo cuando, que en el siete, ese cuando, es el mismo cuando del 10, ¿se da cuenta? Es el mismo cuando, "10cuando venga en aquel día…" es el mismo día, el de dar reposo y el de dar retribución. Entonces, Él da la retribución a los que se pierden, "10cuando venga en aquel día para ser glorificado en sus santos…" es al mismo tiempo, ¿cuándo es que Él va a ser glorificado en sus santos? Cuando resucitemos y seamos transformados y recibamos al Señor como Él viene en las nubes. Ese cuando por favor, subraye que es el mismo cuando, no es otra ocasión. Es el mismo cuando, ¿ve? ¿Cuándo va a dar retribución? Cuando va a dar reposo. ¿Cuándo va a dar reposo? Cuando va a juzgar y a excluir. ¿Y cuándo va a excluir? Cuando va a ser glorificado en unos. En unos Él es glorificado; en otros, ellos son excluidos, ¿se da cuenta?. ¡Es en la Venida de Él que se sabe quién es quién! Entonces sigue diciendo "10cuando venga, (cuando venga), en aquel día (es el mismo día, no son varios) para ser glorificado en sus santos y ser admirado (Él ser admirado) en todos los que creyeron…" Cuando empiecen a ver al Señor en ti se van a admirar. Porque dice ahora sois hijos de Dios, pero todavía no se ha manifestado lo que hemos de ser dice Juan, pero cuando Él venga, seremos semejantes a Él, porque Le veremos tal como Él Es. ¡Eso es lo que nos espera hermanos! ¡Aleluya! por eso dice cuando vieres todo esto aconteciendo erguíos y levantad vuestras cabezas porque vuestra redención está cerca.10 ¡Qué importa la tribulación, o el decapitamiento, o lo que sea! Si está el Espíritu de gloria con nosotros ahora, y cuando Él venga seremos transformados a Su Imagen y los que nos perseguían verán nuestra gloria. ¡Qué cosa! Y verán también su monstruosidad, porque también otro versículo dice que la apariencia de los rostros de ellos testificará contra ellos11; o sea, ahí lo que ellos son va a ser manifiesto y los que viven por El Señor van a ser semejantes al cuerpo de Su gloria. Entonces dice "…para ser glorificado en sus santos y ser admirado…" Dice "…admirado en todos los que creyeron…" y me gusta es palabra "…todos los que creyeron…" ¡Amén! ¡Aleluya! ¡Esa es la Venida! Para todos los que creyeron, no a algunos, no entre clases. Todos los que creyeron. Y dice "…(por cuanto nuestro testimonio ha sido creído entre vosotros)". Los que creen en el evangelio que los apóstoles predican. "11Por lo cual asimismo oramos siempre por vosotros, para que nuestro Dios os tenga por dignos de su llamamiento, y cumpla todo propósito de bondad y toda obra de fe con su poder, 12para que el nombre de nuestro Señor Jesucristo sea glorificado en vosotros, y vosotros en él, por la gracia ¡Aleluya! de nuestro Señor Jesucristo. 1Pero con respecto a la Pareucía… (aquí es otra vez Pareucía) …a la venida de nuestro Señor Jesucristo. 1Pero con respecto a la venida de nuestro Señor Jesucristo, y nuestra reunión con él… (La palabra es episinagoge, si fuera solo sinagogué sería reunión, aquí el traductor se le comió el prefijo, a la palabra episinagogué. Es reunión en lo alto, o sea, en las nubes. Entonces él viene hablando de la reunión en las nubes, Episinagogué. "…con respecto a la Pareucía de nuestro Señor Jesucristo, y nuestra Episinagogué… reunión en lo alto con Él, entonces ahora mire lo que dice Pablo)…os rogamos hermanos que no os dejéis mover fácilmente de vuestro modo de pensar… Entonces, ¿Cuál es ese modo de pensar de las Iglesias? El de los apóstoles. ¡Cuál es el de los apóstoles? ¡El que estamos leyendo! Ese es el modo de pensar que hay que mantener. Entonces él dice así "…no os dejéis mover fácilmente de vuestro modo de pensar, ni os conturbéis, ni por espíritu… (porque a veces aparece una profecía, que un sueño, que