El Blog

Calendario

<<   Abril 2012  >>
LMMiJVSD
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30       

Categorías

Sindicación

Enlaces

Alojado en
ZoomBlog

Abril del 2012

LA ENCARNACIÓN

Por Gino Iafrancesco V. - 8 de Abril, 2012, 21:31, Categoría: General

LA ENCARNACION Hemos visto el aspecto de su divinidad, el aspecto de su persona en la trinidad y hemos visto también su oficio de mensajero del Padre, representante fiel, el testigo fiel y verdadero de Dios, que nos muestra a nuestro Padre como nuestro Padre; “el que me ha visto a mí, dijo el Señor Jesús, ha visto a mi Padre, y el que me recibe a mi recibe al que me envió, no me va a dejar solo el Padre, El que me envió conmigo esta “Jn 14:9; 13:20; 16:32. El Padre está plenamente en el hijo, le agradó al Padre que en el hijo habitase toda plenitud Col1:19. Pero necesitamos ver el aspecto complementario de la encarnación del hijo de Dios. Podríamos decir que esa palabra encarnación refleja el segundo gran dogma o gran verdad revelada por Dios a la iglesia. A la iglesia se le ha revelado con claridad que el hijo de Dios, que es Dios con el Padre y es el mensajero de su paz, el resplandor de su gloria, la imagen misma de su hipóstasis y quien sustenta todas las cosas con la palabra de su poder. Hebreos1:3. Él también se hizo hombre y hay un aspecto humano y una realidad humana en el Señor Jesús, que juntamente con la divina también nosotros debemos tener en cuenta. La realidad divina del hijo de Dios y la realidad humana del hijo de hombre y el hijo de Dios y el hijo del hombre son la misma persona, no son dos personas, es una sola persona, a la vez divina y a la vez humana. Porque fue la persona divina la que se hizo humana y necesitamos detenernos más en esto ya que esto es parte de la fe de la iglesia y no estamos pretendiendo decir esto como una novedad. Pues vamos a tratar lo relativo a la encarnación, después de lo relativo a la trinidad, veremos lo relativo a la encarnación. Entonces, comenzaremos citando 2°Juan, Capítulo único versos 7-10. Dice “Porque muchos engañadores han salido por el mundo que no confiesan que Jesucristo ha venido en carne, quien esto hace es el engañador y el anticristo, mirad por vosotros mismos para que no perdáis el fruto de vuestro trabajo”, como Satanás es capaz de hacernos perder el trabajo de la iglesia y de la obra del Señor. Si consigue presentarnos a otro Jesús, introducir otro espíritu y presentar otro evangelio. Él deja todo nuestro deseo de servir a Dios. Porque si el no logra quitarnos el amor a Dios, la emoción, entonces él va a tratar de cambiar el objeto de esa devoción, porque él quiere esa devoción y esa adoración para él. Satanás quiere presentar otro Jesús, otro espíritu, y otro evangelio, para robárselo a usted, porque es un ladrón y roba lo que le corresponde sólo a Dios. Entonces por eso él engaña. “Mirad por vosotros mismos para que no perdáis el fruto de vuestro trabajo sino que recibáis galardón completo. Ya que él ya es un hijo, Satanás no puede evitarle la salvación, pero puede hacer que por lo menos parte de su galardón sea perdido. Entonces por eso dice que recibáis galardón completo. “Cualquiera que se extravía y no persevera en la doctrina de Cristo no tiene a Dios”. Ósea que Dios te mantiene en el camino recto y en la doctrina de Cristo. “El que persevera en la doctrina de Cristo ese si tiene al Padre y al Hijo”; y fíjense que esta frase la dice en el contexto más amplio de aquellos que niegan que Jesucristo ha venido en carne. “Si alguno llega a vosotros y no trae esa doctrina; la doctrina de Cristo, la del padre y del hijo, la de los apóstoles del Señor Jesús, la del Nuevo Testamento, no le recibáis en casa, ni le digáis bienvenido porque el que le dice bienvenido participa en sus malas obras. O sea que en esto que tiene que ver con la persona del Señor Jesús, la iglesia no puede ser descuidada. Estas son las cosas fundamentales, las cuales Satanás está procurando destruir, porque nuestra salvación depende de quién es para nosotros el Señor Jesús. Entonces Satanás quiere presentarnos a otro Jesús. Él no va a venir diciendo “Jesucristo es malo“, Noo. El va a venir hablando del maestro Jesús, pero va a hablar cosas perversas en contra del Señor Jesús y especialmente en estos tiempos finales de engaño, de falsos cristos, en que se multiplicarían los falsos cristos. La iglesia tiene que estar muy clara acerca de la doctrina del propio Cristo. La doctrina del padre, del hijo y del espíritu, por los profetas y apóstoles, en el antiguo y nuevo testamento acerca del Señor Jesús. Esta es una cuestión fundamental y la iglesia no puede trastabillar, tiene que estar firme y clara y uno de los aspectos es este de la encarnación. Él vino en carne, él vino como un hombre verdadero. Y esto lo tiene que decir el apóstol Juan. Porque ya en la propia época de él, había una serie de herejías. Los docetistas que querían negar la verdad de la encarnación de Cristo, y uno llamado Sebilto que decía que la humanidad de Cristo era sólo una apariencia y de allí viene la palabra docetismo que viene de doquesis que quiere decir apariencia. Como si el Señor hubiera sido como una especie de fantasma, que tomó apariencia de hombre; ya recuerdan que una vez los apóstoles lo vieron caminando sobre las aguas y pensaron que era un fantasma, pero no era un fantasma, él dijo “yo soy” Juan 6:20. y esa palabra doquesis, quiere decir que es como un fantasma, como una apariencia, como una aparición, e no es un hombre verdadero como nosotros y por eso en la primera epístola Juan dice, “este es Jesucristo que vino mediante agua y sangre, no mediante agua solamente sino mediante agua y sangre. 1°juan 5:6. ¿Por qué él dice así?. Porque algunos habían querido decir que el Cristo era una persona espiritual, que vino sobre un hombre que era Jesús, no está identificando la persona de Jesús con el Cristo, sino poniendo esa persona que entró en el bautismo de Jesús y lo abandonó otra vez en la cruz y ahora ese Cristo espiritual, viene a través de cualquiera de los falsos profetas de la historia y de la época contemporánea. Sólo en EEUU había una estadística de 2000 cristos ya. ¿Y por qué esas personas creen ser el Cristo?, Porque ellos han desencarnado al Señor Jesús. lo ponen sólo como un espíritu y entonces vuelve ese espíritu que estuvo en Jesús y ahora está en mi. Es verdad que el espíritu del Señor está en toda la iglesia pero el sigue siendo el Cristo como hombre; el Cristo no ha dejado de ser hombre ni dejará de ser hombre. Hay un hombre en la gloria para siempre, que es nuestra cabeza, que asi como se fue así vendrá. Pero al desencarnar a Jesús y no confesar a Jesús en carne, entonces se le aplica ese título de Cristo a cualquier espíritu que se mete en cualquier hombre que diga que ahora El es el Cristo, como si el Señor necesitara el cuerpo de otro porque ahora se quedó sin cuerpo.¿ porque sucede esto? Porque no confiesan que vino en carne. Por eso mire lo que dice Juan. “Amados, no creáis a todo espíritu” 1°juan 4:1-6, ósea que aquí el mismo espíritu Santo promueve un santo escepticismo. Hay una fe que promueve el espíritu santo, pero también hay una crítica que promueve el espíritu santo. “No creáis a todo espíritu”. Por toda la palabra de Dios aparece esta instrucción; probad los espíritus, examinadlo todo, comprobando cual sea la buena voluntad, esa es su palabra de examinar, de probar, de comprobar, la iglesia juzgue cuando dice: “los profetas hablen dos o tres y la iglesia juzgue La iglesia tiene que juzgar a los que están hablando en la iglesia, hay que probar a los que se dicen ser apóstoles, probar a los que se dicen ser profetas, a los espíritus probarlos, es la responsabilidad de la iglesia y una de las principales pruebas está en este asunto de la encarnación y en la condición humana del Señor Jesucristo. Entonces dice “Amados, no creáis a todo espíritu” en estos tiempos si la cosa tiene apariencia de sobrenatural, la gente está dispuesta a comerse todo, sin masticarlo sin examinarlo. La iglesia como iglesia, debe probar, debe examinar. Los profetas sí, hablen dos o tres, y los demás, juzguen, comprobando, probando, examinando, esa es la responsabilidad de la iglesia. Ahora dice así: “no creáis…si no probad los espíritus si son de Dios”, probarlos para ver si son de Dios o no. Porque muchos falsos profetas han salido por el mundo, en esto conoced el espíritu de Dios. Si, el Espíritu de Dios se caracteriza por una confesión especial acerca de Cristo. Dice;”todo espíritu que confiesa que Jesucristo ha venido en carne”, ósea, que no separa la persona divina de la humana del señor Jesús, es de Dios. Y todo espíritu que no confiesa que Jesucristo ha venido en carne”, lo desencarna dice, “no es de Dios. Todo espíritu que no confiesa que Jesucristo ha venido en carne, no es de Dios”. Ahora fíjese como usted va a oir y va a ver gran cantidad de libros que tienen que ver con Jesucristo se vuelven un best-seller pero herético. A los apóstoles, que anduvieron con él, que comieron con él, aún cuando resucitó entre los muertos a ellos no les ponen atención, pero a la herejía si. Sin embargo el Jesús de la Biblia, el que confiesa el Espíritu Santo con los apóstoles del Nuevo Testamento, ese es desconocido, ese es rechazado. Entonces, ese es el ambiente en que la iglesia tiene que dar su testimonio. Dice; “todo espíritu que confiesa que Jesucristo ha venido en carne es de Dios y todo espíritu que no confiesa que Jesucristo ha venido en carne no es de Dios y ese es el espíritu del anticristo, del cual vosotros habéis oído que viene y que ahora ya está en el mundo”. No me refiero al personaje que es el anticristo, si no que el espíritu del anticristo. Hay muchos espíritus de anticristo, trabajando desde el primer siglo de la era cristiana, muchos, tratando de presentar a otro Jesús, poner otro fundamento, meter la mano en lo fundamental, la iglesia tiene que ser cuidadosa, y no tienen que ser ingenua, ni ser apresurada en abrir las puertas, bajo una pretendida Inclusividad, pues la Inclusividad es con los hijos de Dios, con los miembros del cuerpo de Cristo, en Cristo y según Cristo, los que tienen el espíritu de Cristo y confiesan a Cristo como los apóstoles. Pero luego dice aquí; “hijitos vosotros sois de Dios, y los habéis vencido“. Ósea que hay una guerra que podríamos llamar cultural, religiosa y a veces incluso, los perseguidores matan. Nosotros por otro lado, dice; “los habéis vencido porque mayor es el que esta en vosotros que el que está en el mundo”, es decir que en el mundo hay guerrillas religiosas incluso antes que Jesucristo llegara al mundo. Ellos son del mundo por eso hablan del mundo y están hablando de Jesucristo, pero aquí dice que hablan del mundo, en vez de hablar acerca de Jesucristo, y el mundo los oye. “Nosotros somos de Dios. El que conoce a Dios nos oye”. Oye a los apóstoles del Señor Jesús en el nuevo testamento. El que es de Dios. Si una persona no puede recibir el testimonio apostólico del nuevo testamento acerca de Jesucristo, no está bajo el espíritu de Cristo. Si quiere cambiar lo que Jesucristo dice, por el Espíritu Santo atravez de los apóstoles, en el nuevo testamento y presentarlo como de Jesús, está bajo el espíritu del anticristo. Por eso dice aquí “Nosotros somos de Dios, el que conoce a Dios nos oye, el que no es de Dios no nos oye”1 Juan 4:6. El que no oye lo que los apóstoles de la Biblia del nuevo testamento dicen no es de Dios. Eso es claro, en esto conocemos el espíritu de verdad y el espíritu de error. Entonces, en estas cosas la iglesia debe ser muy clara. Hay muchas maneras sutiles de negar que Jesucristo vino en carne. Hoy en día en el modernismo, ha surgido otra de estas historietas anticristo. Ahora la moda es decir que el Jesús histórico, es distinto al Cristo de la Biblia. No confiesan que Jesús es el Cristo, que el Jesús histórico y el Cristo de la fe, el de la Biblia es el mismo. Hoy los académicos, los críticos escépticos, dicen “bueno, del Jesús histórico no se sabe casi nada y es muy contradictorio, y eso que dicen de él es sólo un invento de la iglesia”. Ósea, están diciendo que Jesús es una cosa, que no sabemos cuál sea. Esa es una enseñanza en esencia del modernismo acerca de Jesús. Ósea están negando que Jesús es el Cristo, que el Jesús de la historia es el Cristo de la fe y el mismo de la Biblia. Se da cuenta, maneras sutiles según la época. Los racionalistas lo atacan por ese lado, Los místicos lo atacan por otro lado esotérico masónico, rosacruz, fraternidades por allí, falsos cristos por allá. Por eso la iglesia debe volver a la palabra del Señor. Y este es un punto central. Entonces, vamos a ir a dos pasajes claves y que se complementan mutuamente. Principios de hermenéutica Pero antes me parece necesario enunciar algunas reglas básicas de la hermenéutica. La hermenéutica es aquella ciencia, técnica y arte de la sana interpretación. Y el pueblo de Dios a lo largo de los siglos ha ido aprendiendo en su trato de las escrituras, algunas claves que llegan a volverse normas de la hermenéutica. La misma palabra habla de ello. Dice “en boca de dos o tres testigos conste toda palabra” Mt 18:16, ósea que cuando tu lees un pasaje, es bueno también que leas otro pasaje paralelo que habla de lo mismo. A veces con otras palabras a veces con un detallito más; para complementar, porque los pasajes paralelos ayudan a tener un cuadro más grande. De hecho, el testimonio del Señor, Dios no quiso que lo dijera un solo testigo, sino que el puso el ángulo de Mateo aquí, el ángulo de Marcos aquí, el ángulo de Lucas aquí, el ángulo de Juan aquí. Así como el arca es llevada por los cuatro levitas, hay cosas que dice Mateo, pero otras que dice Marcos, hay cosas que sólo lo dice uno de ellos, otros lo dicen los 2, otros lo dicen los 3, otros lo dicen los 4, y algunas que lo dicen los otros, pero dicen detalles que otros no dicen, y los críticos quieren decir que son contradictorios. No son contradictorios, son complementarios. El espíritu crítico de hoy quiere llevar a las personas a encontrar tropiezos y ellos se tropiezan y buscan los tropiezos para tropezarse, porque no quieren ceder ante el Señor. Entonces ahí se quedan, en su propio tropiezo. Tenemos que ver los pasajes paralelos, que son complementarios aunque no digan las cosas de la misma manera, el mismo hecho que la digan de maneras parecidas pero con ciertas diferencias, esas ciertas diferencias son las que permiten el complemento. Son los ángulos de un mismo hecho visto desde distintos ángulos. Todos ellos verdaderos; todos ellos registrados por inspiración del espíritu pero complementarios. Esa regla de la hermenéutica consiste en tener en cuenta los pasajes paralelos, los que hablan de una misma cosa, entonces si determinada situación Mateo la cuenta y Marcos también la cuenta y hay una coincidencia del noventa por ciento y hay un diez por ciento de Mateo que no dice Marcos y un cinco por ciento de Marcos que no dice Mateo no es contradicción, es complemento. Muchas veces sucede que cuando consideramos uno solo, sin considerar el otro, inclusive aquel que aparenta ser contradictorio no lo es, y luego un tercer pasaje, nos muestra donde estas aparentes contradicciones se solucionan. Por ejemplo, cuando uno cuenta lo que estaba escrito en la cruz, lo dice Mateo con una frase, y Marcos lo dice con otra frase, y Lucas lo dice con otra frase, pero llega Juan y dice que en la cruz estaba escrito en tres idiomas. Estaba escrito en hebreo, en griego y en latín. Entonces Mateo hablaba para los judíos, Marcos para los Romanos, Lucas para los griegos. No hay contradicción, estaba escrito en tres idiomas, no es que se contradiga, se complementan. La iglesia lleva veintiún siglos en la tierra y ya pasó por esas experiencias muchas veces. Aunque para usted es complicado puede ser que no lo sea para otros en el cuerpo de Cristo. Así que no se quede usted solo, usted es miembro de un cuerpo. Examine las cosas y entonces tendrán sentido. Ahora vamos al Evangelio de Juan. “En el principio era el verbo” Juan 1:1-4. habla de la preexistencia de la persona del hijo con el padre, antes de la creación y de la identidad de esa persona con el Verbo; y es una persona porque dice: Este era en el principio”, no esto, sino “Este”, por medio de quien Dios hizo todo y para quién lo hizo todo. Este, quien es la persona del hijo. Y el verbo era con Dios. Ahí está la consistencia del hijo con el Padre. Y el verbo era Dios, ahí está la divinidad del hijo. Esta es la personalidad del hijo en el principio con Dios y lo confiesa dos veces. Todas las cosas mediante el Padre por medio del hijo creó todas las cosas. “Todas las cosas mediante él fueron hechas. Y sin él nada hubiera sido hecho fue hecho”. Esto está relacionado con colosenses 1:12,13 , viene hablando del hijo, porque en el doce dice: “Con gozo dando gracias al Padre que nos hizo aptos para participar de la herencia de los santos en luz; el cual nos ha librado de la potestad de las tinieblas y trasladado al reino de su amado hijo” ,viene hablando del hijo, en quien, en la persona, tenemos redención por su sangre, el perdón de pecados, en el hijo, “El es la imagen del Dios invisible”, lo que dijo Juan, “a Dios nadie lo ha visto jamás, el unigénito hijo, que está en el seno del Padre, El le ha dado a conocer” Juan 1:18. Dicen los manuscritos más antiguos “monogenesteos” y los más tardíos dicen, el unigénito hijo, que está en el seno del padre, él le ha dado a conocer. Ósea, el Dios invisible se da a conocer por medio del hijo, “Él es la imagen del Dios invisible, el primogénito de toda la creación. Porque En Él fueron creadas todas las cosas”, incluidas las que hay en los cielos. Miguel es un arcángel creado por Dios que no existía y fue creado por el Padre mediante el hijo, el hijo con el Padre crearon a Miguel, no son los mismos, entonces dice : “Las que hay en los cielos y las que hay en la tierra , visibles e invisibles y empieza; sean tronos, menciona en primer lugar los 24 tronos de los 24 ancianos gloriosos del cielo, de que hablo Isaías 24:23, ” sean dominios, sean principados, sean potestades ; todo fue creado por medio de El”, nótese en el por medio de Él y para