alguna cosa, pero distinta a la Palabra. Entonces tenemos que guiarnos es por la Palabra, no por las cosas que hagan espíritus), …ni por palabra… (ya no es la Palabra de Dios, sino la palabra de alguien), …ni por carta como si fuera nuestra, (porque no es verdadera de los apóstoles), en el sentido de que el día del Señor está cerca." Inclusive dice ya llegó. Entonces dice el verso tres "3Nadie os engañe…" Nadie, ni Gino Iafrancesco os engañe, ni Robert Gomet os engañe, ni Watchman Nee, ni Wittness Lee, ni Dong Youlang. "3Nadie os engañe en ninguna manera; porque no vendrá sin que antes venga la apostasía, y se manifieste el hombre de pecado, el hijo de perdición, 4el cual se opone… (y ahí es que viene Daniel),…y se levanta contra todo lo que se llama Dios o es objeto de culto…" Ahí estás entendiendo como Pablo interpreta a Daniel por el Espíritu Santo según la enseñanza de Jesús, ¿ven? "3Nadie os engañe en ninguna manera; porque no vendrá sin que antes venga la apostasía, y se manifieste el hombre de pecado, el hijo de perdición, 4el cual se opone… (y ahí es que viene Daniel)…y se levanta contra todo lo que se llama Dios…" Que es otra manera de decir lo que anoche estudiamos en el capítulo 11, en el capítulo 11 lo estudiamos y dice "…o es objeto de culto; tanto que se sienta en templo de Dios como Dios, haciéndose pasar por Dios. 5¿no os acordáis que cuando yo estaba con vosotros, os decía esto?" Entonces ¿qué era lo que Pablo decía cuando estaba con ellos? Esto, esta era la enseñanza oral de Pablo en las Iglesias, esto que ha enseñado en la Primera y la Segunda que aprendió y recibió del Señor Jesús. Eso era lo que él enseñaba y él está basado en Daniel, Jesús habló de lo mismo, y Jesús también apeló a Daniel y dijo: Cuando veáis la abominación desoladora de la que habló el profeta Daniel, el que lea entienda. Entonces ustedes se dan cuenta que Jesús lo que habló tenía en cuenta a Daniel, Pablo lo que habla aquí tiene en cuenta a Daniel; o sea, esto debe ser interpretado paralelamente con Daniel, no en otro sentido y hemos procurado seguir a Daniel con cuidado. Entonces ahora tenemos que poner a Tesalonicenses sobre la base de Daniel, porque así la puso El Señor Jesús, Jesús no está contra Daniel, está con Daniel, está usando a Daniel, está aprobando a Daniel. Entonces no debemos interpretar esto y lo que viene a continuación, no lo vamos a interpretar en contra de lo que ya dijo aquí, hasta aquí, sino en el mismo espíritu, en el mismo sentido. Porque algunos, es como si olvidaran esto e interpretan lo próximo como en contra de lo que acaba de leer, no puede ser en contra, tiene que ser en el mismo sentido, tiene que tener Daniel de fondo, como Jesús colocó Daniel de fondo. Entonces sigamos porque él dice 5¿no os acordáis que cuando yo estaba con vosotros, os decía esto?" 5¿no os acordáis que cuando yo estaba con vosotros, os decía esto?" Esto, esto que sigue diciendo ahora y que no hay que pensar distinto, ni dejarnos mover de ese pensamiento, y dice "6Y ahora…" Note esta "y" es ligación de continuidad de contexto. No empieza a hablar de otra cosa, otro tema contradictorio, no, sigue lo mismo, "6Y… (es una conjunción) ahora vosotros sabéis lo que lo detiene…" ¿Por qué vosotros lo sabéis ahora? Porque yo ya os lo había dicho antes con este transfondo de Daniel, "…sabéis lo que lo detiene, a fin de que a su debido tiempo se manifieste." Entonces, mire como Pablo aquí empezó a hablar de manera críptica, porque en tiempo de persecución nosotros tenemos que hablar de manera críptica. El Señor se escondía y decía no digáis donde estoy, y no llegaba a la ciudad sino que se quedaba afuera en el campo y mandaba llamar en privado a fulano y a zutano, que salieran a