El, ”y el es antes de todas las cosas y todas las cosas en el subsisten “Col 1:15-17 . Que confesión clara del Espíritu Santo por el apóstol, dice Juan “el que es de la verdad nos oye” Juan 18:37. “Y aquel Verbo fue hecho carne” Juan 1:14 por eso decia juan en otro lugar: “vino mediante agua y sangre”, no que en el bautismo solamente la divinidad vino y entro en un hombre. No, no es eso, no es que la divinidad entro en un hombre, o un hombre descubrió que el era divino, y nosotros hemos seguido el ejemplo de creernos divinos también, como aquellos que ven a Jesús como un simple hombre, que se dio cuenta que era Dios y que nosotros también tenemos que darnos cuenta que no somos hombres sino dios, Se da cuenta, no es así que aquí dice “ Aquel Verbo o sea la persona divina , del Hijo que estaba con el Padre antes de la fundación del mundo por medio de quien el padre creo todo , esa misma persona fue hecho carne , o sea no que vino sobre un hombre como si el Verbo fuera una persona y ese hombre era otra persona y en el bautismo vino, No, no vino solo mediante agua en el bautismo y como decía Berinto y los gnósticos Si no de agua y sangre. El fue concebido en el vientre de María y se desarrollo como un hombre y se hizo carne, o sea la misma persona divina de Hijo, la segunda persona de la trinidad, El hijo unigénito del Padre en quien, por quién y para quien, todo fue creado, esa persona divina se hizo también humana y ahora es una persona divina y humana. Entonces mire lo que dice acá “ Aquel Verbo”, esa persona, “se hizo” o sea “fue hecho carne”, salf que quiere decir carne, a veces en un contexto se refiere solo a los músculos , por ejemplo en Lucas 24, cuando los apóstoles pensaban que Jesús era un espíritu y que estaban viendo un espíritu, eso era aceptado en la cultura judía, que de pronto los espíritus se podían aparecer, de hecho en el mismo libro de Job, uno de los amigos de Job dice que se le apareció un fantasma y le hablo un fantasma así pensaban los apóstoles. Dicen que el que caminaba sobre las aguas era un fantasma y que el que se les había aparecido resucitado era un espíritu, ellos se imaginaban que era eso, entonces Jesús les dijo: “un espíritu no tiene carne ni huesos, como veis que yo tengo” Entonces ahí uso la palabra carne en el sentido muscular, o sea que la palabra carne que es la palabra salf, es una palabra muy amplia que incluye muchas cosas, incluye los músculos , pero también la palabra carne por el contexto, incluye la naturaleza humana integral y esa definición la dio el propio Señor Jesucristo porque dijo “lo que es nacido de la carne , es carne” Juan3:6. Es decir que un ser humano se reproduce en otro ser humano y el ser humano se le llama carne, no solamente la carne son los músculos, también al cuerpo se le llama carne, y a la naturaleza humana integral también se le llama carne, entonces para que interpretar esta palabra, “fue hecho carne”, vamos a considerar otro pasaje junto con este, donde la encarnación no fue tomar solamente músculos o solamente cuerpo, sino hacerse hombre, vivir en carne, quiere decir en humanidad integra, se hizo hombre. El se hizo carne, es lo mismo que se hizo hombre , y eso incluye el espíritu humano, el alma humana y el cuerpo humano, no solamente los músculos o los músculos y los huesos o solo la piel o un fantasma como algunos se imaginan, o que quizás el era como una especie de zombi, no el era un hombre con la integra naturaleza humana , esa palabra carne en el contexto en que se usaba implicaba toda la naturaleza humana y por eso para interpretar el pasaje hay que tener en cuenta los otros paralelos para poderlos interpretar como es, porque si te olvidas del otro, vas a interpretar este en contra del otro y nunca podemos interpretar un pasaje contra el otro , sino con el otro. Entonces aquí dice así “ Y Aquel Verbo fue hecho carne y habito” , la palabra que aquí se tradujo fue , tabernaculizo , que es un verbo que Habrá que meterlo al Español, que no está , pero en el Griego esta, “Y vimos su gloria, gloria como del unigénito del Padre, lleno de gracia y de verdad.” Entonces en primer lugar tenemos que tener en cuenta eso , que Juan dice que Jesus es el Cristo , y que es una persona divina y humana, al mismo tiempo, no son dos personas como decía Nestorio, como si la persona divina fuera una y la persona humana fuera otra, No, no son dos personas Él que era divino también se hizo humano y por eso el es divino y humano. La misma persona es divina, pero también es humana. Entonces, el pasaje paralelo esta ahí en filipenses 2, que es también la confesión del Espíritu Santo, pasaje sumamente importante “ Aquel Verbo se hizo carne”, no que vino sobre un hombre, Él mismo se hizo ese hombre, la persona es la misma la persona que ya existía en su condición divina, pero se despojo de su condición divina, No que dejo de ser la misma persona, ni que dejo de ser Dios , pero así mismo se anonado , es decir acepto someterse a condiciones humanas y se hizo un hombre verdadero, sin dejar de ser la misma persona y sin dejar de ser Dios , pero si despojándose, no dejando de ser quien era, pero colocándose en una condición inferior inclusive inferior a los ángeles lo dice, pero llegó a ser superior, pues los ángeles son mayores que los hombres en fuerza y poder , no en destino. Los ángeles no fueron hechos a imagen y semejanza de Dios y no tienen el mismo destino que el hombre renacido, que por causa de Cristo tiene un destino superior y los ángeles, son espíritus ministradores de los herederos de salvación y aunque ahora nosotros somos, en cuanto a nuestra naturaleza humana es inferior al poder de los ángeles, sin embargo, heredaremos una condición superior, porque el mundo venidero Dios no lo sujeto a los ángeles, si no que lo sujeto a los herederos de salvación que son hombres. Heb. 2:5, son los que ahora serán hombres glorificados. Vamos a considerar la tipología del arca, donde usted ve que era hecha de oro y de madera, que el oro era por dentro y por fuera. El oro de adentro se refiere a la identidad divina de la persona del Hijo antes de la encarnación por eso es el oro de adentro, pero el se hizo carne o sea que ahora un poquito mas afuera es de madera de acacia que eso representa la humanidad, así como Juan el bautista dijo “el hacha esta puesta a la raíz de los árboles, todo árbol que no da buen fruto será cortado y echado al fuego” Lc 3:9. Esto se refiere a los hombres, así como el tabernáculo fue hecho de madera de acacia , de tablas que nos representan a nosotros que juntos formamos el tabernáculo . Entonces en el arca que representa a Cristo vemos por dentro el oro, porque era por dentro y por fuera rodeada de oro, revestida de oro por dentro y por fuera, el oro por dentro nos habla de la identidad divina de la persona del verbo , pero el se hizo hombre, entonces ahí quedo la madera, pero luego el dijo “ Padre glorifícame con aquella gloria que yo tuve contigo, antes de que el mundo fuese”, Juan 17:5, entonces el Padre le devolvió otra vez al hijo la gloria, solo que ahora no solo era El Hijo de Dios, si no también era el hijo del hombre. Ahora que ya había asumido su naturaleza humana para siempre, ahora cuando el Padre Le devolvió la gloria al Hijo de Dios, el Hijo de Dios la recibió, pero ahora no solo como Hijo de Dios, sino que también como Hijo del Hombre, ya no solamente con su naturaleza divina, si no con su naturaleza humana, porque el no piensa renunciar a la naturaleza humana ,porque el hombre muestra la imagen de Él, el es prototipo para el Hombre. Entonces que paso; El padre le dio la gloria y fue glorificado con aquella gloria que tenía antes, porque esa gloria, paso ahora también, a su humanidad, entonces el hijo glorifico la naturaleza humana. En su glorificación, entonces, ahora tiene la gloria también por fuera, ahora el oro no esta solo por dentro, pues cuando tu ves que el arca va presidiendo la posición de los muebles en el santuario, detrás venia el otro montoncito, con la mesa y los panes de la proposición, en tercer lugar el candelero y en cuarto lugar el altar de oro con el incensario, el montoncito que iba adelante que presidía, era el arca, el arca siempre tiene que presidir, eso es lo primero , eso es lo que ocupa el lugar central en la casa de Dios ,en el tabernáculo, en el lugar Santísimo lo que esta es el arca, que tiene el propiciatorio , la caja con su oro y madera que representa la persona humana y divina de Cristo. Pero la obra de Cristo, la obra expiatoria de Cristo, está representada en el propiciatorio, donde se derramaba la sangre, para ser aceptados nosotros por Dios en su nombre, eso es lo que ocupa el lugar central y en nuestra fé eso debe ser lo primero, Dios ha revelado a su hijo que es Divino, y que se hizo hombre y también murió por nosotros, ahí está la esencia del evangelio. Entonces el primer montoncito, cuando había que trasladar el arca, Núm 4:5-12. Había que ponerla y extender unos paños, de aquellos paños del tabernáculo, y se cubrían con esos paños y con esas pieles. Había una cosa curiosa, todos los otros montoncitos, que venían cargando los levitas, en segundo, y tercer lugar y las estacas y los otros muebles, todo estaba cubierto y lo que se veía por fuera eran las pieles de tejones, los tejones eran como una especie de ratones grandes del desierto que hay ahí en el Sinaí, y con esas pieles era que se hizo la tienda mas exterior o sea que el tabernáculo lo hacían con una especie de ratones. Lo que hacía que no tuviera parecer ni hermosura, que aun que los hombres, ya somos hijos de Dios, pero todavía no se ha manifestado lo que hemos de ser, es decir, nosotros tenemos el paño de azul con que se cubría la mesa, el azul y el púrpura era lo que estaba por dentro. Y por fuera las pieles de tejones. En cambio, el arca tenia por dentro las pieles de tejones y por fuera el paño de azul, el azul que nos habla del cielo, de la divinidad del Verbo, porque dice que las vestiduras del sumo sacerdote y también del interior del tabernáculo ,eran azul, púrpura y carmesí porque el azul representa la divinidad , pero como se hizo hombre, para derramar su sangre, ahí está el escarlata , el carmesí que es el rojo vivo de su sangre y el púrpura es su condición de Rey , que es una mezcla ahora del azul con el rojo, y sale el púrpura, como el resucito, entonces Él es divino y humano. Él es Señor. Los reyes se vestían de púrpura, hasta Herodes para burlarse de El, lo vistió de púrpura, pero El tenia una vestidura de azul, solo que en la procesión de los muebles, el arca era la única que tenía el azul por fuera, ¿porque? porque nos habla, que el Señor Jesús resucito y su divinidad se traspaso, o se transmitió como en la transfiguración, y aprendió a ser glorificado. Pero sigue por dentro siendo también un hombre y mas adentro, siendo la misma persona que ya existía antes de la encarnación y era el oro que estaba por dentro, y cuando se hizo hombre, estando acá en la tierra, es la madera de acacia, que representan su humanidad y por eso que fue cubierto de oro, porque fue glorificado y por eso que el montoncito donde iba el arca tenía el paño azul por fuera y los otros tenían el paño adentro. Nosotros ahora tenemos adentro lo que es divino y por fuera somos como un ratón, por dentro esta lo que el Señor nos dio, Pero el Señor lo que tenia adentro ya lo tiene también por fuera , ya Él fue glorificado como el primero ,el primogénito de los muertos ,el primero en resucitar en gloria y para nunca más morir. Otros resucitaron y se volvieron a morir, pero el resucito y gloria por el primer primogénito, el primero en resucitar e incorruptible, para nunca más morir, entonces ahora viene la gloria también por fuera, por eso el arca tenia por dentro y por fuera el oro . Pero también dice san Juan «que ya somos hijos de Dios, pero todavía no se ha manifestado lo que hemos de ser» 1°juan 3:2. Pero dice Pablo “ Cuando Cristo nuestra vida» ; Aquel que esta por dentro en nuestra vida «se manifieste, nosotros seremos manifestados también con El en gloria» Col 3:4 y tendremos también un cuerpo glorioso , semejante al suyo. Entonces hermanos, es necesario seguir con atención, todo lo relativo a la encarnación, a la humanidad íntegra del Señor Jesús, porque Él asumió esta humanidad para realizarla, en Él. El es el Varón perfecto, Él creció como hombre , como Dios ÉL no tiene que crecer. ¿Cómo va a crecer Dios?, Él es inmutable no necesita crecer, pero como hombre, dice que creció en estatura, creció en gracia y en sabiduría, delante de Dios, delante de los hombres, “Y el niño crecía, y se fortalecía y se llenaba de sabiduría y la gracia de Dios era sobre él” Lc 2:40. “ Así que, por cuanto lo hijos participaron de carne y sangre, él también participó de lo mismo, para destruir por medio de la muerte al que tenía el imperio de la muerte, esto es , al diablo, Y librar a todos los que por el temor de la muerte estaban durante toda la vida sujetos a servidumbre. Porque ciertamente no socorrió a los ángeles, sino que socorrió a la descendencia de Abraham. Por lo cual debía» Heb 2:14-18, para podernos socorrer, él debía ser en todo igual a nosotros, excepto el pecado, pues todo eso implica la humanidad. Recuerdan cuando el Señor Jesús estaba predicando en la sinagoga en Capernaúm, el demonio se manifestaba a través de los endemoniados. Que era lo que decían los demonios? “Sabemos quién eres, el Santo de Dios, el Hijo de Dios, ellos confesaba que era él Hijo del Dios santo, pero no quieren confesar que El vino en carne, ¿Por qué?, porque fue en carne, en la condición de hombre, que es aprobado en todo y Satanás fue vencido por El en carne. Satanás no fue vencido solamente por Dios como Dios , sino que él Verbo se despojó y se hizo un hombre y nació como un niño y vivió toda la vida humana , y asumió nuestra naturaleza y la fue desarrollando a la perfección y llevó la naturaleza humana a su perfección ,la perfección de la razón, la perfección de la emoción , la perfección de la voluntad , de la intuición, de todas las facultades humanas, como hombre, él fue el varón perfecto, la humanidad fue perfeccionada en Él, y él hizo esto, para pasárnoslo a nosotros. Ahí en Juan 17 dice “ Padre por ellos yo me santificó a mí mismo, para que también ellos sean santificados en la verdad” Juan 17:19 , si no vemos esto, no vamos a saber todo lo que nos ha sido dado y como fue conseguido, porque el se hizo un hombre y como hombre fue tentado en todo y por eso, es que puedes vencer cuando estás en la tentación , El fue tentado también , pero el venció , entonces, no es necesario que Tu cedas en medio de la tentación. Señor Jesús tu pasaste por esto y tu venciste, cuento contigo señor Jesús y arraigado en Cristo, creyendo, contando con él, El es poderoso para socorrerte, porque él no solo te está socorriendo como Dios, sino que el también se santificó como hombre, para que tu también en él seas santificado. Cuando leíamos lo relativo a las especies que traía el aceite de unción, a decir, la mirra, la canela, el cálamo y la acacia , eso figura todo lo que él consiguió en: su vida , muerte , resurrección, ascensión e intercesión y lo pasa a nosotros. Si él hubiera sido un hombre igual que tú y yo, ¿Como te va a ayudar? Porque él no solamente vino a morir por ti, sino que también se santificó por ti , él venció , luchó ; dice «por la obediencia de un hombre» , esa obediencia fue hasta la muerte de cruz , pero no empezó en la cruz, con exactitud comenzó desde que empezó a existir como hombre, ahí el fue siendo fiel en todo. Ahora, para mí tiene un profundo significado que de entre los testigos del Señor Jesucristo, este la epístola de Santiago y la epístola de Judas, que eran sus hermanos y crecieron con él desde que eran niños, que vivieron con El en su casa. Y ahora, llamarle a su hermano el Ungido, el Señor, no es cosa fácil. Sin embargo Pero dos hermanos de Jesús, que crecieron con él, en su casa, le llaman el Cristo y el Señor, Para mi esas dos cartas tienen mucho peso, porque son de los que estaban cerca, desde que eran niños. Volvamos a Hebreos «Así que, por cuanto los hijos participaron de carne y sangre, El también participo de lo mismo, para destruir por medio de la muerte, al que tenía el imperio de la muerte, esto es, al Diablo». Eso fue hecho en la cruz también, ósea destruir al Diablo, “Y librar a todos lo que por el temor de la muerte estaban durante toda la vida sujetos a servidumbre. Porque ciertamente no socorrió a los ángeles, sino que socorrió a la descendencia de Abraham. Por lo cual debía»; aquí nos detendremos, «debía ser en todo semejante a sus hermanos” para venir a ser hombre porque el crecía , como Dios no tiene que crecer, pero como hombre crecía en sabiduría y en gracia, en estatura y vamos a leer otra frase y dice “ Venir a ser misericordioso, él obedeció y aprendió, la obediencia, porque el siempre, había sido obedecido, por todos los ángeles y arcángeles y los 24 ancianos Y todo, porque todo fue hecho con él , en él y para él. Pero ahora se hizo un hombre, ese era el gran desafío, es el gran espectáculo, para la misma trinidad. Primero, como era él y ahora la segunda gran cosa es ver la encarnación, él siendo un hombre, siendo probado en todo, ese era el gran partido final. Aquí en una palabra, eso nos es dado comparado con el universo; visto de los Ángeles, manifestado en carne y venciendo y el diablo probándolo, por la derecha y por la izquierda y por arriba , por abajo , por detrás y por todos lados. Vino para ser tentado, fue al desierto a ser probado, el mismo espíritu lo conducía a ser probado, y estaba luchando como hombre, por eso Satanás no quiere confesarle como hombre. En el tiempo, en la historia, venció y allí «debía ser semejante a sus hermanos, para venir a ser misericordioso y fiel sumo sacerdote, en lo que a Dios se refiere, para expiar los pecados del pueblo. Pues en cuanto él mismo padeció siendo tentado, es poderoso para socorrer a los que son tentados» , no podemos olvidar este aspecto de la obra de Cristo, ciertamente el murió, para que seamos perdonados. Pero el padeció siendo tentado , para poder socorrer a los que son tentados , no solamente como Dios , sino como hombre, es que fue que él consiguió la victoria, por eso El es el único digno de abrir el libro, es el único digno, como hombre. Saltemos a la siguiente parte. “Por tanto teniendo un gran sumo sacerdote que traspaso los cielos , Jesús el Hijo de Dios, retengamos nuestra profesión, porque no tenemos un sumo sacerdote que no se pueda compadecer» , sino para que fuese misericordioso, como hombre aprendió, dice aquí: «no tenemos un sumo sacerdote que no pueda compadecerse de nuestras debilidades , sino uno que fue tentado en todo , según nuestras semejanza , pero sin pecado» Heb 4:14-16, y fue un hombre en todo igual que nosotros , solo que El no pecó , Adán tomó la naturaleza humana y la rindió al poder del pecado ,En cambio el Señor hizo lo contrario , venció al pecado en la carne, como hombre , y condenó al pecado en la carne y crucificó al viejo hombre y a nosotros con él . Y El venció a Satanás. Adán recibió la naturaleza humana sin pecado y la rindió al poder del pecado. Jesucristo no permitió que el pecado venciese a la naturaleza humana , sino que el condenó al pecado en la carne, Satanás nada tiene en mí, ¿Quien de vosotros me acusa de pecado?. Ninguno. Solo falsamente, pero de verdad ninguno. Y la prueba es que Dios lo resucitó , ya estaba profetizado que no habría engaño en El, de cierto, no habría mentira en El , no habría pecado y por eso, estaba tipificado en un cordero sin defecto, que fue examinado, y el mismo que lo vendió se ahorco y el mismo que lo mando a matar se ahorco de nuevo y los que lo acusaron , no lo acusaron por un pecado sino por quien él era , porque era el Hijo de Dios , el Hijo del Hombre que vendría en gloria lo cual es verdad, por eso fue que lo crucificaron, pero El como hombre fue examinado y por eso él habla de sus pruebas , Cuando Pedro le dice “ Señor nosotros hemos dejado todo para seguirte ¿Que mas tendremos? Y le dice el Señor “ Vosotros que me habéis acompañado en mis pruebas», les dice lo que tendrian; En esta tierra cien veces más y en el siglo venidero, la vida eterna , pero él dijo “ Me acompañasteis en mis pruebas” o sea que él vino a ser probado, fue llevado al desierto para ser probado y él tenía que ser probado como hombre , si él caía nadie se salvaba y todo estaba en juego en su persona , eso es lo grande del Señor , por eso el Diablo quiere decir que es una historia, es un fantasma, claro porque el señor le puso la bofetada plena, por eso el diablo tiene una rabia , un odio , pero el Señor quiere que tomemos lo que él es, lo que el hizo ,lo que el consiguió y lo asumamos por la fe , mediante el Espíritu, él es poderoso para socorrer cuando somos tentados ,porque el fue tentado , entonces él nos puede socorrer con misericordia, él tiene misericordia de ti en tus tentaciones y tiene poder para socorrerte, tenemos tal sumo sacerdote , no solo tenemos el perdón tenemos también esto, cuando estés en medio de la tentación , acuérdate, Señor Jesús tu pasaste por lo mismo y tú venciste , tu me puedes ayudar Señor. Si tu caes, es porque tu quieres pecar, no es necesario que caigas si confías en El , si acudes a él , si lo invocas y crees y cuentas con él, El te considera muerto al pecado y vivo para Dios en Cristo Jesús , entonces por eso dice aquí , no tenemos un sumo sacerdote que no pueda compadecerse de nuestras debilidades, sino uno que fue tentado en todo , según nuestra semejanza , pero sin pecado . Ahora sigamos en Hebreos “Y Cristo , en los días de su carne“, porque habrían unos días antes de su carne y otros días desde la glorificación , pero los días de su carne se refiere a su prueba humana , la condición nuestra aquí en el tiempo , en el espacio “ Ofreciendo ruegos y súplicas con gran clamor y lágrimas al que le podía librar de la muerte, fue oído a causa de su temor reverente . Y aunque era Hijo, por lo que padeció aprendió “ no porque era hijo , no tenia que aprender , aunque era el Hijo, era la persona Divina , pero él fue hecho hombre, del principio asumió la naturaleza humana y el vivir humano , y las pruebas humanas ; y padeció en serio, El se despojó a propósito para ser probado, y dice aquí “ Y aunque era Hijo, por lo que padeció , aprendió la obediencia», por el padecimiento amados, ¿Si esto está escrito para el Hijo, que queda para nosotros?, Él por lo que padeció aprendió , entonces también nosotros tenemos que aprender , nosotros también recibimos la provisión por fe, pero la obediencia o se la práctica , la aplicación de la provisión, se aprende. Se aprende a no confiar en uno mismo, se aprende la magnitud de la maldad del ser humano y se aprende lo que realmente fue la victoria de Cristo, es cuando tu tienes que perdonar, así como el perdono, ahí empiezas a conocer a Cristo. Porque El tuvo que pasar por eso mismo antes que tú ,para poderte ayudar , él no está en un mundo distinto al tuyo, él vino a nuestro mundo a vivir nuestra experiencia humana , a ser probado en todo, como nosotros y a vencer para ayudarnos desde adentro y, sí, él está a la diestra del Padre , pero el vive también dentro de nosotros , él no nos conoce a nosotros desde afuera, sino desde más adentro de nuestro propio yo, porque nuestro yo es apenas del alma, que es un circulo intermedio, pero en nuestro espiritu, esta su Espíritu y todo lo que consiguió. Su Espíritu desde adentro conoce nuestra lucha, y él dice no es tuya la guerra , es mía, mírame a mí , yo no solo estoy afuera para ayudarte o aplaudirte ,y acuérdate y levantarte , él es el que nos levanta, él conoce lo que vivimos, porque está dentro , no solo afuera, está dentro de nosotros, El desde ahí, lleva el yugo con nosotros y quiere que nosotros llevemos su yugo con él , eso quiere decir el paráclito, el que está al lado de, el paralelo, él está dentro de nosotros, para que con él llevemos el yugo y seamos victoriosos en él. Y el otro pasaje dice “ Y habiendo sido perfeccionado», el siguiente verso ; él como Dios no tiene que ser perfeccionado , sino como hombre él tenía que crecer hasta ser el varón perfecto, “ Habiendo sido perfeccionado, vino a ser autor de eterna salvación para todos lo que le obedecen “ ya no son los que creen, si no los que le obedecen , claro que hay que empezar creyéndole , obedeciéndole a él , él obedeció , la obediencia en uno nos constituyó justos y ahora en unión por la fé con El, contamos con él y caminamos en él, en comunión , y por esa unión, dijo en oración: «Padre, yo me santificó a mí mismo, por ellos», él tenía que ser probado ,en serio , de verdad , no de apariencia ;de verdad, como hombre en carne , para poder ayudarte ,por eso que nadie le puede decir: Dios es que tu no sabes lo que es el hombre, nadie le puede decir eso, el se hizo hombre y por eso, El es él Señor . Por eso El es él Señor, podríamos ver al Señor como creador, antes , pero ahora , ahora es como hombre él Señor, no solo como Hijo de Dios, «se humillo hasta la muerte, por eso Dios lo exalto hasta los sumo y le dio un nombre que es sobre todo nombre , para que en nombre de Jesús se doble toda rodilla en los cielos y en la tierra» Fil 2:9-10 , él venció en franca lid a Satanás , a la carne , al mundo, y al pecado y a todo lo venció como hombre, para pasarlo a nosotros. Sigamos “Haya pues, en vosotros este sentir que hubo también en Cristo Jesús,” O sea, que hubo en El, “ El cual” fíjese en esta frase importante, «siendo en forma de Dios» , o sea en el principio era el Verbo , él Verbo era con Dios y era Dios y todas las cosas por él fueron hechas , y en él fueron hechas y para él fueran hechas “ siendo en forma de Dios “ aquí Pablo esta confesando también la divinidad de Cristo y ahora dice así “ No estimó el ser igual a Dios como cosa a que aferrarse, o sea que el siendo en forma de Dios , es igual a Dios , es la imagen de Dios , la exacta representación de Dios, pero él no se aferró a eso. El hizo todo lo contrario del diablo, el diablo no era , y se quiso hacer, Él era y se despojó ,y lo venció ya desde el principio , el diablo no era , pero dijo seré semejante al altísimo , sin serlo pretendió hacerse Dios; “Él siendo Dios , siendo en forma de Dios igual a Dios , no estimó ser igual a Dios como cosa a lo cual aferrarse”. Es el sentir que hubo en Cristo Jesús y que él nos puede pasar, ninguno de nosotros solo puede, pero El si puede. El está en nosotros por la fe, nos lo dio gratis, sin merecerlo, para ayudarnos, si queremos, el va a respetar , él va a ayudarte si quieres , el que quiera , el que quiere ser mi discípulo , y el que no quiera, bueno que tenga lo que el quiera, pero si quieres toma tu cruz, te niegas a ti mismo y le sigues a El , que está dentro de ti, conduciéndote fielmente desde lo más intimo de tu propio ser , el no está lejos de ti . Él está dentro de ti. Dice su palabra “No estimó el ser igual a Dios como cosa a que aferrarse, sino que se despojo, no dice de sí mismo, como si hubiese dejado de ser la persona única y eterna del hijo de Dios que siempre fue en el mismo. El se hizo como uno de nosotros, Se hizo uno con nosotros. Se despojó, porque él se despojo. “El Padre es mayor que yo”, pero aquí se ve igual, pero hay uno que es mayor, ¿porque aquí dice que se despojo? Eso lo sabe sino el Padre, ni los ángeles, ni el Hijo, porque se despojo, hay frases que provienen de su condición en despojamiento, no porque no sea Divino, sino porque se despojo, Pero su persona es la misma, sus derechos son los mismos: “Padre glorifícame Tu”, porque se hizo hombre en su condición gloriosa, Con aquella gloria que tuve”, ahora ya no la tengo, pero ahora la tengo otra vez. Entonces dice así “Sino, que se despojo a si mismo tomando forma de siervo, hecho semejante a los hombre“ pues esta frase “se despojó a si mismo tomando forma de siervo , hecho semejante a los hombres” es un pasaje paralelo, que equivale al otro, que dice “ Y aquel Verbo fue hecho carne “ Y aquel Verbo fue hecho carne , es lo mismo que esto “ Siendo en forma de Dios no estimó ser igual a Dios como cosa a que aferrarse si no que se despojo a sí mismo, tomando forma de siervo , hecho semejante a los hombres“, una cosa equivale a la otra y la otra equivale a la una, por eso la palabra carne, es una palabra amplia , que implica toda la condición humana , todo lo que la naturaleza humana indica, por eso dice que “hay un mediador entre Dios y los hombres, Jesucristo hombre” 1°Tim 2:5. No semi Dios , no semi hombre, porque si el fuer mitad hombre y mitad Dios ,no sería ni Dios ni hombre , porque son mitades y mitades , entonces el no es mitad Dios , él es Dios , él no es mitad hombre, él es hombre, si el no fuera hombre, ¿Como iba a realizar la naturaleza humana, para pasar esa realización y esa glorificación a nosotros? , Acaso no dice Pablo, que ya fuimos glorificados. Romanos dice “A los que antes conoció, a esos también los predestinó , para que fuesen hechos conforme a la imagen de su hijo, y a los que predestino, a estos también llamo, y a los que llamo, también justifico, y a los que justifico a estos también los glorifico”, y el habla en pasado, y nos dice que nos glorifico , pero yo todavía no me siento glorificado , entonces ¿Cómo dijo que nos glorifico? Porque Jesucristo asumió nuestra naturaleza y la desarrollo , El creció y obedeció hasta ser perfeccionado , el varón perfecto, y nos paso por la muerte , y nos paso por la resurrección y la glorificación , porque nuestra naturaleza, ya la asumió y fue glorificada , y por eso Dios nos glorifico en El. Ahora nos lo da a Él , “porque mi carne es verdadera comida, mí sangre es verdadera bebida”, y eso es por la fe , son palabras espirituales , no de canibalismo , así como El vive por el Padre, “el que me come vivirá por mí , mi carne es verdadera comida, mi sangre es verdadera bebida , el que come mi carne y bebe mi sangre, tiene vida eterna y yo le resucitaré en el día postrero” , o sea todo lo que El es, nos lo pasa, “ese es el pan que yo daré, mi carne, la cual yo daré por la vida del mundo” Juan 16:51-55, es decir, se hizo carne, y en carne venció todas las pruebas y venció la muerte ,el pecado, y al mundo, y ahora es nuestra comida. Nosotros vivimos por El , nos alimentamos de él , somos constituidos por lo que comemos, y la manera de comer es la fe, por la fe ,El se santificó , para santificarnos , El es nuestra santificación , El es nuestra justificación , El es nuestra sabiduría , nuestra redención , todo lo que necesitamos es él, y ya mora en nosotros por el Espíritu, y ahora cuando enfrentemos nosotros la prueba, porque nosotros ahora tenemos que ser probados y ahora esa victoria, tiene que demostrarse victoria, también en la iglesia y es el desafío, hay que vivir por el Señor Jesús y ser vencedores de verdad. Gracias a Dios que casi todas las profecías se han cumplido , y hay profecías acerca de los vencedores y habrá vencedores, es necesario que haya vencedores, no solo la cabeza , si no el cuerpo , con la victoria en la cabeza y dijo: “Padre glorifica tu nombre; lo he glorificado”, eso fue en su Hijo , pero añadió: “lo glorificaré otra vez” Juan 12:28, y esa otra vez es con la iglesia. Esa victoria que se vio en él Señor Jesús, es entregado como regalo a la iglesia, pero la responsabilidad y victoria de la iglesia, es vivir por ese motivo , es creerlo, es disfrutarlo, es demostrarlo, “comprobar cuál sea la buena voluntad de Dios agradable y perfecta” Rom 12:2. Es por eso que Jesús tenía que ser hombre, Tenía que ser probado y el diablo lo atacaba y lo dejaba por un tiempo y luego lo buscaba de nuevo y eso era para poder ayudarte a ti y a mí. Entonces, el se hizo hombre, y ya cuando en Filipenses dice hombre, ahí ya esta incluyendo al espíritu humano , el alma humana y el cuerpo humano , él no se hizo carne solamente en el sentido de musculo , en el sentido solo de cuerpo , si no en el sentido de la naturaleza humana, lo cual también significa carne, entonces, El tenia espíritu humano, además del Divino; “Padre en tus manos encomiendo mi espíritu” Lc 23:46, y murió pero el espíritu fue y predico a los espíritus encarcelados y también el tenia alma humana. Hubo una persona, de la iglesia en Laodicea, llamada Apolinar , que él pensaba que Jesús , había asumido solamente la carne humana , pero no el alma humana , si el Señor no asumió la integra naturaleza humana y también el cuerpo , como nos ayudaría , ya no sería un hombre como nosotros, no podría ni ayudarnos , ni sustituirnos en la cruz , Satanás por eso, no quiere confesar que el vino en carne, dice que llego como un fantasma , como una apariencia o como un espíritu, y lo que resucito, fue como un espíritu , porque Satanás quiere confundirnos en eso, para robarnos la provisión integra de Dios. Pero el tenia un alma humana, por eso dijo: “mi alma está muy triste hasta la muerte” Mt 26:38, y “no dejaras mi alma en el hades” Sal 16:10, y El fue al hades y predico a los muertos, y también tenía cuerpo, “me preparaste cuerpo” Heb 10:5 , sacrificios y ofrendas de esos típicos de antes , no le gustaban , el quería la obediencia fiel y luego el sacrificio expiatorio, y eso es preparar el cuerpo. Fue un hombre verdadero , tentado y probado en todo , según nuestra semejanza , venció y el Padre dio testimonio de su vida privada , no solo a través de Jacob y de Tadeo , sino El mismo. Cuando Jesús salió del agua, en el bautismo, dijo: “este es mi Hijo Amado” Mt 3:17, y luego en su vida pública , cuando ya tenía que morir, dijo en el monte de la Transfiguración de nuevo: “Este es mi hijo amado, en el cual tengo contentamiento” Mt 17:5 , de su vida privada y pública , Dios dio testimonio público , mostro su gloria y lo resucito, para declararlo Hijo de Dios, aunque ya era hijo de Dios , El era el que se había hecho hombre y había muerto en una muerte expiatoria, aceptada a nuestro favor, y para eso lo resucitó, para resucitarnos a nosotros , fue declarado Hijo de Dios , pero El tuvo y tiene espíritu humano, además del Divino. Pedro, cuando llego a la casa de Cornelio, el dijo que era un varón aprobado por Dios, lleno del Espíritu Santo , un varón completo con espíritu humano, alma humana y cuerpo humano igual que nosotros , lleno del Espíritu Santo. El Espíritu Santo, lleno su espíritu humano y cuando El estaba en la cruz, encomendó su espíritu humano al Padre y dijo que su alma estaba triste hasta la muerte y su cuerpo fue crucificado y padeció de verdad, no de mentira, en serio como hombre y como hombre resucito, con el mismo cuerpo con el cual fue crucificado , el mismo con el que anduvo en Galilea , en Judea y en Berea y Decapolis y todos esos lugares, en ese mismo cuerpo, en ese mismo cuerpo que fue traspasado y a propósito, se reservo las cicatrices , como prueba el habría podido resucitar sin cicatrices, El ha quitado cicatrices a muchas personas, pero El se las dejo, porque se dijo “ Miraran a aquel a quien traspasaron” Juan 19:37. “Tomas, ven acá, mete tu dedo aquí. Un espíritu no tiene carne y hueso como veis que yo tengo , palpad y ved, que yo mismo soy” Juan 20:27 , y cuando dice palpad , esta incluyendo su cuerpo. El resucito espíritu , alma y cuerpo , y él vino en carne y en carne nos glorifico y ese mismo Jesús que así se apareció y así comió con ellos y estuvo cuarenta días con ellos ,y ellos dijeron: “comió con nosotros , lo que hemos visto , lo que hemos oído ,lo que hemos palpado tocante al Verbo de vida, porque la vida fue manifestada y la hemos visto, eso os anunciamos” 1Juan 1:1, el evangelio , “ese mismo Jesús ,que ah sido levantado de entre vosotros al cielo” Hch 1:11, es el que se sentó a la Diestra del Padre, para comenzar a abrir el libro y darnos sus mandamientos para que todas las cosas le sean sometidas, ese mismo Jesús, así mismo vendrá. Como la Biblia lo dice “ con las nubes y pondrá a sus pies en el monte de los olivos y miraran al que traspasaron “ Zac 12:10,Jesucristo vive en carne humana , es el gran testimonio de la iglesia , esa es la gran riqueza de la iglesia, tal como su divinidad , como su humanidad , su muerte y como hombre , su resurrección como hombre , su ascensión como hombre , su mediación como hombre , su reino como hombre, Él Hijo del Hombre y su venida como hombre, y todo eso lo hizo, para pasárnoslo a nosotros, para ser misericordioso con nosotros y ayudarnos, ahora si puede ayudarnos.