encontrarse con Él en ese lugar y decía: y cuando vean a uno que lleva un cántaro, síganle a ese porque allá en la casa de ese que pasó; porque eran las mujeres las que llevaban cántaros, pero ahora un hombre con un cántaro, esa era la señal, ¿se da cuenta? Y nosotros tenemos que aprender a movernos en tiempo difícil con esas señales, y a hablar como Pablo, "…vosotros sabéis lo que lo detiene…" Vosotros sabéis lo que lo detiene, los de afuera dicen pero ¿y qué? ¿qué está hablando acá? Pero los que están adentro saben, los que conocen Daniel saben, los que conocen la enseñanza de los apóstoles hasta aquí saben. Y Pablo cuando dice lo que sigue, es basado en lo que dijo, no va a contradecir, él sigue lo mismo, él dice así "…ahora vosotros sabéis lo que lo detiene…" O sea, al hijo de perdición lo detiene el que ahora está, pero este que ahora está también va a ser quitado, por eso es que tengo que hablar en clave, porque no puedo decir que el imperio romano tiene que salir de su período, tengo que decir ustedes saben quién está deteniendo al anticristo que viene, pero cuando este haya que quitarlo, el otro se va a manifestar. ¡Pero, ¿cómo va a hablar de quitar al imperio romano, en pleno imperio romano?! él tiene que hablar en clave, ¿se da cuenta? tiene que hablar de una manera que ellos entendían, y los que están dentro entienden, los de afuera son los que se confunden; los de los entendidos entenderán, los otros no entenderán. Entonces dice aquí "…vosotros sabéis lo que lo detiene a fin de que a su debido tiempo se manifieste". Entonces esta frase, es otra frase clave, su debido tiempo, es otra frase proveniente de Daniel, porque lo que Dios reveló en Daniel son los tiempos y las ocasiones, los tiempos. Hubo un tiempo para Babilonia, después hubo un tiempo para Persia, después hubo un tiempo para Grecia, después hubo un tiempo para Roma, después un tiempo para que le salgan diez cuernos, y un tiempo para que entre de los diez cuerno surja un cuernito pequeño y luego para que se engrandezca, y que persiga a los santos, para purificación de los santos, porque aún para eso hay plazo. Todas las cosas tienen su tiempo, y Pablo les explicó lo de los tiempos ¿ve? Pablo tenía Daniel en mente, entonces hay que interpretar a con Daniel a Pablo, porque él está apelando a su enseñanza oral sobre Daniel. Entonces dice aquí "…vosotros sabéis lo que lo detiene a fin de que a su debido tiempo se manifieste." Si fuera este El Espíritu Santo, no diría así con minúscula lo que lo detiene, así no se habla del Espíritu Santo, así se habla del imperio romano, pero no del Espíritu Santo. "7Porque ya está en acción el misterio de la iniquidad…" ya desde el tiempo de Pablo estaba esa gente maligna y el propio apóstol Juan dice vosotros sabéis que el anticristo viene, pero así, ya ahora, han aparecido muchos anticristos; o sea, que por eso hablábamos que lo que ha de ser fue ya, ha habido muchos anticristos, pero no son el definitivo, el definitivo es el final, ese es el anticristo ¿se da cuenta? el final. Entonces Pablo dice "7Porque ya está en acción el misterio de la iniquidad…" O sea, los otros anticristos, pero dice aquí "…sólo que hay quien al presente lo detiene." O sea, al final el anticristo final, al hijo de perdición, al inicuo que viene hablando que se manifestaría. Y dice "…hasta que é a su vez sea quitado…" Y note el verbo quitar, que era el verbo que usaba Daniel. Dios pone y quita reyes. Entonces este Roma también tiene que ser quitado para que se manifieste el inicuo que es al final, ¿ve? Se le tiene que dar el poder es al inicuo. Entonces dice "7Porque ya está en acción el misterio de la iniquidad sólo que hay quien al presente lo detiene…" Este al presente es aquel