EL ESPIRITU SANTO EN EL HAGAMOS DE DIOS

Por cristianogiv - 8 de Abril, 2012, 20:07, Categoría: General

EL ESPIRITU SANTO EN EL HAGAMOS DE DIOS Localidad de Teusaquillo (27 de mayo de 2011) (Gino Iafrancesco V) Buenas noches hermanos. Oremos un momentito por la palabra del Señor, Querido Padre: te damos gracias porque tú nos has conocido y nos has amado, y has enviado a tu Hijo Jesucristo porque nos conociste Señor y sabías que solamente mereceríamos la muerte delante de ti, pero nos amaste con amor eterno y supiste que por tu gracia te recibiríamos, Padre te recibimos, como cantábamos, como el bálsamo, consuela nuestra alma y todo nuestro ser, No estamos delante de ti, Señor, por otra cosa que por esa preciosa sangre, no tenemos ni queremos tener alguna justicia propia por la cual pretender estar delante de ti, te rogamos Señor, que nos limpies, nos perdones de todo pecado del cual somos conscientes y también de aquellos en que no lo somos, tu luz nos ayude, ayúdanos Padre por tu Espíritu, en el nombre del Señor Jesús. Te rogamos que tu palabra nos hable, que tu Espíritu venga a nosotros en tu palabra, tu palabra ya fue inspirada por tu Espíritu, que el soplo de tu Espíritu por tu palabra ha llegado a nosotros y te pedimos que siga llegando, que tu Espíritu siga soplando para que tu palabra nos pueda tocar, vivificar, resucitar y conquistar para ti, atráenos a ti por lo que tú eres y deja que nuestro espíritu te conozca y te perciba, se enamore de ti y te siga a ti. Señor, déjanos conocerte para seguirte con tu socorro, atráenos Padre, encomendamos en tus manos todas las cosas, deja que tu palabra nos bañe, nos atraiga y haga resplandecer tu rostro sobre nosotros, sobre la base de tu amor eterno expresado en Jesucristo, amén. Volvamos hermanos una vez más, a Génesis, una vez más al capítulo 1 y una vez más al verso 26; nos hemos ido deteniendo en algunas de las palabras que nos dice aquí el Espíritu de Dios, en algunas de las implicaciones nos hemos demorado, pero no porque seamos exhaustivos, nos hemos demorado porque la palabra del Señor, ella misma es rica y apenas vamos tomando migajas de ella, poquito a poco. Nos habíamos detenido en el primer renglón: “Entonces dijo Elohim: hagamos” y estamos detenido en la palabra “hagamos”, en este plural divino, es el primer plural divino; ya el mismo nombre Elohim, ya está implicado en la Trinidad, en la terminación plural del nombre genérico de Dios, “El” ya quiere decir “Dios”, pero Dios también se llama “Elohim” y muchas veces habla en singular porque es un solo Dios, pero en algunas situaciones especiales Dios habla en plural y ésta es la primera vez que Él habla en plural, de manera explícita, revelada, dijo Dios: “Hagamos”, entonces aquí Dios revela la participación de las tres personas de la Trinidad Divina, participando en este propósito y es un propósito de hacer. Hay cosas que Dios crea de la nada, de manera instantánea y hay cosas en las que Dios se detiene tomándose su tiempo, el verbo ya no es “crear”. En el principio creó Dios los cielos y la tierra, esa palabra “crear”, como lo dice también en otros lugares es hacer algo de la nada, aparece “bará”, como el verbo que se traduce “crear”, allá en Hebreos dice que por la palabra de Dios entendemos ser hecho todo el universo, todo lo que se ve, de lo que no se veía; era solo Dios, no había tampoco nadie para ver a Dios, solo el propio Dios, Él hizo cosas por su palabra, pero es que un Dios que es eterno, puede tener un juego diferente al nuestro; nosotros estamos en el tiempo, Dios también creó el tiempo, Dios está en la eternidad y también se encarnó y entró en el tiempo, El puede hacer cosas y hay cosas en las que Dios se detiene. Había hecho tantas cosas pero sólo paró cuando hizo esta inicial, digo inicial en cuanto a que apenas había comenzado, ya hizo al hombre, ya el primero estaba en la tierra y también la primera mujer, el hombre y la mujer, el hombre, o sea el varón y la mujer es el hombre. Hagamos al hombre; ya los hizo varón y hembra, el hombre, el misterio y sin embargo, Él que ya sabía el fin desde el principio y sabía las etapas, Él habló en plural: “hagamos” y dio la revelación bien patente de que el Padre estaría ahí, el Hijo estaría también haciendo y el Espíritu también estaría haciendo, la frase es mucho más rica; ciertamente que Dios pudo descansar con el primero, Él descansó de la obra que hizo porque ya hizo al hombre en un sentido, lo hizo; en otro sentido, todavía no se había multiplicado ni el hombre había hecho aquello para lo cual Dios lo hizo, pero ya descansó cuando entregó al hombre la misión, la responsabilidad y Dios cuando hizo esto, Él no ignoraba que el primero, vamos a decir, como se dice aquí en la tierra: “el plan piloto”, que fallaría; nosotros los humanos, hacemos un plan piloto para saber si fallará o no, pero Dios no necesita esperar para saber, Dios sabía que desde el primero, habría una falla y por eso la Escritura nos habla de que ya el Cordero había sido inmolado en la decisión, en el corazón de Dios, en la naturaleza de Dios, desde antes de la fundación del mundo, o sea que Dios tendría ese otro trabajo, además del trabajo de la creación inicial, como lo dijo Jesús y lo recordamos siempre: Mi Padre hasta ahora trabaja, y yo trabajo, entonces ese trabajo del Padre, hasta ahora trabaja que dice Jesús, no es para contradecir el descanso de Dios en el primer día, sino para revelar el nuevo trabajo de la redención y de la nueva creación. Entonces cuando Dios dijo: “hagamos”, ahí está la creación inicial y está también la redención para la nueva creación, porque Dios no puede ser frustrado en su hacer. El decidió tomarse el tiempo que fuere necesario y por eso dijo: “hagamos”. Cuando Él dijo: “hagamos al hombre”, ya había diablo, no había sido para nosotros totalmente revelado, aunque hay algunos indicios aquí, que ya existía el diablo; uno de esos indicios está en el capítulo 1, en el verso 2, especialmente empieza ese inicio en la cuarta palabra de esta traducción: “Y la tierra estaba”. La palabra que en el idioma original, en el hebreo, fue traducida por Reina y corroborada por Valera: “estaba”, es la palabra “ay´tá”, ese es un verbo ya conjugado y la raíz de esa palabra con otros prefijos y sufijos, en otros contextos, es decir en otras conjugaciones aparece varias veces en la Biblia y no siempre aparece traducida como está; de hecho quienes estudian el hebreo se dan cuenta que el verbo “estar” o el verbo “ser”, casi siempre es tácito en el hebreo; nosotros debemos suponerlo cuando lo vamos a traducir y nosotros traducimos el verbo “ser” o el verbo “estar”; en el hebreo se da por sentado, no suele escribirse; sin embargo aquí en el verso 2 de Génesis 1, está escrito el verbo ay¨tá y el verbo ay´tá tiene una larga historia de traducción y de contexto, como así sucede también con otras palabras que a veces nos restringimos a un solo de esos significados y perdemos parte de lo que Dios quiere decirnos, de todo lo que está escondido en una palabra, entonces a veces un verbo tiene que estudiarse, ojalá todas las veces en que aparece para ver todas las posibilidades de traducción. El verbo “ser” o “estar”, generalmente se deja tácito, no explícito en el hebreo y al traducirlo al español, lo hacemos nosotros explícito porque quedaría para el español, necesario mencionarlo. Nosotros a veces dejamos tácito no el verbo, sino el pronombre, en cambio por ejemplo en hebreo, hay que ponerle el pronombre. Si dice: “soy”, nosotros sabemos que ya está implícito el “yo” y en el hebreo es al contrario. Si se dice “yo” está implícito el “soy”. En el librito que publicamos que se llama “Al principio”, ahí entramos en algunos versos y entramos en este verso porque estudiamos este primer toledot, que así se llama este primer documento antiguo incorporado por Moisés a su relación desde el 1:1 hasta el 2:4 a ese es el primer toledot, ahí dice, donde aquí se traduce: “Estos son los orígenes”, dice: hela toledot ha-shamayím ve-ha-erets, o sea, estas son las relaciones, que aquí se tradujo: “orígenes”, en otro lugar se dice: ésta es la historia de, éstos son los antecedentes o las generaciones de...., ya sea ascendientes, ya sea descendientes, ya sea relato, ya sea historia, todas esas son palabras variadas que se usan para traducir una sola palabra hebrea en plural: “toledot” y toledot significa: relaciones, hacer una relación, una relación de acontecimientos, una lista de nombres, ya sea antepasados, ya sea descendientes, una historia, un relato, esa es una relación y la terminación “ot”, es la terminación plural del femenino en el hebreo, entonces cuando dice: “toledot” significa “relaciones”, entonces esta palabra: “Estas son las relaciones de los cielos y la tierra”, es el final de lo que se comienza a escribir desde el verso 1, acuérdense que cuando Moisés escribió, no tenían números, estos números no son parte del texto inspirado, estos números fueron del arzobispo de Canterburry, que los incluyó en el siglo XII, para poder encontrar los pasajes, sólo que él hizo terminar el capítulo 1 antes de que terminara la perícopa o la historia, él estaba contando la creación y también la formación de los cielos y la tierra, la hechura, todo el hectameron, o sea, los siete días, y él terminó en el sexto día, luego pasó al capítulo 2 y empezó con el séptimo día, pero en la historia comenzó en el principio y terminó esa relación en el capítulo 2 verso 4, parte a, cuando tú lo ves en el hebreo, lo ves mucho más claro, cuando ves una edición en hebreo, esta frase está aislada y separada del siguiente toledot o sea, la siguiente historia que comienza a contar otra vez el sefer toledot Adan, o sea, el libro de las relaciones de Adán que comienza en el verso 4 parte b hasta el 5, verso 1, parte a, tú lo ves en el hebreo, no lo ves muy claro en las traducciones españolas porque a veces los capítulos como que cortan la idea, cortan la perícopa, antes que termine el ciclo, ya terminó el capítulo y luego en un mismo versículo donde sería necesario poner un punto aparte y comenzar otro párrafo, aquí el traductor puso una coma, no es así en el hebreo, se dan cuenta? entonces este toledot, o sea esta relación y aquí dice: “relaciones”, porque relaciona los cielos y la tierra, las distintas partes, los diferentes capítulos, allí el verbo ay´tá, del verso 2 del primer toledot del capítulo 1, donde dice: “la tierra estaba”, “la tierra ay´tá”, varias veces ese mismo verbo ya sea modificado por prefijos o sufijos, según la conjugación porque es un verbo, es traducido como “llegar a ser”, como “tornarse”, como “volverse”, ese mismo verbo está en el capítulo 19, donde cuenta la historia de la mujer de Lot que se volvió estatua de sal, ella no era estatua de sal, ella miró para atrás y se tornó estatua de sal, ese verbo cuando ella se tornó estatua de sal, es exactamente el mismo verbo que aquí dice: “y la tierra estaba”, entonces por qué aquí se tradujo: “y la tierra estaba desordenada y vacía”, cuando Dios mismo dijo en otro lugar que vamos a leer, que la tierra no estaba desordenada y vacía. Vamos a ver eso, marcamos aquí en Génesis y vamos al libro de Isaías, al capítulo 45 verso 18 y también, si tú ves este verbo y no solamente el verbo, sino los adjetivos “desordenada y vacía”, “tojú a bojú” que aparecen en el texto de Génesis, también aparece aquí en Isaías en la boca de Dios, o sea, vemos que es Dios y no Isaías, el que dice, hablando sí por Isaías, pero no es Isaías, es Dios hablando por Isaías; si lo vas a ver en el hebreo, entiendes todavía más claro. Miren lo que dice Isaías 45:18: “Porque así dijo Yahveh, que creó los cielos; él es Dios, el que formó la tierra, el que la hizo y la compuso”, aquí él utiliza cuatro verbos: crear que es cuando todavía no había nada. En el principio creó los cielos y la tierra, pero luego como si eso no hablase ya todo lo que Dios tenía que decir, Dios vuelve a usar cuatro verbos: el que formó la tierra, el que la hizo y la compuso, entonces “crear”, es de la nada hacer las cosas iniciales, pero formar, ya es tomar de lo que ya había y seguir trabajando con lo que ya había y el verbo “hacer”, implica también la existencia anterior de lo que anteriormente fue creado, pero que ahora hay que formar, hacer y componer, pero todavía Dios sigue diciendo otra cosa, además de usar estos cuatro verbos: crear, formar, hacer y componer. Dice: “no la creó en vano”, esto que aquí se traduce “en vano”, dice una de esas palabras que dice también el verso 2: tojú a bojú, entonces dice que él no la creó “tojú”, vacía y sin sentido o desordenada, entonces si Él no la creó desordenada y además dice que después de crear, tuvo también que formar, hacer y componer, ahí nos damos cuenta que Dios mismo está diciendo, porque como Dios va a hacer algo desordenado, los desórdenes que entre comillas hace Dios, es cuando Dios juzga. Cuando Dios juzga, entonces resulta una desolación y ahí en otros lugares aparece esa palabra tojú a bojú, en otros versículos, o sea, desordenada y vacía o en vano, aparece en el contexto del juicio de Dios. Cuando Dios juzga una nación o un pueblo, que lo destruye por un tiempo, usa esas palabras, las cosas quedan desordenadas y vacías, que es la misma palabra que se traduce “desolada”. La palabra en el hebreo es la misma y aquí Dios dice que Él no la creó en vano, sino “para que fuese habitada la creó: Yo soy Jehová, y no hay otro. No hablé en secreto, en un lugar oscuro de la tierra; no dije a la descendencia de Jacob: en vano me buscáis. Yo soy Yahveh que hablo justicia, que anuncio rectitud”. El está diciendo que no la hizo de esa manera, sólo que cuando tú ves la traducción aquí de Reina y Valera: no la creó en vano, así dice el Señor y es el Señor el que lo dice, que no la creó en vano, nosotros no asociamos crear en vano con asolada y vacía porque son traducciones distintas y no sabemos si el traductor no logró hacer la conexión de Isaías con Génesis, ese es el traductor, pero cuando tú vas al hebreo, el hebreo sí usa exactamente las mismas palabras y no dice: la tierra estaba, dice: ay´tá, si fuera estaba, no hubiera sido necesario escribir el verbo, pero está escribo el verbo ay´tá, que significa tornarse. Por ejemplo, cuando dice: sed santos, porque yo soy santo o que Dios visitó a Abraham y que tal resultó a llegar tal cosa y que las cosas resultaron en tal cosa, es el mismo verbo, como les acabó de dar el ejemplo del caso de la mujer de Lot, que es tan claro, que se tornó estatua de sal, es el mismo verbo que aquí dice: “estaba”. El mismo traductor, en el caso del capítulo 19, dice: “se tornó”, como allí traduce “se tornó” y aquí traduce: “estaba”, si el verbo es el mismo, se dan cuenta? entonces eso significa que Dios ya está explicando de manera inicial, introductoria porqué resultó desolada y vacía, porque si comparas con el detalle de la creación de Dios, Dios mismo está diciendo que no la creó en vano, o sea no la creó tojú a bojú, usa la misma palabra. Tu puedes ir al hebreo y encuentras una de esas palabras ahí. En este momento yo no me acuerdo si es tojú o si es bojú, es tojú. Entonces si Dios dice que Él no la hizo así, quiere decir que Él hace todo perfecto, algo pasó para que se tornase desolada, y se tornase vacía, cuando Dios hace al hombre, todavía ni siquiera menciona a la serpiente, sino después de hecho, pero ya la serpiente estaba, la serpiente antigua que se llama “diablo” y “satanás”, de pronto aparece en el capítulo 3 y no sabe de donde aparece, pero luego Dios revela cosas que pasaron antes, aunque las revela después en Ezequiel e incluso antes en Isaías, acontecieron antes, aquel querubín se rebeló y que fue expulsado de los cielos, pero ahora Dios hace al hombre y ni siquiera menciona la serpiente, pero si la menciona un verbo misterioso: “guardar”, pero de qué va a guardar Adán el jardín? De las espinas? Si no había espinas todavía, las espinas vinieron fue después que no guardó, de dónde aparece el mal que el Señor menciona que había un árbol de bien y del mal, dónde se había originado el mal que está en ese árbol? Porque Dios no es el creador del mal, Él solamente lo permite, pero Dios no es malo, el padre de la mentira que de suyo habla, de suyo, no es Dios el que va a hacer males, si Dios hizo al diablo, pero no lo hizo diablo, lo hizo un querubín, centro de la palabra “bueno”. Cuando Dios vio todo lo que había hecho, dijo que era bueno, pero en el segundo día, cuando aparece el lugar donde estaba el diablo en los aires y en las aguas porque apolión anda por los mares y el príncipe de la potestad del aire anda por los cielos. Cuando Dios habla en el segundo día de los cielos y de las aguas de arriba y de las de abajo, ese día, a propósito se quedó callado y no dijo que era bueno, por qué Dios no dijo que era bueno el segundo día? Porque si dice que era bueno, hubiera mentido, porque ahí estaba el malo, de él había que guardarse, se dan cuenta? Cuando tú lees cuidadosamente el Génesis, ya te das cuenta que allí está escondido el maligno y que cuando Dios dijo: “hagamos”, ya existía el maligno, porque cuando Dios dice: “hagamos al hombre y señoree”, y después tú ves en que jurisdicción pone Dios al hombre para señorear, ahí te das cuenta que ya existía el maligno, así como cuando Dios le dijo: ven a la tierra que yo te mostraré, tierra que fluye leche y miel, Dios sacó al pueblo de Egipto y lo llevó a Israel o a Canáan, todavía no se llamaba Israel y allí estaban los gigantes y los refaítas y toda esa descendencia de ángeles caídos, los neefilim, que tuvieron relaciones con seres humanos, que tomaron mujeres antes del diluvio. Para nosotros los hombres, decimos: somos con langostas delante de esos gigantes, pero para Dios, qué es? El dice: yo os daré esa tierra, yo los introduciré, ........ pero para nosotros sí, pero es que nosotros no fuimos creados para andar solos, sino para andar con Él. Entonces hermanos, todo esto lo estoy diciendo para que veamos las implicaciones de la palabra “hagamos”. Cuando Dios dice: “hagamos al hombre”, ya había diablo. Cuando Dios quiso hacer una criatura colectiva, porque no dijo “hagamos al primer hombre”, sino “hagamos al hombre”, es un hombre corporativo que tiene la misión de portar a Dios, ser configurado a su semejanza, conforme a su imagen y le es delegado el reino y la autoridad al hombre, para que ponga orden en el caos, eso lo puede hacer a Dios, por eso dijo: “hagamos”, el hombre solo no puede hacer esto, pero el Padre dijo: hagamos esto; el Padre dijo con el Hijo: hagamos esto; el Espíritu Santo dijo con el Padre: hagamos esto y Dios se propuso hacer esto en las narices de satanás, como le dijo a faraón, pero al hablarle a faraón también le está hablando al diablo, saben por qué? porque faraón era una de las cabezas y así como había otra cabeza: Asiria y había otra cabeza Babilonia; cuando Dios le habla a Babilonia, no le habla solamente al rey de Babilonia, sino al verdadero rey que está detrás de él, al príncipe de Babilonia y al diablo. Por eso cuando le está hablando en Isaías 14 al rey de Babilonia, él sabe que el verdadero rey está detrás de Nabucodonosor y de sus descendientes y le habla directamente al diablo, a Lucero: Tú eras el sello de la perfección, dechado de hermosura, pero dijiste en tu corazón: me sentaré junto a las estrellas de norte y comienza a denunciarlo, como lo ve detrás del rey de Tiro, el rey de Tiro no es simplemente un rey, pero el querubín caído expresaba su naturaleza a través de ese rey, entonces Dios no le habla solamente al humano, sino al querubín. Tú querubín protector, el que está detrás, porque detrás de los reyes de la tierra, de los imperios de la tierra, de las cabezas de la bestia o de la bestia y sus cabezas, sus siete cabezas, está el dragón y sus siete cabezas. Las siete cabezas del dragón se corresponden con las siete cabezas de la bestia, por eso en Daniel 10 había ese príncipe de Persia en los cielos, un ángel caído, aliado de satanás que cayó cuando el imperio persa cayó. Luego vino el otro, Grecia, pero también cayó, por eso Pablo habla de los gobernadores de las tinieblas de este siglo, esos principados se expresan a través de las llamadas “civilizaciones”, que somos nosotros que las llamamos civilizaciones, pero saben como las llama Dios: “Bestias”. Para Dios, las civilizaciones son unas bestias. Entonces así como el de Persia, era un principado, una de las cabezas del dragón y que Babilonia era otra de las cabezas del dragón, y cuando Dios le habla a Babilonia, le habla también a esa cabeza y le habla también al dragón, así también cuando le habla a faraón, no sólo le habla a faraón, sino al príncipe que reina en Egipto, que es un aliado del dragón, de satanás, le habla también lo mismo a satanás. Y qué le dijo Dios? Lo hemos recordado en estos días: para esto mismo te he levantado, para mostrar en ti mi poder. Dice que Dios endureció el corazón de faraón, aquí tenemos que volver a estudiar, lo que ya estudiamos, que ese endurecer, no es forzarlo contra su voluntad, sino entregarlo a su propia obstinación, esa es la manera como Dios endurece, cuando deja a la persona después de insistirle en que no, la persona quiere, porque Dios no fuerza, entonces la persona es entregada a su dureza y de esa manera es hecho un escándalo y una persona de tropiezo. Entonces cuando Dios le dice a faraón: para esto te he levantado, para mostrar en ti mi poder, cuando Dios dijo: hagamos al hombre, ya estaba el diablo y cuando Dios dijo: hagamos al hombre, Dios ya sabía que ese hombre, el primero, iba a caer, primero, el hombre es inferior a los ángeles en poder, no en destino, ni en misión, pero mientras estamos en la tierra, Dios dice que es inferior a los ángeles, ya el destino del hombre en unión con el Señor es superior a los ángeles, porque Dios no delegó a los ángeles el mundo venidero, sino a la simiente de Abraham, o sea, Cristo, cabeza y cuerpo. Entonces Dios va a mostrar con la hechura del hombre colectivo, o sea, la edificación de la iglesia en medio de la guerra, Dios va a mostrar su poder. Para esto te levanté, para mostrar en ti mi poder y permitió que se enfureciera e hiciera las peores cosas, para qué? para dar ocasión a que el nombre de Dios sea conocido, la iglesia debe entender esto, que cuando Dios dijo: “hagamos al hombre”, ese hombre que será hecho glorioso y heredará el reino, sobre el enemigo, es la iglesia gloriosa, sólo la iglesia gloriosa llegará a cumplir el propósito de la Trinidad cuando habló “hagamos”, porque Dios no lo hará forzando a nadie, se demorará porque lo hará con los que quieran ponerse en sus manos para que El lo haga, porque Dios deshará lo que es por medio de lo que no es y lo que no es, somos nosotros, llenos de debilidad de la cabeza a los pies, desde la coronilla a la planta de nuestros pies, nosotros somos debilidad porque nacimos caídos, porque el primero no nació caído, pero él nos vendió al poder del pecado y cuando nacimos, ya nacimos en territorio enemigo entregados a la muerte y al engaño del enemigo de Dios y no es porque Dios sea débil, al contrario, es porque Dios es fuerte, por eso le deja que haga para después mostrar su misericordia para con los vasos de misericordia y su poder y su ira para con los malvados, para contra satanás y los suyos que hacen lo mismo que su padre, el diablo. Hermanos, todas estas cosas están incluidas en este “hagamos”. Cuando hizo al primer hombre, ahí ya colocó la base para que el hombre participe porque lo que Dios se propuso hacer fue el hombre a su imagen, a su semejanza y delegarle su gobierno, su autoridad, su reino, entonces el hombre fue diseñado conforme a esta misión y ese hombre no es solamente el primero, no es solamente Adán, es el segundo, pero no todos los seres humanos llegarán, el hombre era primero uno: Adán y Eva, los dos eran uno, pero Eva fue engañada porque ya existía el diablo, Dios quería guardarlos de ese mundo, que no abran esa puerta, quería dejarles un mundo rebelde, velado para ella, que ellos fueran inocentes y les dijo que no comieran del árbol del conocimiento del bien y del mal porque si abría esa puerta a ese mundo de demonios y de ángeles caídos, de monstruos sobrenaturales, por ahí entraría la destrucción, pero ella podía abrir la puerta, ella abrió, como se dice: la caja de Pandora porque es que Pandora en el griego, en la mitología griega y en los recuerdos de varios antiguos de los griegos, era la primera mujer, o sea que Pandora era el nombre que los griegos le daban a Eva, Eva abrió la caja de Pandora y salió toda clase de locuras, ella fue engañada, o sea que ya existía el enemigo. Dónde y cuál era la caja de Pandora? El árbol de la ciencia del bien y del mal, esa era la caja de Pandora, ahí fue que la serpiente abrió la puerta para entrar y Dios le había dicho al hombre cual era el pacto de Dios con Adán, en Génesis no aparece, pero en Oseas aparece que Adán quebró el pacto, o sea que Dios hizo un pacto con Adán y lo dice Dios por boca de Oseas; en Oseas está el pacto de Dios con Adán, el pacto Adamico y está que Adán quebró el pacto, pero Adán quebró el pacto sin ser engañado, él fue desleal y por eso dice que por Adán entró el pecado, aunque le llama “la caja de Pandora”, aunque Eva fue engañada y comió del árbol de la ciencia, ella fue engañada, pero Adán no fue engañado, Adán tomó una decisión, le dio las espaldas a Dios. Ustedes creen que cuando Dios dijo: hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza y señoree sobre los peces del mar, las aves de los cielos, sobre todo lo que hay en la tierra y sobre lo que se arrastra sobre la tierra, ustedes creen que Dios no sabía que Adán se asociaría con el querubín traidor, Dios sí lo sabía; toda la miseria que vendría, acaso no lo sabía? El si lo sabía, pero Él dijo: para esto te he levantado, para mostrar en ti mi poder, o sea que hay algo que está haciendo Dios cuando permitió la caída, Él no la forzó, pero la permitió porque Él se estaba dando a conocer. Cuando Dios va salvando los pecadores, Dios está haciendo eso que dijo: para esto te he levantado, para mostrar en ti mi poder, el evangelio es poder de Dios para salvar, para libertar, para perdonar, para regenerar, para edificar no sólo personas, sino a la iglesia en medio del caos, Dios siempre se ha movido en medio del caos, aquí en ese capítulo vemos el caos: la tierra ay´tá, se tornó, se volvió, Dios no la creó así, dice Isaías 45:18, se llegó a tornar así por la caída celestial de satanás y la tercera parte de los ángeles, aquí dice: y las tinieblas estaban sobre la faz del abismo, pero miren, el Espíritu de Dios se movía sobre la faz de las aguas y empezó a separar la luz de las tinieblas porque ... es una mezcla de las dos cosas, una mezcla de luz y una mezcla de tinieblas, entonces el trabajo del Espíritu comienza siendo luz y separando las tinieblas de la luz. Qué dijo Jesús que era el Espíritu Santo? Porque el Espíritu Santo también con el Padre y el Hijo, dijo: “hagamos”, o sea, también el Espíritu Santo tendría su parte, ya vimos la parte del Padre a grandes rasgos, vimos la parte del Hijo a grandes rasgos, estamos viendo un poquito la parte del Espíritu Santo a grandes rasgos. El Espíritu de Elohim se movía sobre la faz de las aguas que era la misma faz del abismo. Para esto te he levantado, para mostrar en ti mi poder y qué empieza a hacer el Espíritu? Separar la luz de las tinieblas, porque en el caos, las dos cosas están encerradas, entonces que se trajo el Espíritu Santo? Cuando Él venga, dice el Señor Jesús, Él convencerá al mundo de pecado, de justicia y de juicio. El pecado es las tinieblas; la justicia es la luz y el juicio es la separación y a la luz le llamó: día y a las tinieblas le llamó noche, entonces Dios empieza a hacer separación entre lo que es día y lo que es noche, él no impidió que hubiera un diablo, que hubiera rebelión en los cielos y Dios por Ezequiel nos habla de las contrataciones, las muchas alianzas porque eso es lo que hace una contratación o un contrato, una alianza, o sea, esas contrataciones se refieren a conspiración de satanás con la tercera parte de los ángeles, Dios lo sabía y callaba, hay un libro que es citado por San Judas Tadeo Lebeo, hermano del Señor Jesús, que es el libro de Enoc donde dice que el séptimo desde Adán profetizó: vino el Señor con sus santas decenas de millares para hacer juicio contra los impíos, ustedes ven ese pasaje en el libro de San Judas Tadeo Lebeo, o sea la epístola de Judas Tadeo, hermano del Señor Jesús y esa cita que es cita, proviene de ese libro de Enoc donde se cuenta como fue esa rebelión y que los ángeles fieles veían lo que estaba pasando con los otros infieles, pero Dios no decía nada porque tanto los infieles como los fieles estaban siendo probados y Dios se quedó un tiempo callado a ver como reaccionaban los fieles ante la infidelidad de los infieles entre los ángeles. Entonces cuando tú ves el resto de la historia de donde se tomó eso de Judas, dice que Dios se quedaba callado y no les decía nada y ellos no sabían que hacer, ellos veían lo que estaba pasando porque también Dios les estaba dando la oportunidad de reaccionar también ellos, de pronunciarse ellos, si por la luz o si por la oscuridad, por eso la Biblia habla de ángeles escogidos también, por el conocimiento de Dios, entonces los ángeles escogidos, cuenta de donde se tomó ese pasaje del libro de San Judas Tadeo, decían: Señor, no estás viendo lo que ha hecho Azazel y estos ángeles y estos otros, y tal cosa y tú te quedas callado y no dices nada, qué hacemos Señor? dinos tú que hacer, tú no nos dices que hacer, por qué Dios no les decía? Porque estaba esperando su pronunciamiento. Tan pronto ellos se pronunciaron en contra de la rebelión de satanás y de los ángeles caídos, se dispusieron a Dios y esperaron en Dios, entonces ahí Dios les dijo que hacer y ahí comenzó la guerra y la guerra terminó en juicio de satanás y sus ángeles. Entonces hermanos, también hay una guerra en el hagamos de Dios porque Dios cuando hizo al hombre, no lo hizo una cosa, Dios se detiene haciendo al hombre. Saben que lo que pasa en la tierra es todo un espectáculo para el cielo, esa es la película que está de moda en el cielo, la historia de la iglesia, eso no me lo inventé yo, eso lo dice 1ª a los Corintios capítulo 4, vamos a leerlo para tomar conciencia de eso. 1ª a los Corintios capítulo 4, y ellos ven desde lo profundo, ellos ven lo que pasa en los corazones porque el asunto verdadero, la guerra verdadera y la edificación verdadera es en el corazón, en lo íntimo del corazón, ahí es donde está la realidad porque Dios no se engaña con las apariencias que nosotros hacemos y nosotros estamos muy interesados en dejar las cosas aparecer de cierta manera, pero eso no lo engaña a Dios, sólo a uno mismo y algunos bobos, perdón, no debí llamar bobo a nadie, perdón. 1ª a los Corintios capítulo 4, dice así, vamos a leerlo desde el 7 porque ese es el contexto de la guerra y esto se lo dice a uno, a mi, para no jactarme y a todos nosotros, a cada uno para lo mismo: “Porque, ¿quién te distingue? ¿o qué tienes que no hayas recibido? Y si lo recibiste, ¿por qué te glorías como si no lo hubieras recibido’” y ahora viene por el otro lado, primero habla a los que se jactan y después viene los adolescentes: “Ya estáis saciados (esa es la iglesia de Corinto, joven), ya estáis ricos, sin nosotros reináis (o sea, uno piensa que reina cuando no están los apóstoles, pero dice) ¡y ojalá reinaseis, para que nosotros reinásemos también juntamente con vosotros! Porque según pienso, Dios nos ha exhibido (o sea que somos una exhibición, un show, somos una película que se ve desde la otra dimensión porque en la otra dimensión hay espectadores de este espectáculo) a nosotros como postreros, como a sentenciados a muerte; pues hemos llegado a ser espectáculo al mundo” primero al mundo, el mundo está viendo lo que pasa con nosotros y mucho más cuando nosotros mismos somos prudentes y no entendemos que le somos tropiezo al mundo, “a los ángeles (hemos llegado a ser espectáculo al mundo, a los ángeles) y a los hombres. Nosotros (o sea los apóstoles) somos insensatos por amor de Cristo, (o sea, así es que aparece) mas vosotros prudentes en Cristo; nosotros débiles, mas vosotros fuertes; vosotros honorables, mas nosotros despreciados”. No voy a leer el resto de este espectáculo, pero noten que dice que nosotros somos ese espectáculo. Cuando el Señor Jesús estaba en la cruz, dice allá en el evangelio de Juan, que la gente estaba viendo ese espectáculo, era un espectáculo, y cuando dice lo de la iglesia, dice que la sabiduría de Dios según el propósito eterno de manifestarse por medio de la iglesia, a principados y potestades, ellos son los fans, hay unos que son fans de un equipo y otros son fans de otro equipo. Si un hermano evangelizó a un perdido, es como si el equipo nuestro hubiera metido un gol, hay fiesta en los cielos porque se salvó uno, ellos están viendo el trabajo de evangelización, el trabajo de discipulado y también la guerra. Hermanos, es mejor que las Crónicas de Nardia y que El Señor de los Anillos, esto que está pasando es la verdadera escena del espectáculo, este es el drama de lo que pasa en el corazón de nosotros, y lo están viendo los ángeles, entonces Dios ya sabía eso, que los ángeles saben y Dios le pregunta por la película, cómo va la película, le pregunta al diablo. Dice: no has visto, porque satanás ve, no has visto a mi siervo Job? Ah! y empieza la discusión entre ellos, entre ellos empezó la apuesta como si fuera un partido, quien va ganando, por quien vota usted, por quien vota usted? Entonces Dios le dijo a Satanás: no has visto a mi siervo Job? Que no hay otro como él en la tierra y le responde satanás: porque tú lo tienes guardado, pero déjame, déjame y te lo pruebo, y tal cosa, y el Señor le dijo: hasta este punto, no puedes tocar su vida y como Jesús le dijo a Simón: Simón, satanás te ha pedido para zarandearte, Dios le da permiso al diablo de zarandear la iglesia y están todos viendo, los ángeles fieles son nuestros fans, fans de los hijos de Dios y los infieles, claro, son parte de los infieles y no solamente que ellos están viendo sino también los ángeles de Dios nos ayudan y los demonios les ayudan a los otros y todos están participando. En medio de todo eso, Dios está haciendo, porque cuando Él dijo: “hagamos”, Él sabía todo esto, El no dijo: hagamos al hombre, cuando no había diablo, ya había diablo, por eso le dijo: no comas del árbol de la ciencia del bien y del mal, no abras la caja de Pandora, no comas del árbol, pero ellos abrieron la puerta y dice que los vigilantes, o sea los ángeles del otro lado, algunos que se revelaron, les enseñaron un montón de males a los hombres, entonces Dios quiere que nosotros la iglesia, o sea, el hombre que Dios quería crear, guardara el jardín, pero en vez de guardarlo, abrió la puerta, entonces todo es una escena pero ya el Espíritu Santo mueve la escena, en medio del caos, empezaba a separar la luz de las tinieblas. Haya luz, ahí es cuando entra el Espíritu, mientras no está el Espíritu, hay tinieblas sobre la faz del abismo y no se entiende bien y hay confusión hasta que el Espíritu Santo dice: haya luz. Cuando hay luz, hay revelación, ahí empezamos a entender, cuando empezamos a entender, comienza a haber separación que es diferente de división, división es una cosa y separación es otra. Por ejemplo, Dios dice: Salid de ella, pueblo mío y no toquéis lo inmundo, separaos, que yo os recibiré, o sea, que hay que separarse de lo que no es de Dios, pero hay que estar con Dios, lo de Dios es eterno, es indivisible, lo legítimo de Dios es el Espíritu, Él es el que hace lo de Él, no se puede hacer