paréntesis de Roma, Daniel 9: 26 de aquel príncipe que había de venir por un tiempo hasta que venga el desolador, pero el desolador no puede aparecer hasta que el período del debido tiempo, la ocasión propia de Roma no termine, nadie puede llegar antes de tiempo, sino a su tiempo, porque es Dios el que le dice ahora te toca el turno a ti, ahora te doy permiso a ti, y a ti se te acabó la oportunidad; él dice "…sólo que hay quien al presente lo detiene, hasta que él… (con minúscula no es el Espíritu Santo, no es la Iglesia) …a su vez sea quitado de en medio. 8Y entonces se manifestará aquel inicuo…" ¿se da cuenta? él dice que no vendrá sin que antes venga la apostasía y se manifieste el hombre de pecado, el hijo Daniel e perdición, que hemos estado estudiando en Daniel, que se sienta en el templo de Dios, como Dios. Esto hay que entenderlo ahora o si no, se van a pegar una confundida. Y luego dice así entonces se manifestará aquel inicuo, a quien el Señor…" Aquí la palabra que dice matará es una traducción errada, la palabra no, no viene de táratos que es muerte sino anelei que es anular, porque Apocalipsis dice que el anticristo y el falso profeta descenderán vivos al lago de fuego. Entonces no hay que interpretar la palabra anelei como matar, es anular, es hacerlo nulo, eso es lo que dice la palabra original griega anelei, anular, hacerlo nulo; "…a quien el Señor anulará con el espíritu de su boca… (lo dejará, y dice lo prenderán, quedará como paralizado. Lo prenderán y lo echarán vivo al lago de fuego) y dice …y destruirá con el resplandor de su venida." Ahora sí, "9inicuo cuyo advenimiento es por obra de Satanás…" Entonces fíjese qué ha sido todo ese trabajo, todas esa reuniones de los Wilderwerger, de la comisión bilateral, del CVR, de los iluminati, de los masones, preparando la plataforma de un gobierno mundial, esa es la obra de Satanás. Hermanos ese es el misterio de la iniquidad en acción. "9inicuo cuyo advenimiento es por obra de Satanás…" ¿ve? Esa es la obra de Satanás. Y luego dice "…con gran poder y señales y prodigios mentirosos." Por eso la palabra engaño y engaño, engaño y engaño, engaño y engaño, engaño y engaño, aparecía. Recuerdo el sueño que me dio El Señor Jesús, lo voy a contar en este momento, en ese sueño había una plataforma desde un falso profeta estaba prometiéndole poder a la multitud, poder tipo ninja, él decía "mire, y el daba un salto mortal común y corriente, como cualquier deportista que mete un gol y da un salto mortal y caía parado en la plataforma, eso es una cosa, pero miren el poder que les vamos a dar y de pronto daba un salto y aparecía en otro lugar, y de pronto aparecía así como en esas películas ninjas que parecen que saltan hasta en las ramitas, ese era el poder que estaba prometiendo ese falso profeta, en el sueño en la plataforma, y el río de gente iba para oír a ese falso profeta. Y nosotros los hermanos identificados acá, los hermanos que nos reunimos, íbamos en contra de la corriente y ellos como que nos arrastraban y nosotros no nos dejábamos arrastrar a salir al otro lado, porque nos teníamos que reunir donde Isabelita, donde la hermanos Isabelita, era la ruta contraria, nosotros éramos y era el mundo, y entre toda esa gente no se por qué El Señor me mostró a Jaime Castro, fue al único que conocí, con cara conocida de la multitud que iban siguiendo a ese falso profeta, de resto los hermanos eran conocidos todos en contra de esa marejada de gente hasta que salimos, cuando el falso profeta se dio cuenta que no lo seguíamos y que íbamos era a reunirnos donde Isabelita, se bajó así soberbio, lleno de soberbia y me puso así los dedos, así (sacando pecho) en la nariz y me dijo vamos a medirnos las fuerzas, ahí viene