nada de Dios sin el Espíritu. Por eso cuando se iba a restaurar la casa de Dios en el tiempo de Zorobabel, Dios manda a Zacarías y le da una visión para Zorobabel y otra visión para Josué, hijo de Josadac porque eran los dos ungidos para trabajar en la edificación de la casa, la edificación en medio de la guerra; en la mano el palustre y en la otra mano la espada, edificando por acá y guerreando por acá y hay las dos cosas: lo de Dios edifica y lo de Dios guerrea, Él es Yahveh Sabaot, Jehová de los ejércitos, es una guerra espiritual, que se percibe en el espíritu, la distancia se percibe en el espíritu a pesar de la diplomacia; a veces somos diplomáticos, pero hay la distancia, esa distancia puede acabarse; nosotros tenemos distancia con Dios y Dios tomó la iniciativa de quitar esa distancia, rasgó el velo o la pared intermedia de separación y nos vino a dar la mano de parte de Él, los que le recibieron, los reconcilió, Dios estaba en Cristo, reconciliando, esa es la naturaleza del Cristo y allí hay una reconciliación en espíritu, en espíritu estamos cerca o estamos lejos, pero cerca de quién estamos? Cerca de quién? ese es el asunto, con quién estamos? No se trata de estar con un hermano o con otro hermano. Fíjense, cuando habían las guerras, Josué estuvo en esas guerras, esas guerras eran las batallas de Jehová, así se llaman: las batallas de Jehová, en esas guerras peleaba Israel y peleaban los cerezeos, los filisteos y todos esos, y no eran las guerras de David, o eran las guerras de los jueces, eran las guerras de Jehová, eran las batallas de Jehová, así se llamaban por Moisés desde Números, se hace mención al libro de las batallas, o como decía el Señor: no es tuya la guerra, es mía, es una guerra constante porque el Señor dijo desde el principio, tan pronto satanás entró y dio su torpedo, Dios le dijo: enemistad pondré entre ti y la mujer, entre la simiente tuya y la simiente suya, o sea que entre la simiente de Dios que es Cristo, y la simiente de la serpiente, hay enemistad que el Señor puso, una separación entre lo de arriba y lo de abajo, entre lo santo y lo profano, entre el espíritu y la carne, esa es una separación legítima, pero no de Cristo, en el Espíritu no puede haber separación, la separación es entre la luz y las tinieblas, entre lo de arriba y lo de abajo, entonces primero Dios hace la luz y cuando hace la luz, separa lo del cielo de lo de la tierra, lo que es terrenal de lo que es celestial. Si incluso, nosotros no entendemos, pero lo primero que hace el Espíritu en medio del caos es hacer luz y luego poner lo de arriba, arriba y lo de abajo, y luego incluso con lo de abajo, empieza a crear con lo de abajo, una plataforma para la vida que hace florecer las plantas, pero también en la expansión de los cielos, también pone las lumbreras para que alumbren, concentra la luz en las lumbreras y después va edificando hasta que por fin dice: “hagamos al hombre”, el hombre es lo que va a traer descanso a Dios; si Él no hace lo mejor, Él no descansa. Dice Santiago, que él que sabe hacer lo bueno y no lo hace, le es pecado. Si Dios por el Espíritu nos dice eso, acaso Él mismo no haría lo que es bueno? Porque no sólo hay pecado de acción, sino que hay pecado de omisión, el que sabe hacer lo bueno y no lo hace, le es pecado, o sea que si Dios no hace lo mejor, Él no va a descansar, porque Dios es el primer Santo, es el Santísimo, entonces sólo cuando dijo: hagamos al hombre a nuestra imagen y conforme a nuestra semejanza y señoree, recién Él descansó. Cuando salió el primero, ya sabía que iba a seguir a satanás, que iba a vender la naturaleza humana al poder del pecado y todos los que nacieran de ahí en adelante, naceríamos pecadores y después de nacer de nuevo, seguiríamos siendo pecadores, eso es de lo que no nos hemos acordado, que el nuevo nacimiento en nuestro espíritu, nuestro espíritu nació de nuevo, pero nuestra carne no mejoró nada, pero el espíritu nació de nuevo para que empiece la guerra ahora en nosotros, la guerra ahora es en nosotros y por eso nuestras luchas interiores son parte del espectáculo, Dios la ve, los ángeles, los fieles y los caídos, la ven y hasta los hombres más infieles también la ven, tenemos una guerra, todos nosotros llevamos una guerra, la carne es contra el espíritu y el espíritu es contra la carne y Dios ve esa guerra, Dios habría podido decir: bueno, naces de nuevo y ya no tienes más la carne, no es así; antes era sólo carne, ahora que nacemos de nuevo empezó la guerra; la guerra empieza con nosotros mismos, en nuestro espíritu, con nuestra propia conciencia, ahí aprendiendo la luz en medio de la confusión, aprendiendo a seguir al Espíritu en medio del caos para que Él haga luz porque ese es el primer trabajo del Espíritu. Cuando dice: hagamos, también está el Espíritu, y qué está haciendo el Espíritu? Primer trabajo del Espíritu, primero, hacer luz, convencer al mundo de pecado, de justicia y de juicio y por eso lo primero que tú te encuentras cuando entras del mundo al atrio, el templo de Dios, es el lavacro hecho con los espejos de las mujeres de Israel, en ese tiempo los espejos no eran de nitrato de plata, eran de bronce o cobre, o sea, era una combinación de bronce y cobre que se llamaba calcolíbano, de eso se hacía el lavacro y cuando los sacerdotes entraban, incluso antes de ir al altar de bronce, tenían que pasar por el lavacro y en el lavacro donde estaba el agua del lavacro, allí es donde nos vemos a nosotros mismos. Hermanos, mientras Dios no nos muestre como nosotros somos, no vamos a saber nada, nos pueden analizar por arriba y por abajo, sólo el Espíritu puede hacerlo, sólo el Espíritu nos puede convencer de quien somos, sólo el Espíritu nos convence y ese es el primer día, ese es el atrio, allí los sacerdotes se veían, se reflejaban en el lavacro de bronce de los espejos de bronce de las mujeres de Israel y allí sólo cuando se daban cuenta de quien eran y que habían hecho, allí el Espíritu los conducía al otro mueble que había en el atrio, que es el altar de bronce del sacrificio, los conducía a poner los pecados que reconocían en el cordero, poner sus manos en el cordero y que sus pecados fueron llevados por el cordero. Después el Señor iba construyendo el templo y por eso el sexto día aparece el hombre y el séptimo día, Dios descansa, es como cuando terminó Moisés el tabernáculo , que vino la nube de gloria y descansó. Cuando terminó Salomón el templo, vino la nube y descansó, así cuando termina Dios en establecer la edificación que es el hombre colectivo, la iglesia gloriosa, ese es el tabernáculo, ese es Betel , ese es el templo, Adán y Eva, Adán figura de Cristo y Eva figura de la iglesia, ya lo vimos aquí, con la que se usa la palabra “edificación”, Dios le edificó una mujer, dice el original hebreo y se la trajo al hombre, el edificio es la compañera que Dios está buscando, Dios también le dijo a Adán lo mismo que había dicho pero con otras palabras. Cuando Génesis 1:26 dice: “hagamos al hombre”, en Génesis 2 dice Dios: “le haré ayudadora idónea”, usted piensa que eso lo dijo Dios sólo de Eva? Claro que lo dijo de Eva, pero acaso no dice Romanos que Adán es figura del que había de venir y no dice Efesios y 2ª a los Corintios, que Eva es figura, cuando dice: así como la iglesia, así la mujer, o sea que Eva es una figura de la iglesia como Adán es una figura de Cristo, entonces cuando Dios le dijo a Adán: no es bueno que el hombre esté solo, es como que Dios le dice a Cristo: te voy a hacer un regalo, sí, todo lo demás es un regalo, los cielos, la tierra, los ángeles, todo es un regalo, pero te voy a hacer otro regalo, ese apenas es el engaste donde voy a poner la piedra preciosa, la piedra preciosa no son las galaxias, ni los arcángeles, ni los 24 ancianos, ni los querubines, ese es el engaste, la piedra preciosa es la iglesia gloriosa. No es bueno que el hombre esté solo, le haré una ayudadora idónea que sea como él, que cuando él la vea a ella, él pueda decir: ésta es como yo, ésta ahora es carne de mi carne, hueso de mis huesos, ya no hay distancia de espíritu. Como una gallina, gracias por los huevos, hoy comí huevo frito con mandioca, delicioso, bueno, tomamos leche, queso, arequipe, todo eso, muy bonitas las vacas, pero casarse con una vaca, pero Eva, ésta sí, esta si es como yo, hagamos al hombre a nuestra imagen, le haré, así como Dios dijo en plural: “hagamos”, ahora dice en singular porque es un solo Dios, Trino, pero uno, “le haré”, entonces qué es lo que está haciendo Dios? Le está haciendo una ayudadora idónea a Cristo, eso es lo que está haciendo. Nosotros vemos que en la tierra están sucediendo muchas cosas, pero lo principal que sucede en la tierra, la cosa importante, aunque no salga en los periódicos, es el hacer de Dios, es el actuar de Dios, el que actuó en Mí, primero actúa Dios en; primero Él hace algo por nosotros, luego Él está haciendo algo en nosotros, para poder hacer algo con nosotros. Primero tiene que hacer algo el solo, El nos amó primero, eso es lo que Él hace por nosotros, murió por nosotros, hizo todo El solito, antes de que pecáramos y naciéramos para pecar, El ya había muerto por nosotros, eso lo hizo por nosotros, pero el hagamos de Dios, tiene la parte del Espíritu, Dios no solamente tiene que hacer por nosotros, eso ya lo hizo Cristo, ahora El tiene que hacer en nosotros y aquí está la obra del Espíritu, el hagamos, la parte del Espíritu y también no solamente hacer en nosotros, sino hacer con nosotros. Hay cosas que nosotros hacemos solos, que no las hacemos con El, entonces El tiene que limpiarnos y volver, como el niño que hoy ensucia los pañales, volver y otra vez se lo quita, justo cuando ya estaba limpiecito, otra vez, ay! ay! qué paciencia la del Señor con nosotros, limpie y limpie, pero Él dijo: hagamos, se dan cuenta? El dijo delante de su Hijo: le haré a Adán que es tipo de Cristo, ayudadora idónea, o sea, un padre quiso hacerle bodas a su hijo. Dios quiso hacerle bodas a su Hijo y la boda es con la iglesia gloriosa y quién es la iglesia gloriosa? El nuevo hombre, esa es la iglesia gloriosa. Cuando Dios dijo: hagamos al hombre, quiere decir que el primero se le volvió viejo y Dios tiene otro trabajo, la redención para hacer el nuevo y qué es lo que está haciendo Dios? El nuevo y por eso es que aparece: En el principio hizo Dios, pero resultó alguna cosa toda desordenada y ahora tiene que separar la luz de las tinieblas, lo alto de lo bajo, lo santo de lo profano y comenzar a edificar, abrir espacio para la vida y la vida va creciendo de nivel en nivel, hasta que en el último día aparece el hombre que es el inicio de Dios, que es la casa, que es la esposa del Cordero. También dijo: le haré esto a mi Hijo, todo Dios lo hace para el Hijo. Dios le quiere dar a su Hijo, una esposa, eso es lo principal y esa es la guerra, por eso es la guerra y el Señor permite que sea guerra porque como le dijo David al Señor, el Señor también es así, porque por eso David es así, porque el Señor es así. Qué dijo David? Yo no daré ofrenda que no me cueste, yo no voy a hacer para Dios una cosa que no me cueste, no, que me cueste, entonces lo que el Padre está haciendo es lo más bueno que podía hacer, aunque hay una guerra terrible, Dios está haciendo lo más bueno, Dios está haciendo a su hijo, al que sea de verdad su hijo. Si no es medio de la guerra, nosotros no entendemos, si no es porque el Espíritu Santo se mueve sobre la faz de las aguas y hace luz y hace separación entre lo santo y lo profano, y eso se demora Dios en hacerlo, Él no va hacer una esposa para su Hijo que no le cueste nada, lo que más le ha costado al Padre porque la Biblia dice que le dolió en su corazón, haber hecho al hombre, es lo que más le ha costado al Hijo, también humillarse hasta la muerte, siendo inocente de todo y no dejar que cada uno sea, como dice el hinduismo, que esa es la esperanza que da el hinduismo, que lleve cada uno su propio karma, el Señor se llevó nuestros pecados, Él pagó los platos rotos, nosotros siempre le echamos la culpa al otro, no, porqué yo, fue él, la culpa la tiene él, pero el Señor dice todo lo contrario, la culpa, nuestras culpas las llevó él, El fue tratado como si El fuera el culpable y Él aceptó ese vaso. El dijo: la copa que mi Padre me dio a beber, no la he de beber? o sea, dijo: ellos van a pecar, pero tú vas a sufrir, tú vas a pegar el pecado, ellos rompieron los platos pero tú los vas a reponer, qué le parece que misioncita esa del Padre al Hijo, qué misioncita, pero ya vemos como es Dios, el Hijo es así porque el Padre es así, así es Dios, entonces Él hace primero por acá y ahora nos dice: seguid en pos de mi, éste es el camino, no es fácil, puede ser que nos escapemos, que demos vueltas, ojalá no demos tantas vueltas, que se nos acabe el tiempo, ojalá aprovechemos el tiempo y sigamos al Señor para que Él pueda decir: ésta es como yo, ésta es carne de mi carne, hueso de mis huesos, eso es lo que está haciendo el Espíritu Santo, la obra del Espíritu Santo es hacernos luz primero, pero conducirnos al Hijo, regenerarnos por la fe, santificarnos, vivificarnos, edificarnos y conducirnos tanto en la edificación como en la guerra, para que Dios sea conocido, esto cuesta y por eso Dios no lo hace como si no le costara porque Él está dando a su Hijo, una esposa, es lo que más le ha costado, el corazón de Dios se ha dolido, Dios no se eximió del dolor, Dios asumió el dolor, voluntariamente, lo aceptó, sabía que le dolería haber hecho al hombre, pero si no lo hacía, Él no haría lo mejor, o sea, que lo que está haciendo Dios, tenemos que saber lo que significa para Dios, para Dios significa más que para nosotros, para su Hijo significa más que para nosotros, sólo el Hijo sabe porqué está haciendo, sólo el Espíritu sabe porqué está haciendo y sólo cada uno va a ir sabiendo lo que le cuesta también, porque si vamos a ser hechos a su imagen y semejanza, entonces no sólo se nos concede la fe, sino también el padecer por Él, ojalá sea por El y no por nuestra necedad, ese es otro padecimiento, ese también viene, pero ese no es el de la cruz, ese es nuestro, esa es nuestra miseria, el de la cruz es cuando tiene que padecer por otro, no por ti mismo; el padecer por nosotros mismos es solamente para que aprendamos la lección, es cuando nos toca llevar el bulto o la carga de otros, eso es lo que hizo el Señor. Entonces cuando dice: hagamos al hombre a nuestra imagen, la imagen de Dios es Cristo, pero el hombre .... de Cristo, es la iglesia, eso es lo que Dios está haciendo, nada está sucediendo en la tierra más importante que esto, aunque no salga en los periódicos ni en la televisión y lo que sale en la televisión a veces es vergonzoso, a veces ciertos canales es mejor apagarlos, sólo pidiendo dinero, no quiero criticar a nadie, perdóneme el Señor, pero ustedes me entienden; a veces somos más vergüenza que causa de gozo para el corazón de Dios, pero el Señor decidió aguantarnos. Dice: yo hice, yo soportaré hasta las canas, os soportaré. Aleluya! Voy a parar ya, son las nueve. Dios nos ayude, pongámonos en las manos de Dios. Digámosle: Señor, henos aquí, digámoselo al Señor, no le pongamos cortapisas al Señor, dejémosle a Él que ya que comenzó a hacer algo con nosotros, ya nos hizo seres humanos, ya nos perdonó, ya nos salvó, ya nos dio su Espíritu, el que comenzó la buena obra, la suprema vocación, la perfeccionará hasta el día de Jesucristo, entonces vamos a decirle al Señor. Señor, como dijo María: heme aquí, hágase en mí según tu palabra. Padre nuestro que estás en los cielos, santificado sea tu nombre, venga tu reino y hágase tu voluntad aquí en la tierra, aquí en Teusaquillo, aquí en Bogotá, en Cundinamarca, en Colombia, en América del Sur, en todo América, en todo el planeta, en la tierra, como en el cielo. Señor: muchas veces hemos hecho esta oración, quizá la oirás, como oíste las promesas hinchadas de Pedro. Señor: mi vida pondré por ti, Pedro tú dices que tu vida pondrás por mi, pero antes de que cante el gallo, ya me negarás tres veces. Señor: tú dejaste escrito para que no confiemos en nosotros mismos. Señor: nosotros no somos confiables, haznos confiables porque tú fuiste el que dijiste: hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza y dijiste: le haré, a quién? a mi Hijo, una ayudadora idónea. Señor: henos aquí, perdónanos, perdona nuestros pecados, perdona nuestras reticencias, perdona nuestra oscuridad, nuestros sentimientos caóticos, limpianos Señor, atráenos hacia ti y haznos como eres tú, esto es muy grande para nosotros pero tu dijiste que lo harías y dijiste a faraón: para esto te he levantado, para mostrar en ti, mi poder, levántate oh Jehová y sean esparcidos tus enemigos, oh Padre, Elías te dijo: dónde está el Dios de Elías y ahí estabas tú, Señor, oh Padre Dios, donde estas tú, haz tu obra, es tu obra, el compromiso con tu Hijo acerca de tu iglesia, de la esposa de tu Hijo. Tú dijiste: le haré ayuda idónea, le haré bodas a mi Hijo y nosotros somos una miseria. Señor: tú dijiste: hagamos. Eres tu Padre, eres tu Señor Jesús, eres tu Espíritu Santo, el único que puede hacer esto, sólo que no solo lo quieres hacer por nosotros, sino también en nosotros y aún mas serio con nosotros, porque si no, no seríamos seres humanos a tu imagen, todo lo hiciste con tu Hijo y ahora lo quieres hacer con la esposa de tu Hijo, con nosotros. Señor: henos acá, queremos decirte: Sí, a ese con nosotros. Queremos decirte como María: hágase en nosotros según tu palabra. Señor: ten misericordia, ayúdanos, haznos entender, atráenos a ti, abrázanos, tu diestra nos abrace y nos vuelvas a meter en el lugar de la costilla de donde nos sacaste, de la costilla de tu Hijo Jesucristo, metenos en el corazón de tu Hijo, en el nombre del Señor Jesús, amén! Gracias hermanos, la paz del Señor. Transcripción: Marlene Alzamora Para revisión del autor

EL MURO EN EL TEMPLO DEL MILENIO

Por Gino Iafrancesco V. - 8 de Abril, 2012, 19:39, Categoría: General

EL TEMPLO EN EL MILENIO EL MURO Localidad de Teusaquillo (23 de marzo de 2012) (Gino Iafrancesco V) Con la ayuda del Señor vamos a dar continuidad hoy a otra serie que teníamos. Hoy no vamos a continuar con los capítulos que esta semana tuvimos en la iglesia en Suba, sino que la continuación de lo de Suba sería Dios mediante, el domingo, sino que hoy vamos a continuar con aquella serie que a los poquitos hemos venido trayendo, sobre el motivo de la casa de Dios. Hemos visto a lo largo de los años, distintas partes y lo último en que nos concentramos y duramos bastante tiempo allí, fue en aquel pasaje especial de Génesis 1:26 donde están como decir escondidos todos los desarrollos posteriores; es como la primera semilla que contiene el ADN del desarrollo y ahí estuvimos viendo varios aspectos del hombre; no es que hayamos visto todo lo de Génesis, pero vimos algunas cosas claves. Lo relativo ya al Éxodo, después de ver lo que en un tiempo cuando vimos la serie de “El tabernáculo, la casa y el sacerdocio”, ahí empezamos por los patriarcas y vimos algo relativo a Betel que es también un desarrollo de la Casa de Dios, es una revelación donde las líneas maestras y principales, la piedra, el aceite sobre la piedra, la libación que vino sobre la piedra ungida, el nombre Betel, escalera, todas estas figuras que ha introducido el Espíritu Santo a través de la historia patriarcal, la tuvimos en cuenta al inicio de la serie sobre “La casa y el sacerdocio”, entonces yo voy a saltar un poco sobre lo relativo al tabernáculo, puesto que es algo que ya está más accesible a los hermanos, está editado en el libro de “La casa y el sacerdocio” y los que lo quieran usar, si Dios quiere que ustedes lo usen, ya está tratado. Luego también hicimos otra serie sobre “El Templo” y entonces allí la tipología fue avanzando, la tipología que viene desde Génesis, desde Adán y Eva, viene avanzando a Betel, en el tiempo patriarcal, al tabernáculo, en el tiempo de Moisés y al templo en los tiempos de David y Salomón y esa serie también la vimos ya y está en un libro que se llama “El templo de Dios” porque la tipología va avanzando de lo más simple hacia lo más complejo. Ya entre el templo de David, aunque él no lo edificó, él preparó los materiales y recibió los planos y luego se los pasó a su hijo Salomón y Salomón levantó el templo y allí hay un avance de la tipología del tabernáculo y el templo y luego vino la prueba, vino el tiempo del desierto, en el sentido de volver a ser otra vez esparcidos de Israel, ser llevado cautivo a Babilonia, viene la diáspora, la dispersión y luego otra vez el Espíritu de Dios comienza a moverse y llegamos a los libros de la restauración, que es un grupo de libros, pero digamos, entre los libros de la restauración y los libros anteriores de la edificación de la casa, o sea, la del templo ahora con Salomón y luego la restauración con Zorobabel, hay algunos libros que son los libros de Babilonia mismo, son los libros donde se explica la dispersión, son los libros de “Las lamentaciones”, porque la historia del pueblo de Dios, como dice el libro del Eclesiastés, hay tiempo de esparcir piedras y tiempo de recoger piedras. La dispersión fue la mano del Señor para adelantar durante un tiempo y vamos a hablar de los tiempos, verdad? Hemos visto en Daniel, durante aquel primer período de Babilonia, en ese período se dio la dispersión. Durante el tiempo en que operaba la cabeza de oro de la estatua de Nabucodonosor, la primera bestia de Daniel 7, aquel león con dos alas de águila, que era el imperio babilónico, un trabajo hizo Dios a través de la dispersión. La dispersión era para enseñar también, hay que aprender de la dispersión y después entonces Dios muda los tiempos, quita reyes y pone reyes, quitó el imperio babilónico y le dio espacio al imperio persa y con el imperio persa ya Ciro, movido por Dios, que Dios lo llama “mi ungido”, aunque tú no me conociste, Dios lo usó, Dios por Isaías habla de Ciro, el trabajo que haría trayendo a Ciro el persa y como Ciro mandó que los pueblos volvieran a sus lugares, él restauró de nuevo y dio la orden también para con Israel de que el templo de Dios fuese restaurado en Israel. Entonces hay libros que pertenecen al período de la dispersión, como por ejemplo, Jeremías y Lamentaciones, donde se explica la causa de la dispersión y también hay libros de la restauración, aunque algunos de los libros de la restauración empiezan en el tiempo de Babilonia. Daniel que es un profeta, que hace la transición del tiempo de Babilonia al tiempo de Persia, él estuvo en unos años en Babilonia y unos años en Persia y Daniel que es un personaje que aunque estaba en Babilonia, su corazón estaba en Jerusalén, él abría las ventanas hacia Jerusalén y oraba, y le costaba la vida porque aquella gente de la Corte había hecho una trampa para Daniel, ellos no querían que él orara y mandaron que tenía que adorarse solamente aquella estatua que había hecho Nabucodonosor, pero Daniel era valiente y se mantenía con el corazón en Dios y en Jerusalén y otro que estaba también ese tiempo en Babilonia y que tenía el corazón también en Jerusalén, era Ezequiel y Ezequiel, inclusive hace mención de Daniel, Ezequiel también recibió en plena Babilonia, en medio de los espinos de donde lo tomó Dios, le mostró el corazón de Dios acerca del templo y no era el segundo, sino incluso más allá, el tercero. Después vino la restauración del segundo templo cuando regresaron de Babilonia y comenzó el período de Persia y hubo un retorno a la casa de Dios y a la ciudad de Dios, por partes, no todos vinieron en la primera venida desde la diáspora o la dispersión, sino que primeramente el Espíritu de Dios se movió con Josué hijo de Josadac, quien era el Sumo Sacerdote en aquel tiempo de restauración y con Zorobabel que era el gobernador de Judá y ellos hicieron una primera aliyá o sea, un primer retorno para luego poner el alter y luego desde el altar, poner los cimientos del templo y levantar el templo y después hubo un segundo contingente, un poco más atrás, que vinieron a apoyar ese trabajo y a adornar el trabajo y enriquecerlo, y establecer la palabra y a preparar la influencia del templo en la ciudad y restaurar también la ciudad después del templo y eso fue lo que hizo Esdras y después Nehemías. Entonces Esdras y Nehemías fueron usados, no para restaurar la casa que ya había sido restaurada con Josué, hijo de Josadac y con Zorobabel, pero a adornarla, completar ese trabajo en ese tiempo, o sea, entre los unos y los otros fue que predicaron los profetas Hageo y Zacarías que pertenecen también al tiempo de la restauración del segundo templo, pero es interesante que Ezequiel, que estaba en Babilonia, que vivió en tiempos de Nabucodonosor, que fue contemporáneo de Daniel, miraba incluso más allá del segundo templo, él miraba el tercer templo, el templo prácticamente del milenio, porque el trabajo de Dios no termina en el primer templo, ni el segundo, ni siquiera en el tercero, sino finalmente termina en la Nueva Jerusalén, o sea que desde Génesis, desde que Dios dijo: Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza y señoree. Luego podemos pasar al sefer toledot Adán, o sea, al libro de las relaciones de Adán, después del primer toledot que es el de las relaciones de los cielos y la tierra, toledot hasha..... y luego entonces se pasa al segundo toledot donde hay muchos más detalles, nosotros nos detuvimos en el primero, no en el segundo, aunque siempre mencionábamos cosas del segundo, estábamos concentrados en el primero y hay todavía mucha cosa en el tintero respecto del segundo toledot que es el libro de las relaciones de Adán: Sefer toledot Adán, especialmente en la primera parte hay muchas cosas, pero algunas cosas ya vimos cuando vimos el motivo de la casa de Dios allá en Génesis, y estábamos viendo todas aquellas tripletas del espíritu, alma y cuerpo y de cada cosa, entonces todavía esa tela hay que seguirla cortando, pero necesitamos también, como solemos decir, ver la primera mira y la última mira también, ir avanzando en una y en otra porque siempre que se va hilando, se va hilando en un sentido, entonces tenemos que ver también hacia donde vamos, entonces en la edificación de la casa de Dios que viene siendo revelada desde el principio, siempre hubo ese motivo en el corazón de Dios y por eso le pusimos ese título a la serie: “El motivo de la casa de Dios” y eso es lo que seguimos continuando porque Dios sigue teniendo eso en su corazón, pero entonces llega un momento en que tenemos que, especialmente por los tiempos que estamos viviendo, tener una introducción en el tercer templo o por lo menos, en el templo del milenio, que es el templo formado por los vencedores porque en el milenio es donde reinan los vencedores. Durante la era de la iglesia, el templo es la iglesia, pero el período de la iglesia es para facultarnos para el período del milenio, entonces está el templo que es la iglesia ahora durante la historia de la iglesia y está también el templo en el milenio que va a ser físico también porque Israel va a volver a su tierra, va a haber un levantamiento del tercer templo, va a haber una profanación del tercer templo por el anticristo, pero Daniel también nos dice que va a haber una purificación del tercer templo y esa profecía, si ustedes la quieren ver, aunque creo que ya ustedes la han leído, pero está en Daniel 8 y en Daniel 12. Vamos a Daniel 8 desde el versículo 13: “Entonces oí a un santo que hablaba; y otro de los santos preguntó a aquel que hablaba: ¿Hasta cuándo durará la visión del continuo sacrificio, y la prevaricación asoladora entregando el santuario y el ejército para ser pisoteados?. Y él dijo: Hasta dos mil trescientas tardes y mañanas (pero ahora fíjense) luego el santuario será purificado”. O sea que aunque el tercer templo va a ser profanado, no obstante el santuario después de la profanación, será purificado, entonces así como hubo una purificación también antes, ustedes recuerdan como la historia del templo de Salomón fue agrietado y como pasó por diferentes períodos de decadencia y había ciertas reformas y ciertas decadencias, y unos le dedicaban el corazón a esto y otros no, esa es la historia de los Reyes, la historia de Crónicas, al final acontece la restauración ya definitiva con Esdras y Nehemías, comenzada por Josué y por Zorobabel y completada por Esdras y también Nehemías pasando la influencia del templo a la ciudad porque Esdras es con el templo, Nehemías es con la ciudad. Ahora digamos es, al tiempo otra vez de Babilonia donde inclusive se está viendo más allá de lo que sucedería en el segundo templo, inclusive hay profecías donde dice: volverá a levantar la mano para hacer retornar a su pueblo, como quien dice que lo haría dos veces, que la levantaría para el retorno al segundo templo, pero que la volvería a levantar para el retorno actual y para el tercer templo y para el milenio. Entonces Ezequiel no está ni siquiera en el templo de Persia, que es anterior a Zorobabel y anterior a Esdras y a Nehemías y anterior a Hageo y anterior a Zacarías, sin embargo, Dios le pone en el corazón en pleno tiempo de cautividad, porque Zacarías y Hageo hablaron en tiempo de restauración, pero Ezequiel habló el tiempo de cautividad, así como Jeremías explica el porqué fueron llevados cautivos, también lo explica Ezequiel y también Jeremías menciona el levantamiento del templo, pero sin detalles, en cambio a Ezequiel, Dios le dio una visión tremenda más allá de la historia de la época de Babilonia y de Persia, inclusive más allá de la iglesia, llegando al tiempo del milenio, los vencedores de la iglesia. Entonces vamos a ver que allí hay muchísimos más detalles, la tipología es muchísimo más compleja, empieza bien simple, allá en el Génesis, se va desarrollando en el Exodo, con el tabernáculo y ahí continúa con el tiempo de David y de Salomón y viene la visión en la diáspora, en plena Babilonia y luego viene la restauración del segundo templo y vienen luego las dificultades posteriores que tiene que tratar Malaquías con los sacerdotes del segundo templo, todos esos son capítulos que valdría la pena verlos, pero digamos estamos escogiendo para concentrarnos primeramente como en las primeras miras y en las últimas, pero lógico que antes de ir a la Nueva Jerusalén, que sería la última, tenemos que poner atención a esa del milenio que es la que nosotros estamos bien cerca, entonces necesitamos ver eso y cuando sea necesario, completarlo con esas otras partes que faltan, pero está en mi corazón, que por lo menos nos introduzcamos un poco en la consideración de la tipología del tercer templo o del templo en el milenio, amén? entonces sería el tema: “El templo en el milenio”, donde Dios usa también figuras, figuras que ya había introducido, pero nuevas que enriquecen, porque en la iglesia vemos el primer aspecto del evangelio de la gracia. Sé que ustedes también han oído del evangelio del reino, que no es otro evangelio, es el mismo evangelio, sólo que son dos caras de la misma moneda, la Biblia habla del evangelio de la gracia y habla del evangelio del reino y cuando hemos estudiado las paradojas es por causa de esos dos aspectos y la parte milenial tiene que ver mucho con el reino, entonces todo esto nos va a ayudar. Me gustaría que con la ayuda del Señor, nos vamos iniciando en la tipología del templo visto por Ezequiel para el milenio, porque todo eso nos enriquece también lo que está en el corazón de Dios. Sabemos que la iglesia debe continuar con el reino en el milenio, después será el reino eterno en la Nueva Jerusalén, pero el avance de Dios va marcando los principales puntos, después claro que se ve el panorama más general, se vuelve a los puntos menores y se profundiza pero teniendo presente el panorama general, entonces vamos a abrir la palabra del Señor en Ezequiel, le pedimos al Señor su gracia, que Él nos ayude, en el nombre del Señor Jesús con su Espíritu, que vaya delante de nosotros. Regresamos de Daniel donde estábamos en el 8 al capítulo 40 de Ezequiel. Los anteriores 38 y 39 hablan de esa guerra de Gog y sus aliados: Persia y otros contra Israel. Les cuento la noticia queridos hermanos, de que ya portaviones, aviones han venido de Gog y de Persia, de Rusia y de Irán, que son Gog, Magog y Persia, ya vinieron y están en Siria, ya están en Siria, protegiendo todo el litoral de Siria diciendo que si Israel o Estados Unidos atacan a Irán o a Siria, ellos también se meten en el conflicto y ya están en el conflicto; ya antes habían salido unos primeros portaviones por el Mar Negro, por el Bospro y por Chipre hasta llegar a Siria, pero ahora ya es una cantidad mayor, inclusive la llamada “hermandad musulmana” que está al frente ahora en Egipto después de derribar a Moubarak, ya permitió pasar buques de guerra iraníes, por el canal del Suez, frente a Israel y fueron hacia Siria, ya están ahí, o sea, que el Señor dijo que vendrían desde allá hacia Israel y ya están viniendo, ya están en Siria, entonces miren en que tiempo estamos y eso es lo que nos narran los capítulos 38 y 39 de Ezequiel nos narra de esto: Detrás de los confines del norte, pero él viene es a la tierra de Israel, pero van viniendo es poco a poco y ya están en Siria y ahora en Siria ya están en una tremenda situación y hay una profecía acerca de Damasco, la capital de Siria, de que será destruida Damasco, así que estamos en un tiempo en que las cosas están apurándose y moviéndose muy rápido y qué es lo que viene después de esos capítulos 38 y 39? La visión del templo. Miren que al principio viene la revelación del trono de Dios entre los querubines, en el capítulo 1 de Ezequiel que aparece aquella descripción gloriosa del Señor Jesús antes de la encarnación en el trono, la semejanza de la gloria divina y continúa en el capítulo 2. De ese trono se le entrega a Ezequiel un rollo lleno de ayes! Y Ezequiel tiene que comerse ese rollo y empezar a profetizar y eso fue ya en el inicio del libro. En el capítulo 1 llega el Señor sobre las alas de los querubines, el trono de zafiro y llama a Ezequiel y le pide que se coma ese rollo y él se lo come en pleno tiempo de Babilonia, en pleno tiempo de la dispersión y ahí explica muchas de las razones de la dispersión y el castigo, pero Dios siempre termina es con el propósito final, porque el propósito de Dios no es terminar con castigo, solamente los que no le sirven a su propósito terminan en castigo y en el lago de fuego, pero los que le acompañan terminan en la gloria con Él. Entonces Ezequiel se comió ese rollo y comenzó a profetizar y profetizó 48 capítulos pero los últimos 8 tienen que ver con el motivo de la casa de Dios que siempre ha aparecido desde el principio, entonces aquí después de profetizar sobre el retorno de Israel, las guerras y todas las cosas, y también sobre la diáspora hasta llegar al capítulo 48 donde se describe el milenio; la distribución de la tierra, inclusive el sistema económico, principios de economía nacional establecidos por Dios son revelados en Ezequiel, enriqueciendo lo que ya había adelantado Dios a Israel en el Pentateuco. Desde el capítulo 40 empieza esa descripción que lleva bastantes capítulos y que tiene muchos detalles y sabemos que en esos detalles hay tipología y hay revelación de las delicadezas de Dios en la edificación. Entonces vamos a leer a Ezequiel, vamos a leer la visión del templo, la visión del templo es lo que Dios siempre ha tenido en su corazón y que ha habido una guerra para impedir eso, pero el Señor dijo: Hagamos esto y lo va a hacer, terminará en la Nueva Jerusalén, pero tiene que pasar por aquí, ven? entonces como esto está tan cerca, necesitamos entrar en los detalles con la ayuda del Señor hasta donde Él nos conceda. Vamos a ir leyendo por lo menos algo del capítulo 40, con la ayuda del Señor, vamos a ir leyendo entonces hermanos: “En el año veinticinco de nuestro cautiverio (fíjense eran 70 años, no va ni en la mitad, va llegando a la mitad del cautiverio, pero miren lo que está en el corazón de Dios) al principio del año (o sea, en el mes que estamos nosotros, ustedes saben que hace dos días tuvimos el año nuevo, nos dimos el feliz año nuevo allá en Suba, que fue el día 20 que terminó a las 6 de la tarde, aparece la primera estrellita, y él es el verdadero año nuevo establecido por Dios, es el comienzo de la elíptica, fíjense que curioso, verdad?) a los diez días del mes, (o sea, el diez de abib nisan) a los catorce años después que la ciudad fue conquistada, (ah! qué terrible es eso! La ciudad era Jerusalén conquistada por quién? por Babilonia, por el misterio de Babilonia y aquí hay un misterio de Babilonia en el tiempo de la iglesia pero que está tipificada por esta Babilonia antigua que sirve de lenguaje para comprender ese misterio) en aquel mismo día vino sobre mí la mano de Yahveh, y me llevó allá (o sea, que él no estaba allá, él estaba junto a un río por allá, fue tomado y llevado a Jerusalén, esa es la ciudad) En visiones de Dios me llevó a la tierra de Israel (porque él estaba cautivo en Babilonia y Dios lo llevó a Israel y a la ciudad: Jerusalén) y me puso sobre un monte muy alto, sobre el cual había un edificio parecido a una gran ciudad, hacia la parte sur” me llama mucho la atención aquí que también el candelero estaba al sur porque tiene que ver con la iglesia, el candelero y la ciudad estaban al sur; el sur de Israel son las tribus de Judá y de Benjamín y Jerusalén está al sur y después el puro sur, es el Neguev, pero en el sur, por qué en el sur? Porque en el sur está la diestra del Señor, por qué la diestra? Porque fíjense que el oriente por donde uno se orienta es la salida del sol y el sol va corriendo hacia el occidente, entonces el altar de bronce, la cruz de Cristo es en el oriente, pero el santuario es en el occidente y el norte es la izquierda y el sur es la derecha, la diestra, es en la derecha del segundo templo, y también en el primer templo, el de Salomón, la escalera está en el sur donde está la diestra, el gobierno de Dios, entonces ahí va subiendo la escalera de caracol, de un primer andar al segundo y al tercero, donde estaba ese avance en caracol del primero al segundo y al tercero, del diaconado al episcopado u obispado y al apostolado, o sea en la diestra del Señor. Entonces la ciudad está en el sur, pero lo que está más al norte es Dan, que es la parte más alejada y fíjense que nosotros podríamos decir: bueno, son doce tribus, serían seis para el sur y seis para el norte, pero no es así, son cinco para el sur y siete para el norte y la más alejada de todas al norte es Dan, por eso Jeroboam que se fue con diez tribus y se las llevó para allá, estableció un altar rival para que la gente no se fuera con Roboam, no vayan con Roboam, vengan aquí, éstos son nuestros dioses que os sacaron de Egipto y el pueblo iba a adorar en Dan y por eso la tribu de Dan fue borrada debajo del cielo pero no para siempre, fue un castigo durante los 144.000, no tiene parte entre los 144.000. Cuando ustedes ven los 144.000 no aparece la tribu de Dan porque Dios había dicho en Deutoronomio que la tribu, la persona o la familia que adorase ídolos, sería su nombre borrado debajo del cielo, no dice: en el cielo ni para siempre; los escogidos tienen su nombre escrito en el cielo, pero debajo del cielo, o sea, la iglesia, entonces habla de debajo del cielo, esa es la tierra, cuando los 144.000 están en ejercicio, entre ellos no está Dan porque se cumple lo que Dios dijo: la tribu que adorase ídolos allá en el norte, los ídolos que estableció Jeroboam que se separó con diez tribus de Jerusalén, por eso fueron borrados y no aparece la tribu de Dan y lo más posible es que el mismo anticristo es de la tribu de Dan y ellos son los que quedan al norte, no hay un equilibrio, sino que hay un desequilibrio y los más lejanos de la casa de Dios, si están en el pueblo de Dios pero están en una posición lejana. En la dispersión, la tribu de Dan llegó hasta el norte de Europa y el nombre de Dan aparece marcado en el Danubio, por ejemplo, en Dan Mark, Dinamarca, por ejemplo, en este momento Dinamarca es la que está no presidiendo el gobierno Europeo, sino que tienen esos que giran y ahora está Dinamarca, cuando se están haciendo los mayores pactos para la moneda global y todo