Satanás, y me mostró que venía Satanás, cuando me di vuelta vi una alfombra roja toda preparada y todo el mundo y ahí venía el diablo todo orondo, y todo el mundo recibiéndolo como si fuera el grande y pasó a nuestro lado y miró así como burlándose de nosotros, pero siguió así. Hermano ¿qué era lo que prometía aquel falso profeta? Poderes, pero poder de ocultismo, poder de ninja, pero poderes malignos. Hermano, en estas cosas del gobierno mundial existen poderes malignos, poderes de necromancia, poderes de adivinación, que mucha gente va a quedar maravillada con eso poderes, pero la Palabra dice que es engañador, dice que El Señor (vamos a encontrarlo acá) y dice que permitirá ese poder para que crean la mentira, los que no creyeron la Verdad. Porque el que rechaza la Verdad, le toca la mentira, porque dio su elección por la mentira, eligió la mentira, eligió contra la Verdad. Entonces dice "9inicuo cuyo advenimiento es por obra de Satanás con gran poder y señales y prodigios mentirosos." O sea, va a haber cosas que son mentirosas y cosas que son satánicas, una mezcla de lo mentiroso y lo satánico, habrá mentiras y habrá poderes pero satánicos ocultistas, pero el poder del Señor es mayor, Satanás siempre quiere imitar al Señor. Y Moisés convirtió la vara en serpiente y los magos también Janes y Jambres, sus varas las volvieron serpientes, entonces la serpiente de Moisés se comió a las serpientes de los magos; así que no tengan miedo de la serpiente de Janes y Jambres. ¡Ellos deben tener miedo del Señor, de la vara del Señor! ¡Amén! ¡Amén! Él dice "10y con todo engaño de iniquidad…", todo, es decir, habrá toda clase de engaño, todo lo que se le ocurra al diablo y sus secuaces lo van a hacer, ¡qué cosa! No habrá engaño que no intenten "…con todo…pierden…" ¡Aleluya!, los escogidos no serían engañados porque fueron escogidos, Dios les abrirá los ojos a se tiempo. Y dice "10y con todo engaño de iniquidad para los que se pierden, por cuanto no recibieron el amor de la verdad para ser salvos. 11Por esto Dios les envía un poder engañoso, para que crean la mentira, 12 a fin de que sean condenados todos los que no creyeron a la verdad, sino que se complacieron en la injusticia." Y ahora hace el contraste como lo hizo en la 1ª, ahora lo hace en la 2ª a los Tesalonicenses. "13Pero nosotros …" ¿Ve el contraste? Esa es una corriente, pero nosotros otra corriente, la del Espíritu. "13Pero nosotros debemos dar siempre gracias a Dios respecto a vosotros , hermanos amados por el Señor, de que Dios… (dice esta versión así) aquí dice "que Dios nos haya escogido desde el principio para salvación", el original griego dice así (aparkén ton soterial) o sea, como primicias de salvación. O sea, que aquí la Iglesia es a la que se le llama de primicias. Porque hay una doctrina que pone las primicias distintas de la Iglesia, pero aquí quien es llamado primicias es la Iglesia. Y dice "…mediante la santificación por el Espíritu y la fe en la verdad, 14 a lo cual os llamó mediante nuestro evangelio, para alcanzar la gloria de nuestro Señor Jesucristo. 15Así que, hermanos estad firmes, y retened la doctrina que habéis aprendido, sea por palabra, o por carta nuestra. Y el mismo Jesucristo Señor nuestro, y Dios nuestro Padre, el cual nos amó y nos dio consolación eterna y buena esperanza por gracia, 17conforte vuestros corazones y os confirme en toda buena palabra y obra." Amén hermanos, entonces aquí con mucha claridad, yo pienso, encaja Daniel, la Venida del Señor encaja leyendo las profecías. Entonces ya por causa de que es la 1: 00 p.m. entonces voy a parar acá, pero entonces quedamos con esto aquí.

Permalink :: 36 Comentarios :: Comentar | Referencias (0)

Blog alojado en ZoomBlog.com