eso, Dinamarca está, Dan Mark, o sea la comarca de Dan, así como el Danubio es el río de Dan y otros nombres tienen la raíz de Dan en esas regiones del norte que es como serpiente junto al camino, dice de Dan en las profecías, tanto en las de Jacob como en las de Moisés y aquí mismo en Ezequiel, Dan aparece allá arriba en el norte, el más lejano de todos, gracias a Dios que vuelve a aparecer Dan en el milenio, pero bien lejos, en el punto más lejano. Si fueran seis, seis, diríamos: bueno, hay una al sur y otra al norte, no, no, cinco al sur, siete al norte, pero el último del norte es Dan, me alegra que en el milenio aparece de nuevo Dan, o sea que fue borrado durante ese período glorioso de los 144.000 que van a estar al frente, pero reaparece Dan, lo vamos a ver en su momento, en el norte. Ahora llegamos acá: me llevó allá, comenzó por Israel y Jerusalén, verso 2: “En visiones de Dios me llevó a la tierra de Israel, y me puso sobre un monte muy alto, (noten lo que Dios quería que viera, algo que él en Babilonia no soñaba, él estaba en Babilonia con los cautivos, pero Dios lo trae a mostrarle la visión, o sea, como es Dios, cuando la situación está más terrible, ni siquiera está terminando el cautiverio, sino pasando casi por la mitad del cautiverio, allí es donde insiste en la visión, no perder de vista la visión de la casa de Dios cuando se está en pleno cautiverio, en plena dispersión, en plena esclavitud, en plena dificultad y ahí en plena dificultad Dios le dice: Ezequiel, pon tu rostro fuerte, yo te voy a mostrar algo, yo te doy un rollo para que te lo comas y les hables porque Dios sigue con su propósito a pesar de todo, entonces dice ahí: “me puso sobre un monte muy alto, sobre el cual había un edificio parecido a una gran ciudad, (como dijo el Señor: la ciudad sobre el monte que no se puede esconder, que es la iglesia, el pueblo de Dios) hacia la parte sur”. Ahora, si cuando nosotros oímos hablar de la parte oriental, las cosas se han cumplido literalmente, acaso el Señor Jesús no vino en Belén y acaso el Mesías al templo no va a entrar por la puerta del oriente, está cerrada hasta que Él pase, nadie puede pasar por esa puerta sino sólo Él, hasta hoy está cerrada, por un costadito puede pasar el príncipe, por ser el príncipe porque representa la autoridad delegada, es apenas delegada, por lo tanto, pasa raspandito por la puerta, pero por la puerta sólo el Mesías puede pasar y le deja pasar por el costadito al príncipe por ser el príncipe, eso lo vamos a ver después. Verso 3: “Me llevó allí, y he aquí un varón”, con el tiempo te vas a dar cuenta que ese varón era un ángel y que la medida de ángel es la medida de hombre, por qué esa igualdad entre las dos medidas? Por qué la medida de hombre y la de ángel son una misma? Porque esa es la voluntad de Dios, que se haga tu voluntad en la tierra como se hace en el cielo, o sea que la medida para el hombre es la del cielo, Dios no quiere ninguna otra cosa menor, sino que en la tierra el cielo sea expresado y en la casa de Dios es donde ha de serlo, en plena Babilonia, dice el Señor cosas tan grandes, como diciendo: Miren, ustedes no pueden hacer nada. En vano trabajan los edificadores, si el Señor no edifica la casa, pero yo diré: “hagamos”, dice Dios: “haré”, Dios va a hacer lo que el hombre no puede hacer, y lo va a hacer con los hombres para avergonzar a su enemigo, ojalá esto nos anime, y dice: “Me llevó allí, y he aquí un varón, cuyo aspecto era como aspecto de bronce” ya vemos lo que significa el bronce, es el metal del juicio y de la disciplina y ellos estaban en plena disciplina en Babilonia, para qué? para adquirir la medida. El mismo Señor dice que sus pies eran como de bronce bruñido, quien ha pasado por el sufrimiento, por eso dice: experimentado en quebranto, eso era sólo para formarlo, porque Él creció, en gracia, en sabiduría y en estatura. Por lo que padeció, aprendió la obediencia, el propio el Hijo de Dios. Entonces si eso sucedió con el árbol verde, que se puede esperar del árbol seco, dijo Jesús. No podemos escapar de eso, tenemos que pasar por ahí. Sigue diciendo: “y tenía un cordel de lino” de lino, los cordeles son para medir, pero recuerden que el lino se refiere a las obras justas de los santos, o sea lo que hay que medir es nuestra obra y nuestro carácter, eso es lo que se ve en la casa de Dios, Dios ve si nos vamos pareciendo a su Hijo o no, por eso el cordel es de lino, “en su mano, y una caña de medir;” y saben de dónde a dónde es la medida de una caña? Desde la punta de este dedo a la punta del otro dedo abierto, o sea, la cruz es la medida de una caña, desde esta punta hasta esta punto, qué cosa! verdad? esa es la caña de medir. Y dice: “Y me habló aquel varón, diciendo: Hijo de hombre, mira con tus ojos y oye con tus oídos” porque a veces, viendo no vemos y oyendo no oímos, no entendemos, pero aquí dice: mira con tus ojos, el que tiene ojos, el que tiene oídos para oír, oiga, “y pon tu corazón” porque si uno no pone su corazón en esto, no entiende nada, es tan complicado esto, si no ponemos el corazón, pasamos el capítulo y lo dejamos ahí, hay que poner el corazón a lo que Él va a hablar, “y pon tu corazón a todas las cosas que te muestro; porque para que yo te las mostrase has sido traído aquí”, o sea, Dios lleva a las personas para mostrar lo que está en el corazón de Dios, lo que Dios nos quiere hablar, tener ojos para ver, oídos para oír y poner el corazón en entender, “porque para que yo te las mostrase has sido traído aquí. Cuenta todo lo que ves a la casa de Israel”. La casa de Israel en plena Babilonia, en pleno cautiverio, todavía ni siquiera llegaba a la mitad del cautiverio, estaba en el año 25 y es el año 35, la mitad del cautiverio y Dios está con esto en el corazón y le dice: Ezequiel, yo te voy a mostrar detalle por detalle, pero tú se lo tienes que contar a la casa de Israel, Dios quiere que su pueblo le entienda, otras cosas el pueblo no entiende porque no le importan, no le importa lo que a Dios le importa; a veces esa es la raíz de muchos problemas, que no nos importa lo que a Dios le importa, nos importan otras cosas, otros motivos ocultos que están detrás de muchas cosas que se hacen. Y entonces dice aquí en el verso 5: “Y he aquí un muro”, ay! por dónde empieza? Ezequiel comenzó describiendo desde adentro para afuera, pero ahora están en el cautiverio entonces hay que empezar de afuera para adentro, porque cuando las cosas están en su normalidad empiezan desde el arca, verdad? y se pasa a la mesa de los panes y al candelero y al altar de oro y después al altar de bronce, y a la pía o lavacro, pero aquí no, ellos están en cautiverio y están en cautiverio porque no guardaron el modelo de Dios y al no guardar el modelo de Dios quedaron fuera del muro, entonces empieza a mostrar que hay un muro de separación y hay que poder cruzar ese muro por la puerta y la puerta tiene ciertos detalles para poder llevarnos detrás del muro, si no, nos quedamos afuera, entonces empieza por el muro; el muro es el que hace separación, el muro es para eso, para separar lo santo de lo profano, lo de Dios de lo del hombre, lo del espíritu de lo de la carne o del alma, por eso hay un muro. Uno pensaría: pero Señor, porqué pones muro en tu ciudad? Acaso Nehemías que vino después de Ezequiel, no le puso Dios en el corazón, restaurar el muro, porque el muro es el que hace diferencia entre lo santo y lo profano, Dios es santo y por eso Dios puso un muro, para que lo que no es santo, quede afuera, y sólo lo santo por la puerta que es Cristo, entre. Entonces aquí Dios empieza a mostrar el muro de la casa de Dios, quién iba a empezar que el templo es la casa de Dios? Es el deseo de Dios que todo el mundo entre en su casa, ve por los caminos y por los vallados, y fuérzalos a entrar para que se llene mi casa, pero no de cualquier manera, llegó una persona sin vestiduras y quería entrar al banquete y qué haces aquí? Y se quedó callado, no tenía nada que decir, no tenía las vestiduras, las vestiduras se le daban en la puerta a todos los invitados, las vestiduras eran un presente del dueño del banquete de la casa y por qué ese hombre no tenía las vestiduras? Porque no había entrado por la puerta. Qué haces aquí? Por dónde entraste? Se quedó callado, entonces lo tuvieron que amarrar los ángeles y sacarlo porque no entró por la puerta. Cuanta gente quiere estar en medio del pueblo del Señor pero sin hacerlo en Cristo, imposible! O sea que hermanos, lo primero que esta visión nos muestra, es el muro. Fíjense que el segundo templo lo primero que nos muestra es el altar y después los fundamentos, y después la casa, pero aquí no, éste es el templo del milenio, entonces empieza por el muro. Dice el verso 5: “Y he aquí un muro fuera de la casa; y la caña de medir que aquel varón tenía en la mano era de seis codos de a codo y palmo menor;” un codo es la medida desde el codo hasta la punta del dedo del corazón, y el palmo menor es esta parte de la mano aquí; el palmo mayor es éste, desde aquí hasta aquí, este es el palmo mayor, pero el palmo menor es éste, que curioso que ahora en el milenio se le añade a los codos, que antes hablaba de la casa de Dios, sólo de codos. Cuando estudiamos aquí el templo, veíamos era los codos, los sesenta codos de largo, los veinte codos de ancho, los treinta codos de altos, pero aquí a los codos, se les añadió un palmo, es muy significativo porque ese palmo menor era el que había en la mesa de los panes de la proposición para que los panes no se cayeran, estaba la cornisa que era de un palmo menor. El Señor qué dijo? Que los suyos están en su mano, que no pueden caer. Cuando era la época de la iglesia, eran sólo codos, pero ahora para el milenio que es con los vencedores, se le añade al codo, un palmo, la medida es la medida de los vencedores, de los que perseveraron, de los que se mantuvieron en las manos del Señor, nadie los arrebatará de mi mano como las estrellas en su diestra, entonces es curioso este detalle que ahora se le añade un palmo menor al codo, o sea que es una medida mayor la del milenio que la de la iglesia porque ahora es la de los vencedores, la casa de Dios, entonces ya el muro se está viendo que es un muro, que no es sólo con codos sino que al codo añadió un palmo menor, las palmas del Señor, eso es lo que representa ese palmo menor, la cornisa de la mesa. Si se trasladaba la mesa porque había que trasladarla y qué tal que se fueran a un lado uno de los levitas, salían los panes y se caían de la mesa, pero como había una cornisa y esa cornisa era un palmo menor, no dejaba caer los panes de la mesa, ese es el cuidado del Señor, de preservar a los suyos, para que perseveren hasta el fin, sean vencedores, entonces hay que añadirle al codo, el palmo menor. Seguimos leyendo en el verso 5, ahora dice que la caña tenía seis codos, de a codo y palmo menor, es como decir, si dice seis codos, cada uno de los codos de esos seis, es un codo distinto al codo normal, es un codo agrandado, un codo con palmo, o sea es otro codo mayor, es decir, que si este codo era 45, éste debe ser 50, hablando de centímetros nosotros aquí como para entender y eran seis, seis es el número del hombre, pero en este caso cuál es ese hombre? el hombre perfecto, el varón perfecto, ese es el muro de la ciudad, lo que es de Él, está adentro, lo que no es de Él, está afuera, no es cualquier hombre, es un codo agrandado por un palmo menor y seis de esos codos, o sea, imagínense que el codo normal tiene 45, digamos, el codo agrandado puede tener 50 o algo parecido y son 6, entonces son como treinta metros porque un codo agrandado es medio metro, entonces si son 6 codos, son tres metros, entonces la caña en este caso era de tres metros porque dice así: “la caña de medir que aquel varón tenía en la mano era de seis codos de a codo y palmo menor; y midió el espesor del muro, de una caña, y la altura, de otra caña”, entonces fíjense que la altura y el espesor eran iguales, no era un muro chiquitito, era un muro para que pudiera pasar los carruajes por encima del muro. Si el muro no tenía la suficiente anchura, no pasaban los carruajes del rey, ni siquiera de los guardas, entonces la anchura del muro era también una caña, esa caña nos habla del Señor, Él es la medida, Él es la medida del varón perfecto, lo ancho del muro, por eso ahí habla de otros muros. Ezequiel nos habla también de otros muros, allá en el capítulo 13, el de la falsa profecía. Vamos a mirar esos otros muros, vamos a marcar aquí y vamos al capítulo 13 porque todo esto estaba en el mismo rollo que se comió Ezequiel al principio, entonces miren lo que dice desde el verso 8, viene hablando de lo que es falso, de lo que no es legítimo, incluso visiones y experiencias carismáticas pero que no son del Espíritu Santo, sino del corazón y de otros espíritus, incluso en el ambiente mágico, entonces leamos desde el 1 para que nos quede más claro: “Vino a mi palabra de Yahveh, diciendo: Hijo de hombre, profetiza contra los profetas de Israel que profetizan, y di a los que profetizan de su propio corazón: Oíd palabra de Yahveh. Así ha dicho Yahveh Adonai: ¡Ay de los profetas insensatos, (o sea, que no ejercitan sus sentidos) que andan en pos de su propio espíritu, y nada han visto! (o sea, personas que entran en cosas misticoides, que no es la mística plena del Espíritu, sino gente que se mete en ese mundo) Como zorras en los desiertos fueron tus profetas, oh Israel (las zorras, tipifican la astucia, pendiente del momento, al acecho, para asaltar, para robar, el carácter de los que andan en astucia, es la zorra) No habéis subido a las brechas, ni habéis edificado un muro (se dan cuenta, vamos a ver esto del muro) alrededor de la casa de Israel, para que resista firme en la batalla en el día de Yahveh” o sea que la batalla va a requerir de un zipote muro, como decimos aquí en Colombia por la costa, verdad? tremendo muro, para que resista en el día de la batalla que se nos está viniendo encima; sin este muro no se resiste; si todo es puramente sentimientos, emociones que suben y bajan como un ascensor, cuando llegue la hora de la prueba, eso no aguanta, entonces dice aquí: “Vieron (pero qué vieron?) vanidad y adivinación mentirosa (por eso dice: nada vieron, o sea que lo que vieron era mentira, eran adivinaciones, no era una verdadera revelación de Dios, no era un verdadero toque de Dios, sino un ambiente meramente emocional y abierto a los espíritus de los aires) Dicen: Ha dicho Jehová y Jehová no los envió; con todo, esperan que él confirme la palabra de ellos (o sea, están autoengañados con sus propias profecías) ¿No habéis visto visión vana, y no habéis dicho adivinación mentirosa, pues qué decís: Dijo Yahveh, no habiendo yo hablado? (atribuyéndole a Dios cosas, sin que Dios haya dicho nada) Por tanto, así ha dicho Yahveh Adonai: Por cuanto vosotros habéis hablado vanidad, y habéis visto mentira (no que no vieron, pero era mentira lo que vieron, entonces de que fuente viene?) Por tanto, he aquí yo estoy contra vosotros, dice Yahveh Adonai. Estará mi mano contra los profetas que ven vanidad y adivinan mentira; no estarán en la congregación de mi pueblo, (ahí está el muro) ni serán inscritos en el libro de la casa de Israel, ni a la tierra de Israel volverán; y sabréis que yo soy Yahveh Adonai” Aquí habla de Yahveh Adonai porque está hablando de su pueblo, Adonai es el marido, el Señor celoso, por eso habla de muro. Verso 10: “Sí, por cuanto engañaron a mi pueblo, diciendo: Paz, no habiendo paz y uno edificaba la pared (pero miren que clase de pared era) y he aquí que los otros la recubrían con lodo suelto, (eso no es el muro que tiene la misma anchura y la misma altura para que el carruaje del rey pase por el muro, la medida de la estatura del varón perfecto, una caña) di a los recubridores con lodo suelto, (hay que hablar esto) que caerá; vendrá lluvia torrencial, y enviaré piedras de granizo que la hagan caer, y viento tempestuoso la romperá (y hace poco hubo aquí en Bogotá y se están volviendo más común estas granizadas, ay hermanos! Para mi todo eso son advertencias y saben cuál fue la parte de Bogotá más afectada? Teusaquillo y Galerías, que es de Teusaquillo, todo eso, Dios tenga misericordia! Hay que buscar a Dios) Y he aquí cuando la pared haya caído, ¿no os dirán: ¿dónde esta la embarradura con que la recubristeis? (que diferencia esta embarradura con el muro de la casa de Dios, qué diferencia!). “Por tanto, así ha dicho Yahveh Adonai: Haré que la rompa viento tempestuoso con mi ira, y lluvia torrencial vendrá con mi furor, y piedras de granizo con enojo para consumir. Así desbarataré la pared que vosotros recubristeis con lodo suelto, (es decir, meramente lo humano, ese es el lodo, fuimos hechos de lodo, de carne, nuestra carne es el lodo, todo lo que nace sólo de nuestra carne) y la echaré a tierra, y será descubierto su cimiento, y caerá, y seréis consumidos en medio de ella; y sabréis que yo soy Yahveh. Cumpliré así mi furor en la pared (porque no es el muro qué Él planeó, es pura vana profecía, son emociones, son obsesiones) y en los que la recubrieron con lodo suelto; y os diré: No existe la pared, ni los que la recubrieron, los profetas de Israel que profetizan acerca de Jerusalén, y ven para ella visión de pez, no habiendo paz, dice Yahveh Adonai. Y tú, hijo de hombre, pon tu rostro contra las hijas de tu pueblo que profetizan de su propio corazón, y profetiza contra ellas, y di: Así ha dicho Yahveh Adonai (miren la magia aquí, qué cosas éstas que suceden en el mundo espiritual, pero no espiritual de Dios, existe hechicería para cazar las almas, para controlar a las personas, inclusive con fetiches, con cositas, con manillas, velos y cosas, existe ese mundo, mírenla acá) ¡Ay de aquellas que cosen vendas mágicas para todas las manos, y hacen velos mágicos para la cabeza de toda edad, para cazar las almas! (eso es brujería, hechicería) ¿Habéis de cazar las almas de mi pueblo, para mantener así vuestra propia vida? (Hermanos: si un muro firme, ese mundo de hechicería y de manipulación, de sugestiones y cosas con espíritus, es terrible, pero una embarradura no puede enfrentar estas cosas, tiene que ser Jesucristo, el muro con la caña de ancho) ¿Habéis de cazar las almas de mi pueblo, para mantener así vuestra propia vida?” porque mucha gente dice: venga acá y yo le traigo la persona que quiera, no es así? Y hacen sus ritos, sus pasos y cosas, y a veces lo cristiano se empieza a mezclar con eso, con piedritas, con florecitas, con granitos de sal como pasa, no voy a decir nombres propios, en muchos lugares. Sigue diciendo el verso 19: “¿Y habéis de profanarme entre mi pueblo por puñados de cebada y por pedazos de pan, matando a las personas que no deben morir, (porque cuando no se está en la luz, se matan los que no deben morir y se apoya a los que deben morir, cuando no se está en la luz, sino en la emoción, en la penumbra) y dando vida a las personas que no deben vivir, mintiendo a mi pueblo que escucha la mentira? Por tanto, así ha dicho Yahveh Adonai: He aquí yo estoy contra vuestras vendas mágicas, con que cazáis las almas al vuelo; (esas son brujas que salen en cuerpo astral, pasó cuando mataron a Lady Di allá en el túnel, había algunos ocultistas queriendo cazar el alma, como lo explican los mismos que estuvieron cerca del asunto. Hay tanta cosa que no sabemos, hay hasta vampiros síquicos que te absorben la energía, no vamos a hablar de esto, pero existe un mundo maligno que sólo es mantenido fuera por el muro de Dios que es Cristo) He aquí yo estoy contra vuestras vendas mágicas, con que cazáis las almas al vuelo (almas cazadas por gente en cuerpo astral volando como brujas) yo las libraré de vuestras manos, y soltaré para que vuelen como aves las almas que vosotras cazáis volando (la palabra de Dios nos revela que existe ese mundo). Verso 21: “Romperé asimismo vuestros velos mágicos, y libraré a mi pueblo de vuestra mano, (porque la gente está como obnubilada, manipulada) y no estarán más como presa en vuestra mano; y sabréis que soy Yahveh”. Aleluya! Cuando Él nos salve de esto. “Por cuanto entristecisteis con mentiras (porque eso es lo que caracteriza el salir de la verdad y entrar en la penumbra) el corazón del justo, al cual yo no entristecí, y fortalecisteis las manos del impío para que no se apartase de su mal camino, infundiéndole ánimo, (no hay que animar a quien está en malos caminos) por tanto, no veréis más visión vana, ni practicaréis más adivinación; y libraré mi pueblo de vuestra mano, y sabréis que yo soy Yahveh”. Luego sigue con muchas otras cosas, miren los títulos de los siguientes capítulos: Juicio contra los idólatras que consultan al profeta. Justicia del castigo de Jerusalén. Jerusalén es como una vid inútil. Infidelidad de Jerusalén, para que más seguimos leyendo, verdad? Volvamos entonces hermanos al capítulo 40, vamos a avanzar un poquito, quizá no podamos terminar todo el capítulo, pero vamos a llegar a un punto donde podamos dejar. Antes de comenzar a describir los detalles, vamos a ver la parte del muro. Estamos allí en el verso 5: “Y he aquí un muro fuera de la casa; y la caña de medir que aquel varón tenía en la mano era de seis codos de a codo y palmo menor; y midió el espesor del muro, de una caña, y la altura, de otra caña. Después vino a la puerta que mira hacia el oriente, y subió por sus gradas, y midió un poste de la puerta, de una caña de ancho, y el otro poste, de otra caña de ancho” Así que ahora nos toca la puerta, entonces vamos a quedarnos en el muro porque si no la puerta, nos va a llevar otra reunión. Vamos a parar aquí. Señor: tú eres santo, ten misericordia de nosotros, darnos corazón recto, puro, sencillo, guárdanos Señor para no hablar para otros, sino para nosotros mismos, para mi mismo, que tu palabra la quiero en mi corazón para mí, guárdanos Señor, Señor en estos días Bogotá ha conocido ciertas granizadas que han hecho daño y están justamente, en estas localidades por aquí alrededor; si esa es una señal, un llamado de atención a nosotros, Señor, abre nuestros ojos, concédenos entenderte a ti, concédenos arrepentirnos, ser limpios por tu sangre y caminar contigo. Señor, queremos estar protegidos por tus manos, no queremos Señor, estar fuera sino adentro, en el nombre de Jesús, amén! Transcripción: Marlene Alzamora Para revisión del autor 12

Blog alojado en ZoomBlog.com